martes, 8 de enero de 2019

Summoned Slaughterer. Capítulo 75: Chicas soñadoras


La primera conferencia de los tres países estaba avanzando de manera en que se ignoraba a Vichy.

Ya que Hifumi solamente escuchaba, e Imeraria y Suprangel hablaban sobre los asuntos principales, la situación era que Roshi solo podía expresar sus opiniones en las pocas veces que lo tomaban en consideración.

Como resultado de esto, Orsongrande y Horant establecieron un tratado de comercio directo una vez que Horant acepto pagar cierta cantidad en compensación.

Este tratado también incluía la realización de un intercambio de información militar por medio de Hifumi.

Con respecto a Vichy, se decidió que Horant continuaría con el mismo nivel de intercambio que ya tenían, pero su derecho a monopolizar el comercio de las herramientas desaparecería.

『Tan pronto como paguen compensación, pueden solicitar una “cooperación para la paz” de parte de Orsongrande』, Imeraria dijo eso como un mensaje verbal para el comité central.

『¿Qué se incluye exactamente en esa cooperación para la paz…?』 (Roshi)

Aunque al principio hablaba apasionadamente de como terminaría las negociaciones por sí mismo, Roshi, que se había rendido por completo a medida que avanzaba la conferencia, pregunto sobre el ambiguo mensaje de Imeraria.

La cual, mostrando su mejor sonrisa, le contesto con voz monótona.

『En cuanto a la guerra de esta ocasión, nuestro país considera que el comité central es totalmente responsable de ella. Sin dejar de mencionar que la situación en que causaron innecesariamente que aumentaran las víctimas, siendo llevados al borde del colapso, sucedió a causa de que provocaron a una persona con la que no debían meterse. 』 (Imeraria)

Después de decir eso, ella dirigió una fugaz mirada hacia Hifumi, la persona a la cual no se debe provocar. Quien mostro una actitud indiferente mientras bostezaba.
Al ver eso, Imeraria soltó un pequeño suspiro.

『En cuanto a la separación de la antigua región de Vichy, incluido el comité central, exijo una compensación formal, pero por encima de eso quiero que ustedes mismos se hagan cargo de ello. No deberían tratar de usarme a mí o a mi país para recuperarse de sus propios errores, tal comportamiento me parece simplemente desagradable. 』 (Imeraria)

『Conversaremos nuevamente una vez que lleguen a la conclusión de que deberían hacer para evitar involucrarnos en los problemas de su país. 』, aclaro Imeraria.

Al escucharla, Suprangel la miro amablemente y pensó: Esa chica es muy agradable.

『Es como dice la nueva Reina. La limpieza del país es algo que debe hacer el propio país. Si pides la ayuda de alguien, naturalmente necesitaras recompensarlo por igual. 』 (Suprangel)

Aunque Roshi pidió esta conferencia para establecer los detalles de un tratado, fue expulsado suavemente de ella.

Nadie ahí noto la mirada de Hifumi sobre Roshi, mientras este decía una frase cortes y salía de la habitación completamente desanimado.

Ni la sonrisa que se formó en su rostro.


Roshi, que se dirigía hacia la sala de descanso donde lo esperaban sus asistentes, no estaba acompañado por ni una sola persona que lo guiará.

Al escuchar la declaración de la reina, Roshi no pudo tomarla como favorable, mas bien la interpreto como una prueba de que Orsongrande lo menospreciaba y, tomando en cuenta la forma en que fue tratado, sin duda ese fue su significado.

Mientras caminaba lentamente y sin decir una sola palabra, alguien llamo a Roshi.

『Disculpe, ¿Es usted el representante enviado por Vichy? 』

『Haa, así es. ¿Usted es? 』(Roshi)

Roshi, levantando su vigilancia, pregunto el nombre del hombre que apareció de repente y comenzó a hablarle.

『Soy un vizconde de Orsongrande, me llamo Leonhart. Parece estar solo, ¿qué le ha pasado a la guía de nuestro país? 』 (Leonhart)

Roshi frunció el ceño sin responder a la pregunta de Leonhart.

『Al parecer no quiere decirme que no le han asignado una guía, a alguien que vino aquí como representante de un país, ¿verdad? Este es un error de nuestra patria, no, de nuestra princesa. Cómo decirlo, ella todavía es joven, así que me disculpó por su descortesía. En su lugar, seré yo quien lo acompañe. 』 (Leonhart)

Al recibir esa disculpa, que no tenía ningún gesto de nobleza, Roshi dudo de si se estaba burlando de él.

『No, regresaré solo. Muchas gracias por su preocupación. 』(Roshi)

『No te preocupes, no hay necesidad de contenerte... Por alguna razón no pareces estar bien, ¿estas mal de salud? 』(Leonhart)

Aunque Roshi casi deja salir su disgusto, resistió con esfuerzo.

『Su Majestad la Princesa me ha tratado terriblemente en la conferencia de hace un momento. Cuando pensé en que debía informar a mi país, me sentí deprimido. 』 (Roshi)

No tenía intención de ser sarcástico, pero mis palabras terminaron pareciendo un poco maliciosas, aunque eso en realidad no importa, ¿no? Roshi se puso desafiante.

『Dios mío... entonces, si logras establecer una relación con los nobles de Orsongrande, ¿no sería posible para ti evitar quedar tan mal, Representante-dono? 』 (Leonhart)

『... ¿Qué estás tratando de decir? 』 (Roshi)

『No son pocos los nobles que han comenzado a molestarse por la conducta egoísta de la princesa. Si no te importa, hablemos de esto en otro lugar. 』 (Leonhart)

Qué sospechoso, pensó Roshi.

Aunque sin duda está usando ropa fina como se esperaría de un noble, cuando lo miro, ese hombre de mediana edad con una sonrisa apenas perceptible me da la sensación de que está ocultando algo.
Sin embargo, pensándolo de otra manera, si él se me ha acercado con la intención de usarme, podría serme útil de alguna manera.

Si regreso a mi país en este momento, me echarán la culpa de que las negociaciones con Orsongrande hayan fracasado y obviamente me transferirán a un lugar remoto.
『Bueno, entonces vayamos a la habitación que utilizaremos. Además, quiero que también les extienda sus saludos a mis asistentes. 』 (Roshi)

『De hecho, si considera los asuntos que trataremos a partir de ahora, será indispensable hacerlo. Así que vayámonos. 』(Leonhart)

Roshi pensó que la sonrisa del noble era sospechosa, pero no se dio cuenta de que él también mostraba la misma sonrisa.


『El vizconde Leonhart ha entrado en contacto con el enviado de Vichy. Se dirigieron hacia la habitación en donde sus asistentes lo esperaban. Creo que es probable que lleven a cabo algún tipo de negociación. 』

El Capitán Lotomago, quien recibió el informe en su oficina, asintió sin mostrar ninguna reacción en particular.
Al ver eso, el caballero continúo su informe.

『En el informe del Vice capitán de la Guardia real, Vaiya, se mencionó la posibilidad de que el representante Roshi fuera asesinado por sus asistentes... también se mencionaba que la Guardia real estaría observando atentamente, pero... eso dará como resultado la realización de un crimen dentro del castillo, ¿cierto? Aunque no pertenecen a la facción principal, existe la posibilidad de que los nobles de nuestro país sean arrastrados a esa situación. Si desplegamos a la Orden de caballeros... 』

『Balzephon.』 (Lotomago)

El caballero, que comenzó a emocionarse mientras hablaba, se quedó callado en cuanto Lotomago dijo su nombre.

『Escuche tu informe. Pero no tengo intención de escuchar tu opinión. Los asuntos dentro del castillo son decididos por Imeraria-sama y la Orden de caballeros real. 』(Lotomago)

『Sin embargo... 』 (Balzephon)

『Regresa a tu deber. Es bueno que informaras sobre algo que viste por casualidad. Pero, como nuestra tarea principal es terminar la ceremonia de coronación de forma segura, tenemos que vigilar las cosas fuera del castillo. 』 (Lotomago)

『... Entendido. 』 (Balzephon)

Balzephon ha salido de la habitación de mala gana. Sin embargo, me dirigió una mirada llena de odio, aunque solo fue por un instante, pensó Lotomago.

Incluso Vaiya, quien entro cuando el salía, recibió la misma mirada, pero Vaiya, al ser visto por atrás, no se dio cuenta.

『Disculpe mi intromisión, Capitán Lotomago... ¿Le está yendo bien a Balzephon en su nueva misión? 』 (Vaiya)

『¿Lo conoces? 』 (Lotomago)

Lotomago, instándolo a tomar asiento, le dijo a la sirvienta que trajera té.

『Por supuesto. Los dos estuvimos en el Segundo cuerpo de caballeros. El tiempo en que fuimos reclutados fue casi el mismo... ¿Pasó algo con él? 』(Vaiya)

『No, solo estaba un poco preocupado. Dejando eso de lado, ¿no estabas monitoreando a los enviados de Vichy? 』 (Lotomago)

『Estamos alternando el personal cada cierto tiempo. No hay personas que puedan mantenerse concentradas durante muchas horas. Además, si te mantienes quieto en un lugar oscuro y angosto, terminaras sintiéndote deprimido. 』(Vaiya)

Vaiya se río y recibió el té negro ofrecido por una sirvienta. La sirvienta, a quien le mostro una sonrisa, le sonrió con una cara ligeramente roja y regresó a una esquina de la habitación.

『Significa que sucedió algo para que el enviado de Vichy hiciera un movimiento.』 (Vaiya)

『En efecto. El vizconde Leonhart contactó a Roshi, quien fue expulsado de la conferencia. Parece que fueron a la habitación de descanso asignada a Vichy, solamente me informaron hasta ese punto. 』 (Lotomago)

『Hicieron un movimiento, ¿eh? Fue más rápido de lo que pensaba. 』(Vaiya)

『¿Qué? ¿Entonces lo sabías? 』(Lotomago)

Vaiya se disculpó con Lotomago, quien suspiro con una mirada cansada.

『Hemos monitoreado hasta el punto en que sabemos que los restos de la facción del príncipe, incluido el vizconde Leonhart, están planeando crear un vínculo con Vichy... Aunque, debido a la conferencia de hoy, no lograrán nada, incluso si pudieran lograr esa conexión. 』 (Vaiya)

Vaiya estaba bebiendo el té negro con una atmósfera calmada, pero Lotomago, recordando la mirada de Balzephon, sintió una desagradable sensación de incomodidad.

『Ya que no sabemos cuándo podría suceder un alboroto, seguiremos observando.』, agradeciendo el té, Vaiya salió de la oficina de Lotomago.

Reflexionando consigo mismo, Lotomago se levantó lentamente, después de clasificar los documentos que tenía delante, y se fue hacia algún lado.


Debajo del balcón del frente del castillo, hay una plaza, que los turistas y residentes locales usan habitualmente como lugar de relajación. Durante los últimos días, esa plaza ha sido cerrada para el público en general y varios soldados comprueban si hay personas sospechosas mientras avanzan en su recorrido.

Aquellos, que a veces intentan pasar, como mercaderes que vienen a entregar bienes al castillo, reciben una inspección más estricta de lo habitual en un lugar más alejado del castillo, como de costumbre. Pero todos ellos aceptan obedientemente las inspecciones con un "No se puede evitar" escrito en sus caras.
Si se mira hacia la ciudad desde esa plaza, se puede ver que hay muchos más puestos de comida que de costumbre en lugares que no pertenecen a la plaza.

A tal punto, que hasta parece que la densidad de la población de la ciudad había aumentado.

Hifumi, que estaba apoyado en la barandilla del balcón, miraba inexpresivamente la actividad de esa gente.
Aunque los estaba mirando, él no era consciente de ellos.
Se encontraba en medio de su meditación diaria, estaba recordando a los hombres y mujeres que había asesinado hasta ahora. Reflexionando lentamente sobre sus momentos finales, expresando su gratitud en su mente.
Tenía la premonición de que de nuevo mataría a más personas dentro del castillo, en la ceremonia de coronación mañana o antes de eso. Naturalmente, una sonrisa apareció en su rostro.

Como persona que sigue el camino de las artes marciales, esto es algo alegre. Hasta ahora he matado a muchas personas. Pude demostrar que las técnicas que he pulido funcionaban espléndidamente. E incluso después de esto, también mataré a mucha gente más, supongo.

Mientras pensaba en eso, su mente estaba en estado de calma. Como la superficie del agua sin una sola ondulación, un suave estado de ánimo se esparcía por su pecho.

De repente, Hifumi levantó su rostro y miró hacia el oeste.

En el otro lado de la ciudad, poco antes del horizonte, hay un área de pradera, donde vive la raza de hombres bestia, según me dijo Sabnak anteriormente. Y en el bosque contiguo hay elfos.
Además, parece que hay países donde viven los humanos, incluso más allá de esa pradera.
Escuché que los hombres bestias son fuertes.
Me pregunto qué estilo de lucha usan.
¿Usan armas? ¿colmillos y garras? Me pregunto si habrá algunos que puedan volar.


『Eso es. Iré a la pradera una vez que la ceremonia de coronación haya terminado. 』(Hifumi)

Compraré mucha comida, la almacenaré, compraré un caballo e iré solo. Estará bien si dejo los asuntos del territorio al grupo de Kaimu. También hare que Pruflas haga otra arma.
Era como si estuviera esperando un picnic.

『Hifumi-san. 』 (Alyssa)

Era Alyssa entrando al balcón.
Con sus pupilas azul hielo brillando con su cabello rojo y rizado, rio alegremente.

『De alguna manera pareces feliz. ¿Pasó algo bueno? 』(Alyssa)

『¿Algo bueno? Solo hay cosas buenas desde que vine a este mundo. Pero, supongo que estoy esperando las cosas agradables que vendrán a partir de ahora. 』(Hifumi)

『¿Es así? 』 (Alyssa)

Saltando sin esfuerzo, se sentó junto a Hifumi.



『El rey-sama de Horant regresará a su país una vez que la ceremonia de coronación haya terminado. Luego regresaré a Fukaroru. 』(Alyssa)

『Ya veo.』 (Hifumi)

『¿Hay algo que deba hacer cuando regrese? 』 (Alyssa)

Ella viene preguntando con tal familiaridad que parecería que solamente estaba ofreciendo su ayuda, pero a pesar de que pudiera parecer así, esa era una reunión entre un el señor feudal y el que está a cargo de sus asuntos militares. Pero ambos consideraban que estaba bien así.

『Veamos. Ya que dentro de poco probablemente habrá monstruos poderosos cerca de Fukaroru, seguro será necesario que se preparen para enfrentarlos. Como también iré a Fukaroru, te instruiré en el lugar. 』(Hifumi)

『UH Huh. Me pregunto si Origa-san está bien. 』(Alyssa)

『Bueno, lo más seguro es que esté bien. Como probablemente regrese a Fukaroru dentro de poco, está bien que escuches varias historias de ella, cuando regrese. 』(Hifumi)

『Como la situación varía dependiendo de si tu oponente es humano o monstruo, las historias de Origa, quien lo experimentó por si misma, podrían ser de utilidad como referencia para las tropas. 』, dice Hifumi.

Asintiendo obedientemente, Alyssa se rió y dijo 『Estaría bien si regresara rápidamente. 』.

『Hifumi-san, ¿harás tu trabajo como señor feudal-sama después de regresar al territorio? Como parece que Phyrinion-san se va a casar, ya no podrá trabajar más. 』 (Alyssa)

『Para cosas como la administración de un territorio, la parte superior se convierte en decoración cuando el personal crece. Por lo tanto, planeo ir a buscar cosas interesantes. 』(Hifumi)

『Las cosas interesantes de las que estás hablando, Hifumi-san... 』 (Alyssa)

Alyssa se detuvo y una expresión difícil de entender se mostró en su rostro.

No tengo intención de criticar directamente las preferencias de Hifumi. Y también estoy agradecida por ser rescatada, pero no creo que quiera matar activamente por el bien de Hifumi tal como Origa lo hace.
『Oh, bueno, primero disfrutaré de las cosas que sucederán a partir de ahora. Está bien que te apegues a Sabnak. Puede darte experiencias interesantes. 』(Hifumi)

『Entendido. Salúdame una vez vuelvas a Fukaroru, ¿de acuerdo? Es desagradable quedarse atrás. 』(Alyssa)

Alyssa saltó rápidamente de la barandilla y se alejó en un abrir y cerrar de ojos.

『Bueno, creo que debería dormir un poco antes de que sea demasiado tarde. 』 (Hifumi)

Recuperando un bollo dulce de su almacenamiento oscuro, Hifumi silenciosamente desapareció dentro del castillo mientras masticaba.



Anterior    | Indice |    Siguiente

Comentarios (5)
-
  1. Simplemente Muchas Gracias Por El Capitulo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el capitulo ❤ .

    ResponderEliminar
  3. disculpa bro este capítulo dentro de que volumen se encuentra? muchísimas gracias por está gran novela

    ResponderEliminar