martes, 6 de febrero de 2018

Summoned Slaughterer. Capítulo 59


Autor: Ido Masayoshi
Traductor ingles: Infinite Novels Translations
Traductor español: Errdex

Algun dia todos seremos libres

Después de que recuperaran la conciencia y entraran en un estado de agotamiento donde no era posible decir si estaban a salvo, los soldados de Horant escaparon sucesivamente del efecto de la poción mágica.
En total fueron 252. Cuando por fin todos habían recuperado la conciencia, los caballeros estaban completamente agotados.

『Por el momento serán puestos en arresto domiciliario bajo nuestra supervisión en una posada reservada, pero... 』 (Sabnak)

Sabnak visitó la mansión de Biron y le dio un informe de la situación. Debido a que llego inmediatamente después de que se recuperara el último soldado, sus ojos tenían unas profundas ojeras.

『Gracias por tu trabajo. En cuanto a su tratamiento, si los liberamos o los esclavizamos arbitrariamente, tendrán miedo. 』 (Biron)

『Vine para darte este informe. Pero, sería genial si las cosas terminaran lo más pacíficamente posible. 』 (Sabnak)

『Todo estará bien. De cualquier forma, son candidatos para unirse a la población de su territorio, por lo que el Conde Touno cuidara de los soldados de Horant. 』 (Biron)

Biron habló de la posibilidad de enviarlos al territorio antes mencionado, donde, lejos de ser tratados terriblemente, serán bienvenidos con entusiasmo. Con una expresión sonriente, Biron miro hacia un lugar lejano.

『... Ciertamente, en el territorio de Hifumi, el sustento de la población se ha vuelto abundante. Al tener una gran popularidad entre la población, la fama del Caballero de la espada delgada aumenta continuamente. 』(Sabnak)

『Además, gracias a los muchos miembros del personal y funcionarios civiles, las cosas relacionadas con la administración también son estables. 』, Sabnak explico los detalles del informe que recibió el Cuerpo de caballeros.

『Su población aumentará una vez más. Además, las personas provenientes de otros territorios también podrían aumentar. Independientemente de que sus acciones sean legales o ilegales. Como noble, él es ideal de cierta manera, ¿no? 』(Biron)

『Ideal... ¿De verdad? 』 (Sabnak)

Biron involuntariamente estalló en carcajadas debido a que Sabnak mostraba una expresión de desacuerdo.

『¡Ahhaha! Eso no quiere decir que quiera andar matando gente como él. Le tengo envidia ya que puede sumergirse en las cosas que le gustan mientras enriquece las finanzas públicas y la población de su territorio. A eso me refiero. 』(Biron)

『Después de todo, cualquier tipo de noble que luche contra un presupuesto financiero ajustado, querría aumentarlo de cualquier manera. A pesar de que están manejando frenéticamente el territorio, Hifumi prácticamente deja casi todas las decisiones a sus subordinados. Y, sin embargo, sin que esté en su territorio, su administración fascina más que cualquier otro. Además de eso, operan con un presupuesto desfavorable. 』, señaló Biron.

『Ya veo... 』 (Sabnak)

Si no se tomara en cuenta el extraño comportamiento de la persona, uno podría verlo como un excelente Señor feudal.

『Bueno, aunque sea un excelente señor feudal, no se puede decir que sea un buen noble. 』 (Biron)

『¿Por qué? 』 (Sabnak)

『Si fuera un buen noble, no expondría a su propio país al peligro y no mataría a la realeza de este. 』 (Biron)

Mientras Biron negaba con la cabeza con una sonrisa amarga, Sabnak se dio cuenta de que Hifumi lo había corrompido espléndidamente.


En el castillo real de Horant, el rey, Suprangel, recostando su viejo y delgado cuerpo al trono, no podía ocultar su rostro ardiendo de ira.

『Por el momento, escuchemos el informe... 』 (Suprangel)

Arrodillado frente al trono estaba el nieto del rey, Belldore.
Tenía una expresión llena de mortificación y estaba apretando los dientes, si alguien lo viera no consideraría que este hombre rudo fuera parte de la realeza.

『... 2 de los agentes encubiertos enviados a Orsongrande no han regresado. Incluso los 500 soldados, a los que les dimos la poción mágica, Elrik, fueron asesinados en combate o hechos prisioneros por el enemigo... 』(Belldore)

El rey ya había escuchado el informe hasta aquí.

『Entonces, ¿Cuál fue la causa del fracaso...? 』 (Suprangel)

La pregunta, pronunciada con una fuerte voz, ejerció una gran presión sobre Belldore.

『Eso es... 』 (Belldore)

Tragando su saliva, Belldore continuo.

『Las fuerzas militares abrumaron completamente al Segundo cuerpo de caballeros. Y todo estuvo bien hasta que decidieron convertir al Primer cuerpo de caballeros en títeres. Luego de eso, avanzaron hasta el territorio de la nación enemiga. Pero una vez que llegaron a la ciudad de Münster, los agentes encubiertos fueron derrotados, provocando que los soldados se convirtieran en muñecas sin vida... 』(Belldore)

『¿Quién los derrotó? 』 (Suprangel)

『... Un noble en ascenso de Orsongrande llamado Touno. 』 (Belldore)

El rey suspiró profundamente cuando Belldore dijo el nombre con una débil voz.

『¿No es ese el noble que dijiste que provocó problemas con Vichy? ¿No fuiste tú el que dijo que iría a la guerra contra Vichy? 』(Suprangel)

Belldore no pudo responder a la pregunta del rey. Sin que se diera cuenta, el odio hacia ese noble llamado Touno estaba surgiendo en su corazón.

『En resumen, leíste mal el escenario... En ese momento dijiste que Orsongrande nunca nos invadiría para evitar realizar operaciones militares en dos frentes, pero... como Vichy aparentemente ya perdió, no sé qué pasará con tu estimación. De acuerdo con lo que he escuchado, al hombre llamado Touno se le conoce como Caballero de la espada delgada. Aunque no se puede decir que sea alguien que tenga muchas hazañas militares... 』(Suprangel)

『¡Nunca! Según la información, el hombre llamado Touno solamente llegó a Münster con un pequeño número de personas. ¡Además, también he recibido la noticia de que el Primer y Segundo cuerpo de caballeros han sido destruidos! Por lo que la posibilidad de que vengan a invadir es... 』(Belldore)

El rey una vez más mostro una expresión sombría debido a Belldore que se puso de pie y comenzó a objetar.

『Obviamente, hemos sido engañados por el pequeño refuerzo, ¿no estás de acuerdo? 』 (Suprangel)

『Uh... P-Pero, podemos reunir soldados desde dentro de la población. Y aunque no tendrían mucho impacto, pueden ser utilizados y luego desechados... 』(Belldore)

『Si se pudiera tomar cualquier número de personas de la población, ningún estadista de ninguna nación tendría dificultades. Si la gente disminuye, los rendimientos tributarios de su trabajo también disminuirán. Para que no entiendas esto... 』(Suprangel)

Belldore se mordió la lengua debido a las palabras de reprensión del rey.

『El asunto sobre entregarte el trono se pospondrá indefinidamente. Todavía es demasiado pronto para eso. Por ahora trabaja en la preparación de las defensas. 』(Suprangel)

Cuando se le dijo que se retirara, Belldore salió de la sala de audiencias en silencio.

『Probablemente aprenderá algo de esto. No todo se mueve como uno quiere. 』 (Suprangel)

Mientras el monólogo del rey resonaba en la silenciosa sala de audiencias, los chambelanes y los funcionarios civiles no pronunciaban ni una sola palabra.


『Bueno, aquellos de ustedes que estén informados sobre las herramientas mágicas de Horant, levanten la mano. 』 (Hifumi)

Como no todos cabían en el comedor de la posada, los ex soldados de Horant fueron llevados a una plaza, en donde quedaron desconcertados por el joven, que estaba parado sobre una plataforma hecha apresuradamente, dándoles una orden sin siquiera presentarse.

『¿Quién eres tú? ¡Dinos por qué estamos aquí! 』(Soldado)

『Ah, ya veo. Alguien más les explicará más tarde por qué estan aquí, ya que es demasiado problemático. Me llamo Hifumi. Más o menos soy un noble de Orsongrande. Además, los matare, si hablan innecesariamente a partir de ahora. 』(Hifumi)

Aunque los soldados no podían comprender la directa advertencia, por alguna razón todos podían ver la seriedad en los ojos de Hifumi.
Sabnak, que había subido a la plataforma junto con Hifumi, de una forma u otra pudo mostrar una sonrisa en esa atmósfera llena de sed de sangre.

『Bueno, debido al método sugerido por él pudimos liberarlos de los efectos de la poción mágica. Según lo que sabemos, Horant los convirtió en títeres con la poción mágica, los usó y mató a muchos de ustedes. Y debido a que pudimos proteger a aquellos que sobrevivieron a la batalla, pudimos salvarlos con el método diseñado por él, Hifumi-san. 』 (Sabnak)

Los soldados se estaban mirando unos a otros debido a la explicación de Sabnak.
Aunque no lo creyeron completamente, al parecer muchos pensaron que eso podía explicar su estado actual.
Por cierto, la explicación de Sabnak contenía muchas partes que Hifumi le obligo a decir.

『Así es como es. Por lo tanto, dense prisa y cumplan mi orden. Aquellos de ustedes que sepan algo sobre las herramientas mágicas de Horant, levanten la mano. 』 (Hifumi)

Poco a poco se pudieron ver varias manos levantadas. A todos se les dijo que fueran al comedor de la posada.

『Los demás pueden preguntarle sus dudas a ella. 』 (Hifumi)

Habiendo terminado su asunto, Hifumi se dirigió rápidamente al comedor de la posada. Entonces, una mujer, con una edad en la que se consideraría como joven, subió a la plataforma frente a los soldados restantes.

『Soy la chambelán de Hifumi-sama, Origa. Permítanme, junto con mi maestro, expresar nuestra alegría por la recuperación de todos. 』 (Origa)

Ese un saludo muy educado, pero ¿Se complacerá tu maestro con eso?
Todos inclinaron sus cabezas hacia un lado.

『Todos tienen tres opciones. Primero, convertirse en un hombre libre e ir a donde quieran. Segundo, comenzar una nueva vida en el territorio de Hifumi-sama. Tercero, regresar a Horant. 』(Origa)

Origa, al ver a alguien que levantaba la mano tímidamente, sonrió suavemente.
『¿Tienes alguna pregunta? 』 (Origa)

『Umm... pensé que seríamos tratados como enemigos, pero ¿Está bien que nos liberen, sin mencionar que se nos permita regresar a nuestro país? 』 (Soldado)

『Por supuesto que sí. Sin embargo... 』(Origa)

Después de aclarar su garganta con un *ahem*, Origa continuo.

『Obviamente, no te garantizaremos nada con respecto a tu vida, incluso si eres liberado. Y aunque no hemos tomado nada de lo que llevaban, no les daremos dinero para cubrir los costos del viaje. Y en el caso de que elijan la opción de regresar a Horant... 』(Origa)

Su adorable y sonriente expresión desapareció en un instante.

『Hii... 』 (Soldado)

Alguien dejo salir un grito asustado.

『Como se convertirán en nuestros enemigos, no puedo garantizar cuántos de ustedes sobrevivirán después de cruzar la frontera. Horant desaparecerá dentro de pocos días gracias a Hifumi-sama. Durante ese período, las personas que sean una molestia serán masacradas. Y dado que todos los que vuelvan ahí, probablemente recibirán de nuevo la poción mágica y regresarán al campo de batalla, en ese momento serán asesinados inmediatamente. 』 (Origa)

『Si tienen la determinación para eso, sigan adelante y vayan a casa』, dijo Origa.

Todos quedaron sorprendidos. Incluso Sabnak, que estaba escuchando a su lado.

『B-Bueno, si vamos al territorio de Hifumi... -sama, ¿Cómo seremos tratados allí? ¿Nos convertiremos en esclavos? 』(Soldado)

Aun siendo mirado fijamente por olvidar agregar -sama al nombre de Hifumi, el joven soldado de alguna manera logró terminar su pregunta. Entonces, Origa mostró una sonrisa. Si la intensidad anterior no existiera, incluso podrían haberla considerado muy encantadora.

『Nada de eso sucederá. Una vez que se hayan registrado correctamente como ciudadanos, se les asignara un lugar de trabajo que les convenga tanto como sea posible. No hay problema si usan la casa de hospedaje de la administración del gobierno por un tiempo. Y si tienen la aspiración, incluso los podemos contratar como soldados y miembros del personal. 』 (Origa)

Los soldados comenzaron a agitarse al escuchar esa propuesta.

Un tratamiento demasiado bueno como ese, ¿no es una trampa?
Sin embargo, no tenemos otra opción.


(Bueno, así es como será, ¿cierto?) (Sabnak)

Sabnak los miro con simpatía, pero en su mayoría eran personas, que fueron alistadas.

¿No tienen familia? Parece que son personas con las mismas circunstancias que fueron reclutadas al mismo tiempo.
Como sabían que utilizarían soldados para sus experimentos humanos, probablemente eligieron a personas de las que seguramente nadie se quejaría si no regresan
, juzgó Sabnak.
Al final, todos decidieron irse a Fukaroru después de permanecer en Münster por un tiempo breve. Se dispuso que acompañarían a los soldados territoriales una vez que regresaran.

『¿Qué pasará si los soldados territoriales de Fukaroru no regresan de Horant? 』 (Soldado)

Cuando alguien hizo esa pregunta, Origa lo miró con tal presión que causó que el cuerpo del soldado se petrificara. Después, durante alrededor de 3 horas tuvieron que escuchar un discurso sobre la magnificencia de Hifumi y de la fuerza sin rival que posee. Se quedaron atrapados recibiendo otro tipo de control mental.
Después de eso, todos los ex soldados de Horant se volvieron sumisos hacia Origa.


『… Entiendo. Pueden volver con los demás ahora. Pídanle a alguien adecuado que los ponga al tanto. 』 (Hifumi)

Mientras el discurso público de Origa tenía lugar en la plaza, Hifumi estuvo escuchando en el comedor la explicación acerca de las herramientas mágicas, de los ex soldados de Horant.

En la ciudad capital de Horant, Adolamelk, las instituciones relacionadas con la investigación mágica están ubicadas en las proximidades del castillo. Excelentes magos se reunen allí. Y al parecer, el lugar en donde se recopilan todos los resultados, en materia de artes militares e investigación, es el castillo real.

Como consecuencia, los productos después de cierto tiempo son publicados para ser comercializados y otorgados a los mercaderes de Horant y algunos mercaderes de Vichy. Se ha ello de tal forma para preservar constantemente la superioridad del castillo real en la tecnología mágica.

『En otras palabras, es mejor si ignoro a las demás ciudades y me dirijo a la capital. 』 (Hifumi)

『Está bien, así no es demasiado problemático. 』, Hifumi se rio.

『Puede haber dificultades porque los soldados, que usan magia, estarán reunidos allí, pero, bueno, de alguna manera trataré con eso, supongo. Hare que la nación desaparezca deshaciéndome del rey mientras estoy en ello. Quiero ver si se iniciaría una pelea entre los líderes locales si el sistema del gobierno central terminara colapsándose. 』 (Hifumi)

Mientras se quejaba con insatisfacción de que Vichy no había caído en el caos tal y como había planeado, Hifumi ordenó una comida de la empleada de la posada.

Esta posada no es la misma en la que se está quedando Hifumi, pero como la empleada de mediana edad había recibido instrucciones detalladas y precisas del Tercer cuerpo de caballeros sobre la apariencia de Hifumi y cómo lidiar con él, rápidamente lo identifico y le trajo su orden.

Le sirvió un plato de guisado de carne cocida que contenía raíces comestibles, el cual aparentemente es una especialidad de la ciudad.

『Ya veo, ya veo. Es un poco simple, pero el sabor de las verduras es profundo. 』 (Hifumi)

Al verlo llevando las verduras a su boca con una sonrisa satisfecha y amistosa, la empleada quedó desconcertada ya que no podía imaginarlo como una persona tan aterradora.
Su impresión no concuerda con la historia sangrienta que le habían contado.

『¿Lo interrumpo? 』 (Caballero)

『He estado buscándolo. 』

La voz de un ex caballero afiliado al Segundo cuerpo de caballeros alcanzo a Hifumi. Era el mismo que lo había llamado en el momento en que el grupo de soldados de Horant dejo de moverse. Actualmente estaba ayudando al Tercer cuerpo de caballeros. Su nombre era Vaiya.

『Ah, eres tú, ¿eh? 』 (Hifumi)

『Las tropas de Conde-sama han llegado. Es solo que... la persona que dice ser la directora militar ... 』(Vaiya)

De alguna manera parecía dudar sobre si decir que Alyssa era demasiado joven.

『Ella, a pesar de su apariencia, es razonablemente fuerte ya que ha sido entrenada bajo mi guía. Hmm, bueno, también creo que su apariencia es un poco extraña. 』(Hifumi)

『Entonces... 』 (Vaiya)

『Ah, es cierto que le he confiado a Alyssa el ejército territorial. Así que lleva a los soldados a un lugar adecuado donde puedan descansar y tráela aquí. 』(Hifumi)

『Entendido. 』 (Vaiya)

Habiendo aclarado sus dudas, Vaiya le dio una enérgica respuesta.

『Disculpa por usarte aunque no seas mi subordinado. 』 (Hifumi)

『Por favor, no se moleste. Gracias a usted mi cabeza todavía está en mi cuello. Haré todo lo posible para devolverle este favor. 』(Vaiya)

Vaiya se fue con el fin de llamar a Alyssa.
Hifumi pidió otra porción de guiso para Alyssa y otros platos adicionales para él.

『Ahora bien, parece que finalmente los preparativos han sido completados. 』 (Hifumi)

Pensando en su objetivo de invadir el país de Horant, el humor de Hifumi aumento.




Anterior    | Indice |    Siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe tu opinion, sugerencia o queja del contenido para ayudarme a mejorar en las proximas publicaciones.