viernes, 29 de marzo de 2019

Summoned Slaughterer. Capítulo 77: Mal día
A causa de un extraño ruido que se pudo escuchar al otro lado de la pared, Lotomago noto cierta anormalidad.

Y posterior a ese sonido de algo duro golpeando la pared, el silencio envolvió la habitación.

Lotomago era consciente de los caminos ocultos que existían al otro lado de la pared, incluso sabía que a veces pasaban por ahí miembros de la Orden de caballeros real.

Sabnak le había pedido permiso para usar esos caminos para moverse dentro del castillo, y él estuvo de acuerdo.

『¿Hay alguien ahí? 』 (Lotomago)

Lotomago, sintiéndose inquieto por no recibir respuesta, se puso de pie. Le dijo a la criada que saliera de la habitación y llamara a algunos caballeros, pero ya era demasiado tarde.

『Disculpe, capitán. 』

En ese momento 3 caballeros entraron sin permiso a la sala.

Todos ellos tenían sus espadas desenvainadas, y uno de ellos obligo a la sirvienta a sentarse en un rincón de la habitación.

Después de dirigir una fugaz mirada hacia Lotomago, la sirvienta hizo lo que le ordenaron.

Luego, cinco caballeros salieron del camino oculto, uno de ellos tenía su armadura bañada de sangre.

『... Entiendo la situación, así que, ¿Qué es lo que quieren? 』 (Lotomago)

『Bueno, es algo simple. Queremos que te quedes aquí hasta que todo haya terminado, incluso cuando hayas perdido tu posición de capitán. Esa será tu ultima tarea. 』

El caballero, que entró primero, explico con calma. Riéndose con desprecio al notar que la visión de Lotomago estaba dirigida al caballero con la armadura bañada de sangre.

『Ya que había dos caballeros en el otro lado de la pared pretendiendo ser tus guardias, nos deshicimos de ellos. 』

『Bastardos... 』 (Lotomago)

『Uh-oh, no tiene sentido que te resistas. 』

Sosteniendo la espada que tenia en su mano contra la garganta de Lotomago, el caballero dijo:

『Si no te opones a nosotros te liberaremos a ti y a esa sirvienta, después de que pierdas tu posición. Además, si te resistes perderemos nuestra libertad de acción, por lo que tendríamos que cambiar nuestra forma en que los tratamos, no solo a ti, sino también a Imeraria-sama. 』

Al mirar a la sirvienta, que estaba sentada llena de miedo, Lotomago suspiró y volvió a sentarse en su silla.

『No sé lo que planean, pero... Balzephon, ¿eh? 』 (Lotomago)

『Eh, parece que te has dado cuenta de algo. Sin embargo, no es necesario que pienses en cosas innecesarias. Por favor, espera obedientemente hasta que cambiemos este país y comience una nueva era. 』

Los caballeros intrusos estaban sonriendo ampliamente mientras rodeaban a Lotomago.

Lotomago suspiró y cerró los ojos.

『Al parecer no hay nada que pueda hacer para cambiar la situación actual. Como dijiste, tendré que esperar. 』(Lotomago)

『Una sabia elección. 』

Los caballeros, confirmando que no había armas cerca de Lotomago, salieron de la habitación dejando solamente a 3 de ellos.

Lotomago, que observaba sus acciones en silencio, no pudo evitar pensar en el destino de esos tontos.

Ayer, sintiéndose inquieto por el comportamiento de Balzephon, Lotomago lo discutió con Hifumi.

Aún recuerda la expresión que mostro en ese momento.

No dijo nada más que “Entiendo.”, pero su expresión reflejaba una inocente sonrisa tal y como la de un niño que acababa de recibir un regalo.


『¡Ahhahha! 』

Al escuchar de repente la risa del otro lado de la pared, Suprangel, que estaba teniendo una amistosa conversación con Nelgal, salto sorprendido.

『... ¿Están organizando una fiesta en la habitación de al lado? 』 (Suprangel)

『No lo sé, pero... 』 (Nelgal)

¿Acaso este tipo es tan serio que no reconoce una broma? Suprangel se quejó.

Aun cuando pregunto a las sirvientas que estaban dentro de la habitación, al parecer estas tampoco sabían las circunstancias.

Sin saber que hacer, Suprangel y Nelgal esperaron pacientemente dentro de la habitación. Poco después, alguien toco la puerta, los que entraron fueron los soldados liderados por Alyssa.

『Hola, Rey-sama. 』 (Alyssa)

『Oh, la joven de Fukaroru, ¿eh? ¿Qué demonios está pasando? 』(Suprangel)

Al parecer, a Suprangel le gustaba la sencillez de Alyssa, ya que mostro una expresión como la de un anciano bondadoso hacia ella.

La primera vez que mostro esa expresión, los sirvientes de Horant y Nelgal quedaron sorprendidos, pero a este punto ya lo habían aceptado.

『Umm~ Hifumi-san me dijo que se estaba iniciando una "rebelión". Vinimos a proteger al Rey-sama. 』(Alyssa)

『¿Rebelión? ¿Aunque un rey de un país extranjero está aquí? Oh bueno, es porque muy repentinamente. Podré sentirme seguro, si este grupo de jóvenes me protege. 』 (Suprangel)

『Está bien. Directora militar Alyssa-dono, por favor trate bien a nuestro rey. 』 (Nelgal)

Nelgal, que se levantó rápidamente, hizo una profunda reverencia hacia Alyssa, que era dos cabezas más pequeña que él.

『Está bien, no es solo al rey-sama. Nos han dicho que los protejamos a todos. Para empezar, las personas que estaban espiándolos ya no están aquí. 』 (Alyssa)

Cuando Alyssa dijo eso, los soldados territoriales de Fukaroru mientras se reían entraron a la habitación a través de una puerta oculta arrastrando a dos caballeros.

『¡Ah, directora! Hemos eliminado al enemigo y ganado el control total sobre el camino oculto. Estos tipos tenían tantas aberturas que daban ganas de reír, en comparación con Lord-sama』

『... Creo que estás cometiendo un error al compararlos. Por favor continúen resguardando el camino oculto, ¿de acuerdo? Además, aten a los caballeros y colóquenlos en el camino. Lo mismo para los demás, actúen según lo planeado. 』(Alyssa)

『¡Entendido! 』

『Al fin tenemos un combate real después de hacer turismo en Horant.』

Los soldados conversaban ociosamente mientras protegían el exterior y el interior de la habitación.

Al oír eso, Nelgal frunció el ceño.

『... ¿Camino oculto? ¿Nos estaban vigilando? 』(Nelgal)

Hacia Nelgal, quien pregunto intentando someter su ira, no fue Alyssa quien contesto, sino Suprangel que se movió y le dio un puñetazo desde arriba en la cabeza. (Nota: Se trata del puñetazo en la cabeza que se ve frecuentemente en mangas y animes como castigo para alguien que hace un comentario grosero.)

『¡Ouch! 』 (Nelgal)

『Idiota. Es natural monitorear de manera discreta por razones de protección y precaución. Además, ellos no tienen ninguna obligación de protegernos dentro del castillo, cuida tu manera de hablar… Disculpen a mi tonto sucesor. 』 (Suprangel)

『Er, bueno... nosotros no éramos los que los vigilábamos, pero puedo entender el desagradable sentimiento. 』 (Alyssa)

『Lo siento mucho... 』 (Nelgal)

Nelgal, que estaba claramente arrepentido, no se dio cuenta de que Suprangel lo había mencionado como su “sucesor”.

Todavía hay mucho camino por recorrer antes de que esté listo, Suprangel se sintió decepcionado.

『Entonces, ¿qué pasa con Hifumi-dono? Si se trata de él, seguramente estará en la vanguardia de tal escenario de lucha. 』 (Suprangel)

Al escuchar la pregunta de Suprangel, Alyssa se cruzó de brazos e inclinó la cabeza hacia un lado.

『No sé a dónde fue. Él solo me dio mis órdenes y salió corriendo a algún lugar. 』 (Alyssa)

『Ho, eso es... 』 (Suprangel)

Suprangel acaricio su barbilla y se río ampliamente.

『Parece que resultará en algo agradable. 』 (Suprangel)


Vaiya tenía prisa.

Ya que varios caballeros no se presentaron para el cambio de turno, y la persona que envió a verificar tampoco regreso, no había nadie que recopilara información.

『¿Qué está pasando? 』 (Vaiya)

Vaiya juzgo que sin duda era una situación anormal.

Sintiendo que era imperdonable que sucediera algo así durante los preparativos para la ceremonia de coronación, ordeno a los otros caballeros que estaban con el que investigaran la situación y se dirigió rápidamente a la oficina de Sabnak acompañado solo por un caballero.

A medida que avanzaba por el largo pasillo su irritación aumentaba, hasta que finalmente llego al lugar que sirve como la oficina de Sabnak. Una vez ahí vio que varios caballeros estaban reunidos frente a la puerta.

Entre ellos había algunos que habían sido reportados como desaparecidos.

Cuando uno de los caballeros se dio cuenta de la presencia de Vaiya, puso su mano sobre su espada y se acercó.

『Me estaba preguntando quien era, pero, ¿no es ese el Vice Capitán-sama de la Guardia real? 』

『Tú, ¿eh...? 』 (Vaiya)

Vaiya recordó al hombre delante de él.

Se trataba de uno de sus compañeros del Segundo cuerpo de caballeros, y aunque no tuvo muchas oportunidades de encontrarse con él, sabia que era uno de los mejores dentro del Cuerpo en lo que al dominio de la espada se refería.

Durante el ataque de Horant, él había sido convocado a la casa de su familia, por lo que no tuvo la oportunidad de participar en las batallas. Así que aparentemente regreso sin que Vaiya lo supiera.

『Cuando volví no pude hacer más que sorprenderme. El segundo cuerpo de caballeros había desaparecido, se había formado algo así como una Guardia Real, y Vaiya se había convertido en el Vice capitán, mientras que ese… compañero del tercer cuerpo de caballeros se había vuelto el capitán. 』

Ya que la otra parte lo estaba diciendo en un tono de burla, Vaiya hizo un esfuerzo para responder con calma.

『Si no te gustan los cambios, está bien que dejes de ser un caballero y te vayas a casa. No hay nadie que te detenga. 』 (Vaiya)

『¡No me jodas! ¡Solo eres un traidor que le ha hecho favores al Tercer cuerpo de caballeros! Aunque las espadas son usadas para proteger nuestra nación, ese hombre trajo armas extrañas y las extendió, ensuciando nuestra dignidad. Los que utilizaron esas herramientas no pueden considerarse caballeros. 』

Los otros caballeros, mostrando su acuerdo a esas palabras, gritaron insultos a Vaiya y al Tercer cuerpo de caballeros.

『... Siento que finalmente entendí a lo que se refería el Conde Touno con que era necesario disciplinar a los soldados. Supongo que esta es la razón por la que el Segundo cuerpo de caballeros fue derrotado mientras que los soldados de Fukaroru ganaron la guerra. 』 (Vaiya)

『Humph, como se esperaba de nuestro Vice-Capitán. Eres hábil para hablar, sin embargo, eso es lo más lejos que puedes llegar. 』

De repente, un dolor recorrió la parte posterior de la cabeza de Vaiya.

Mientras se daba la vuelta, intentando con todas sus fuerzas mantener su conciencia, que se estaba volviendo borrosa, Vaiya vio al caballero que lo acompañaba sosteniendo su espada en sus manos.
Aunque no pudo ver la expresión que tenia el caballero, se dio cuenta de una cosa, que ese era un traidor que pertenecía a la misma organización.

Apretando los dientes, lamentando su falta de discernimiento, Vaiya perdió la conciencia.

Solamente había algo que lo molestaba. Algo que había visto fugazmente desde el borde de su visión cuando estaba al borde del colapso. Ese algo era una persona que llevaba unas ropas extrañas que el recordaba, y que lo reprendió diciendo 『No prestaste suficiente atención. 』.


Justo antes de que Vaiya llegara a la oficina de Sabnak, Sabnak ya había desenvainado rápidamente su espada y se estaba enfrentando a los caballeros que entraron rápidamente a su habitación.

Había matado a un caballero que intento atacarlo por sorpresa.

『Tsk. Siendo derrotado por alguien del Tercer cuerpo de caballeros... 』

El caballero, sintiendo repugnancia al ver el cadáver en el suelo, miro a Sabnak mientras sostenia su espada.
Además de él, habían entrado dos caballeros más. Uno de ellos había apuntado su espada hacia la sirvienta, Sibylla, que también estaba dentro de la habitación.

『Entraron inesperadamente causando esta situación, pero, ¿Qué problema tienen conmigo? Ya que estoy ocupado, me gustaría que la respuesta sea breve, ¿de acuerdo? 』(Sabnak)

Sabnak sudaba frio mientras bromeaba.

De alguna manera fue capaz de lidiar con el repentino ataque del caballero, gracias al entrenamiento que recibió de Hifumi, pero Sabnak, que solamente tenia la habilidad de competir contra los rangos más bajos de la orden de caballeros en cuanto al manejo de la espada se trataba, solo tenía una pequeña posibilidad de ganar.

『Queremos que tú, bastardo, te conviertas en un sacrificio para establecer una nueva orden de caballeros. La princesa Imeraria anunciará la nueva organización en la ceremonia de coronación que esta por venir. Se espera que el Segundo cuerpo de caballeros juegue un papel central en la creación de la nueva orden. Por esa razón, Lotomago y tu son unas molestias. 』

『¿También fueron a la oficina del capitán…? 』 (Sabnak)

『No te preocupes, una vez que deje de ser útil, Lotomago también te seguirá a la muerte. 』

Diciendo esta palabra, el caballero balanceo su espada. Sabnak la recibió con un agarre inestable.

『¿Cuánto tiempo sobrevivirás contra dos oponentes? Al final, solamente dependerá de tu suerte. 』

『Kuu... 』

Sabnak, quien se movió en retirada a un rincón de la habitación, logró de una u otra manera evitar un ataque de pinzas.

Sin embargo, mientras trataba con los dos frente a él, sus heridas aumentaban lentamente.

『¡Vamos, vamos! ¿Deseas ser atormentado hasta la muerte? 』

『Encontrare una manera de no morir. Todavía no me he casado. 』 (Sabnak)

『¡No te pongas engreído! 』

La espada del caballero enfurecido cortó la rodilla de Sabnak.

Sabnak, perdiendo la capacidad de ponerse de pie, de alguna manera apoyó su cuerpo con la rodilla restante, mientras se defendía contra la espada que se balanceaba hacia su cabeza.

La espada, que contenía el peso del caballero, lo obligaba gradualmente a bajar su postura.

Pero, en ese momento se escucho un grito en otro lugar.

『¡Uwah! 』

Cuando el caballero que no estaba forcejeando con Sabnak miro hacia atrás, vio al caballero que debía estar tratando con la sirvienta, tirado en el suelo.

Sibylla estaba ahí sosteniendo un cuchillo en sus manos, mientras temblaba.

『¡Tu perra! 』

Cuando el caballero, blandiendo su espada, se acercó a ella, Sibylla cerro los ojos y paso corriendo a su lado.

『¿Qué? 』

Una vez que el caballero ignorado se giró a toda prisa, pudo ver a Sibylla dirigiéndose hacia su compañero, quien puso aún más peso en su espada para matar a Sabnak.

『¡Cuida tu espalda! 』

El caballero grito en pánico, pero ya era demasiado tarde.

Sibylla, agarrando su cuchillo con fuerza, ya se había lanzado hacia el costado del caballero, clavando el cuchillo en la parte sin armadura.

『¡¿Uh?! ¡T-tu perra! 』

Sibylla soltó el cuchillo y se aferró a Sabnak.

El caballero, que tenia el cuchillo enterrado en su costado, levanto la espada y corto no a Sabnak, sino a la espalda de Sibylla.

『¡Sibylla! 』 (Sabnak)

Sosteniendo a Sibylla, quien se derrumbó hacia él, Sabnak gritó, pero Sibylla, derramando grandes cantidades de sangre, susurro con mucho esfuerzo.



『Aunque no dude en... proteger a alguien importante ... al final... no termino bien... 』 (Sibylla)

『¡No hables imprudentemente! ¡Aférrate fuertemente a tu conciencia! 』(Sabnak)

El caballero, al que le habían apuñalado su costado, se desmayó en agonía.

El caballero restante se acercó con rabia.

『¡Te atreves a lastimar a un caballero! ¡Tú, sirvienta, ponte de pie! 』

Pero, este grito se convirtió en las últimas palabras del caballero.

En el instante en que terminó de decirlo, la punta de una katana sobresalió de su garganta.

Sin siquiera comprender lo que le había sucedido, se retorció vomitando sangre y en poco tiempo abandono este mundo.

Inmediatamente, una pequeña botella fue lanzada hacia Sibylla.

『Ugo. 』

Sabnak, agarrando la botella a toda prisa, se dio cuenta de la verdadera naturaleza de su contenido. Y abriéndola rápidamente, vertió el líquido sobre la espalda de Sibylla.

La herida en la espalda de Sibylla, quien soportaba el dolor, se curo en un abrir y cerrar de ojos.

Al ver esto, Sabnak suspiró aliviado y miró a la persona que lanzó la poción mágica.

『Las pociones mágicas de clase alta tienen un efecto increíble, Hifumi-san. 』 (Sabnak)

Hifumi, quien terminó con los otros dos caballeros, enfundó su katana y se sentó en el sofá.

『En lugar de decir algo así, me gustaría que me des un poco de té. Si una persona va en alboroto, tendrá sed. Ah, también, ya que Vaiya está tirado en el pasillo, recupéralo antes de que alguien lo pise. 』 (Hifumi)

『Eso podría ser difícil... 』 (Sabnak)

Dejando a la desmayada Sibylla suavemente en el suelo, después de que su respiración se calmara al curarse su herida, Sabnak sonrió amargamente.

『Ella terminó usando toda la poción mágica. Mi rodilla está cortada. Para ser franco, es terriblemente doloroso como para poder levantarme. 』 (Sabnak)

Después de que dijo eso, una botella adicional golpeó la frente de Sabnak.



Anterior    | Indice |    Siguiente

Comentarios: 3

viernes, 22 de marzo de 2019

¿Pregunta? ¿Duda?
Mientras traducia este ultimo capítulo note algo extraño con respecto a mi traduccion.

A lo que me refiero es que en el capítulo 26, cuando Hifumi le hace el examen a sus esclavos oficiales civiles, en la imagen hay 3 mujeres y dos hombre.
Por algun motivo he estado creyendo lo contrario, pensaba que eran tres hombres y dos mujeres, aun no estoy seguro sobre eso.

¿Segun ustedes cual es la tercera mujer?
Estan Miyukare y Paryu, estoy seguro de que son mujeres.

Solo quedaria Kaimu, Burokura y Doelgar.

Kaimu es hombre, ya que ha aparecido en imagenes, y doelgar segun su descripcion creo que tambien es hombre.

Entonces, ¿la mujer es Burokura?

En todo mi traduccion la he estado tratando como hombre, es un error mio.

Diganme que piensan al respecto.

¿Quien de las tres es Paryu, Burokura y Miyukare?




NT: Al fin llegamos al inicio del volumen 10, esperen un capitulo mas el lunes o martes.
Comentarios: 1
Summoned Slaughterer. Capítulo 76: Rebelión
Patrocinado por:
Luis Minaya (Creo...)
Después del cambio de señor feudal, la población de Fukaroru se triplico.

Aunque su aumento se debió a los inmigrantes y refugiados, gracias a la aplicación temprana de un sistema para la gestión de la población y a la gran cantidad de residentes que gastaban dinero proveniente del exterior para recibir educación, se logró un balance general.

Aquellos individuos relacionados con el comercio y la industria habían desarrollado sobresalientemente sus competencias en ventas y productividad, hasta el punto en que no se podía comparar con el exterior del país o incluso con otras compañías nacionales.

Según las instrucciones de Hifumi, se estableció un sistema de licencias para empresas. Por lo que el ineficiente método de recaudación de impuestos fue modificado haciendo que fuera necesario que las empresas realizaran una declaración de impuesto cada vez. De la misma forma, se ha aprovechado por completo la oportunidad de hacer circulas los bienes y el dinero entre las ciudades por medio del sistema de vagones que une cada ciudad.

Lo que estaba contribuyendo en gran medida a la recaudación de dinero para las operaciones del territorio.

En cuanto a la industria, los métodos de manufactura se generalizaron por primera vez en ese mundo. Suceso que se debió a la invención del “Tornillo”, que fue sugerido por Hifumi, lo que causo que los métodos de los carpinteros y los trabajadores del hierro experimentaran un gran trastorno. Hasta ese momento, lo normal era unir cosas de manera irreversible mediante el uso de clavos y soldadura, pero gracias a la aparición del tornillo y a la exponencial distribución de productos industriales estandarizados, eso cambio.

Incluso hay algunas personas que dicen apresuradamente: “Fukaroru crea los estándares en la producción de todos los productos industriales”.

Pero esto no sucedía solo en el área del conocimiento, todos los territorios sin poder apartar sus ojos de los avances militares de la ciudad enviaban sus fuerzas a recibir capacitación, lo que causo que el dinero que era gastado en la ciudad aumentara aún más.

Sencillamente, se podría decir que Fukaroru había captado la atención y su población había aumentado. Por lo que, como resultado, los miembros del personal y los esclavos funcionarios civiles, que la administraban, volvieron a estar ocupados.

『Gigigi... 』 (Miyukare)

Miyukare, la única esclava oficial civil a cargo de los asuntos militares estaba terminando unos documentos con una terrible expresión que mostraba claramente su mal humor. Siendo uno de los esclavos oficiales civiles, Miyukare, sin siquiera tratar de ocultar su mal humor, estaba haciéndose cargo de sus deberes oficiales, garabateando rápidamente en unos papeles. Doelgar y Paryu también estaban en esa habitación, pero ambos estaban trabajando en silencio.

『Oye... 』 (Doelgar)

『¡¿Qué?! 』 (Miyukare)

Miyukare le dirige una intensa e irritada mirada a Doelgar, quien tímidamente la llamo.

『No me mires así... Lord-sama nos dijo que está de acuerdo con la renuncia de los soldados. Y también pudimos asegurar la participación de los herreros. 』 (Doelgar)

『Esta bien. Luego notificaré a los soldados, que están considerando retirarse, y los presentaré a los gremios industriales como solicitantes. 』 (Miyukare)

『Uh huh, te lo dejo a ti. 』 (Doelgar)

Una vez que termino de informar, Doelgar huyo rápidamente diciendo: 『Iré a informar a los gremios. 』

『Disculpen. 』

En ese momento, entro un miembro del personal, pero al ver la expresión de Miyukare se sorprendió por un instante. Yendo rápidamente hacia el escritorio de Paryu.
Paryu, al levantar su rostro, tenía los ojos violetas casi cerrados, como si hubiera estado dormida hasta hace unos momentos, pero el miembro del personal no le tomo gran importancia ya que eso era lo habitual, y le entrego los papeles que tenía en sus manos.

『Paryu-san, llegó un mensaje de la capital. 』

『Muchas gracias. Lo comprobaré, ¿de acuerdo? 』(Paryu)

Una vez que el miembro del personal se había ido, Paryu reviso los documentos que se le entregaron. Al estar familiarizada por completo con el papeleo relacionado con la elaboración del registro familiar, leyó el documento rápidamente y de la misma forma escribió su contenido en otros documentos. Aun no estaba al nivel de Kaimu, pero la calidad de los documentos que ella hacia estaba entre la mas alta de todo el personal del territorio.

『... Miyukare-san. Al parecer, en cuanto termine la ceremonia de coronación en la capital, la directora de asuntos militares, Alyssa, volverá. 』(Paryu)

Debido a las repentinas palabras de Paryu, Miyukare se levantó tan fuertemente de su silla que esta cayó al suelo.

『¿¡De verdad!? 』 (Miyukare)

『A menos que este documento sea una falsificación. Pero ya que tiene la usual e ilegible firma de Lord-sama, creo que no hay error en eso. 』 (Paryu)

『¡Entonces, está bien! Es indispensable hacer una fiesta de bienvenida, ¿cierto? 』(Miyukare)

『¿Estará bien el restaurante de ese lugar? ¿O sería mejor reservar un hotel? 』

Al ver a Miyukare cambiar completamente su estado de animo y decir esas palabras con una sonrisa o mas bien una gran sonrisa, Paryu considero que eso definitivamente ya era una enfermedad, una incurable.

『Lord-sama también regresará. Como vendrá liderando a varios soldados que Vichy le encomendó, se nos ha dicho que preparemos su participación en los entrenamientos militares. Buscare una posada para ellos, pero ya que eres la única que puede hacerlo, Miyukare-san, ponlos en un programa de entrenamiento, hazlo, ¿sí? 』(Paryu)

『¡Déjamelo a mí! No queda mucho tiempo, ¿verdad? ¿Cuándo fue la ceremonia de coronación? 』(Miyukare)

『Es hoy. 』 (Paryu)


El hecho de que el vizconde Leonhart había entrado en contacto con Roshi para establecer un enlace con Vichy, se filtró a la real orden de caballeros, que estaba vigilando dentro del castillo.

El día anterior, mientras Leonhart conversaba por primera vez con el representante de Vichy y sus asistentes, dijo:

『También hay otros nobles que esperan formar una relación amistosa con su país. 』

Lo que sugería que deseaba que él tuviera una conferencia con los otros nobles antes de la coronación, y ya que Roshi la acepto, se decidió dejar que se reunieran libremente para luego arrestarlos a todos de una vez.

Y hoy, al igual que ayer, en la sala de descanso asignada al enviado de Vichy, comenzó la conferencia.

Los nobles saludaron cortésmente a Roshi, de una manera modesta que no los hacia parecer como nobles.

Por otro lado, aunque Roshi era bastante cauteloso, él tenia la necesidad de producir resultados de esa reunión. Incluso el comandante de los “asistentes” de Roshi, que se había asegurado de mantener cierta distancia de ellos, noto que obviamente estaba impaciente.

Ya que para los nobles “Los asistentes no son más que extras”, era conveniente que ni siquiera intercambiaran palabras con ellos. Esto era cierto incluso mientras se movían sigilosamente a distintos lugares y bloqueaban la puerta de la habitación.

Sólo Vaiya, que los estaba vigilando en secreto, notó esos movimientos.

『Bueno, entonces, aunque sea repentino, hablemos de como forjaremos nuestra amistad. 』 (Leonhart)

Para que las discusiones avanzaran Leonhart había tomado la iniciativa.

『Vamos al grano, mi país consideraría satisfactorio si continuamos con la distribución de bienes y dinero hacia Orsongrande. 』 (Roshi)

Mientras los nobles demostraban que no habían entendido las palabras de Roshi, Leonhart inmediatamente preguntó por su verdadera intención.

『Existe la posibilidad de que los comerciantes de nuestro país no puedan ingresar a su país a partir de ahora. Probablemente será difícil venderle mercancía a una nación hostil. En consecuencia, podemos lograr que nos la compren si establecemos temporalmente una agencia de ventas dentro de Orsongrande. 』(Roshi)

Incluso aunque expresaron su incapacidad de comprenderlo al ir tan lejos como para preguntar mis intenciones, sus reacciones son débiles y deficientes, ¿No podrán entenderlo a menos que se los diga directamente? Roshi se estaba irritando dentro de su mente.

『... Por supuesto, si estuvieran de acuerdo con la cooperación, no hay duda de que podrán obtener grandes márgenes de ganancia al momento de vender los artículos en su país, ya que les venderemos la mercancía a precios económicos al por mayor. 』 (Roshi)

『¡Oh, esa es una gran sugerencia! Además de una cooperación, incluso nos ofrece beneficios, Roshi-dono. 』(Leonhart)

『¡Eso es realmente excelente! 』

Los nobles, que finalmente comprendieron que podrían obtener beneficios, estaban elogiando a Roshi mientras intercambian miradas entre sí, preguntándose sobre el momento en que se disputarían la repartición de los beneficios.

(¿Estos tipos realmente son nobles?)

El comandante de los asistentes observó esa interacción disgustado desde el fondo de su corazón. En lo que refiere a esos nobles, él los consideraba como un grupo sin sentido y florido que hablaban de su amor por su país, aunque no podían ocultar ni una sola parte de su avaricia.

Los comerciantes de Vichy son 100 veces mejores hablando mientras esconden su codicia, pensó el comandante.

Cambiando su línea de visión, secretamente les dio a los otros asistentes la señal para llevar a cabo el plan. Algunos asintieron en silencio. Y los que estaban fuera de la vista de los nobles llevaron sus manos a las empuñaduras de sus espadas.

『Entonces, hablemos de inmediato de los detalles y el volumen del negocio... 』 (Leonhart)

Leonhart, cuya risa se transformó en una amplia sonrisa, se inclinó hacia delante. Y ya que Roshi estaba sentado frente a él, pudo ver al comandante de los asistentes levantando su espada sobre su cabeza. En el siguiente momento, la cara de Leonhart se vio manchada por un chorro de sangre.

『Mala suerte, el falso juego de amistad termina aquí. 』

Debido a la profunda herida en su cabeza, Roshi murió instantáneamente. El comandante, pasando por encima de su cadáver, que cayó de la silla, preparó su espada empapada de sangre.

『¡B-Bastardo! El enviado de tu propio país... 』(Leonhart)

『¡U-Uwaa! 』

Mientras estaba a punto de atacar a Leonhart, los otros nobles, sorprendidos por el sangriento evento, lucharon por huir y se dirigieron hacia la puerta. Sin embargo, estaban siendo esperados por los asistentes que se interpusieron en el camino.

『Hii…』

『Todos aquí morirán. Como las discusiones no fueron bien, los nobles de Orsongrande enfurecidos apuñalaron a Roshi con un cuchillo. Aunque pudimos contraatacar de alguna manera, Roshi falleció. Ustedes también fallecieron. Así es como será. 』

En el momento en que apuntó con la espada a Leonhart, quien perdió la capacidad de decir cualquier cosa por la sorpresa, un shuriken salió volando de quién-sabe-dónde y perforó el brazo derecho del comandante. El impacto hizo que su espada cayera de sus manos.

『¡¿Ugu!? ¿Qué diablos? 』

Mientras estaba desconcertado por la pieza de metal desconocida que le atravesó el brazo, una avalancha de caballeros fluyó fuera del camino oculto. En un abrir y cerrar de ojos, la situación dentro de la habitación cambió a una de lucha.
Vaiya, quien lanzó el shuriken, saltó delante del comandante sosteniendo una kusarigama en su mano.

『Somos la Orden de caballeros real de Orsongrande. Es necesario que nosotros lidiemos con este grupo. También te arrestaremos por el delito de sacar tus espadas dentro del castillo. Si te rindes, no te mataremos. 』(Vaiya)

『¿¡Eres un idiota!? ¡No hay forma de que nos rindamos solo porque nos digas que lo hagamos! 』(Comandante)

El comandante, que levantó su espada con la mano izquierda mientras gritaba, fue golpeado en el rostro con el contrapeso lanzado por Vaiya.
Dejando caer su espada una vez más, se desmayó al ser golpeado con la empuñadura de la hoz.

Aunque varios miembros de su grupo también resultaron heridos, todos los asistentes fueron arrestados exitosamente sin ser asesinados. Para los caballeros, que llevaban armaduras, los asistentes, que no usaban nada más que ropas sencillas, no tenían oportunidad.

『E-Estamos a salvo... 』 (Leonhart)

Vaiya se paró frente a Leonhart, quien suspiró aliviado mientras se sentaba incapaz de levantarse debido al miedo.

『¿Eres alguien de la orden de caballeros? Tienes mi agradecimiento. 』(Leonhart)

『Al parecer estas malinterpretando algo.』 (Vaiya)

Vaiya guardo el kusarigama para sostener una cuerda en sus manos.

『Tú también serás arrestado. Esperaras obedientemente en la cárcel hasta que recibas el castigo de la nueva reina. 』 (Vaiya)

『¡Q-qué tontería dices! ¿Qué crimen he cometido...? 』 (Leonhart)

『Te han tolerado ya que eres inofensivo. Si fueras peligroso, ya habrías sido eliminado. 』(Vaiya)

Vaiya, quien rápidamente ató a Leonhart, dio la orden de que los llevaran a la prisión administrada por la orden de caballeros.
Incluso el cadáver de Roshi fue eliminado rápidamente por la orden de caballeros.

Mientras eso sucedía, Vaiya prestaba constantemente una extraña atención a su entorno.

『¿Ocurre algo, Vice-Capitán? 』

『No... Había pensado que el Conde Touno aparecería en una batalla como esta, pero... bueno, está bien, supongo. La ceremonia de coronación comenzará pronto. Confiaremos los lugares visibles al Capitán Sabnak. Nosotros continuaremos vigilando desde las sombras. 』(Vaiya)

Escuchando las palabras de Vaiya, los caballeros se dirigieron rápidamente hacia sus estaciones.


Una hora antes de la ceremonia de coronación, en la oficina de Imeraria se inició un incidente.

『Perdóneme. 』

『Si recuerdo bien, eras alguien que pertenece a la orden caballeros. Creo que estaban a cargo de vigilar fuera del castillo, ¿sucedió algo? 』(Imeraria)

Fue Balzephon, miembro de la orden de caballeros, quien visitó la oficina.
Imeraria, que sentía dudas del caballero, a quien casi no conocía, experimentó una sensación incómoda.
Balzephon, quien rápidamente inspeccionó la habitación mientras entraba, se paró frente a Imeraria y se inclinó respetuosamente. Pero, aun así, él no se arrodillo tal y como indica la etiqueta de los nobles.
Las sirvientas, que estaban cerca, se sorprendieron por su actitud increíblemente descortés.

Pero en el momento en que Imeraria intentó advertirle que debía tener más cuidado, Balzephon habló primero.

『Su Alteza, mi nombre es Balzephon. Fui miembro del Segundo cuerpo de caballeros, pero ahora pertenezco a la Orden de caballeros real. Justo como dijo Su Alteza, la Guardia real está protegiendo dentro del castillo y nosotros deberíamos estar vigilando fuera del castillo.... Sin embargo. 』(Balzephon)

Balzephon dirigió una intensa mirada directamente a Imeraria.

『¿Por qué un antiguo miembro del Tercer cuerpo de caballeros es el capitán de la guardia real? ¿Esa persona no es solamente talentosa para adular al Conde Touno sin siquiera ser capaz de manejar adecuadamente una espada? Aunque el vice capitán es Vaiya que era del Segundo cuerpo de caballeros, al final él es solo un imbécil, que hace lo que le dicen. Nunca se le encomendaron tareas importantes en el Segundo cuerpo de caballeros. 』 (Balzephon)

『… Parece que no estás contento con mis recursos humanos. Sin embargo, tu manera de manejarlo es irrespetuosa. Sal rápidamente de esta habitación y pasaré por alto esto. 』 (Imeraria)

Balzephon, quien recibió ese consejo, se echó a reír.

『No, yo soy el que controla esta situación... no, nosotros somos. Haré que te quedes en esta habitación obedientemente. Ya que habrá una pequeña limpieza dentro del castillo, durante ese tiempo, debería prepararse para pasar el resto de su vida como nuestra reina títere. 』 (Balzephon)

『¿Qué estás diciendo...? 』 (Imeraria)

Una vez que Imeraria expresó su duda, el caballero, que estaba a su lado, de repente desenvainó su espada y la apunto hacia Imeraria.

『… ¡No te atrevas! 』(Imeraria)

El caballero dudo ligeramente debido a su severa mirada, pero aun así no bajo la espada.

『Al igual que yo, él también pertenecía al Segundo cuerpo de caballeros. Fue difícil crear una oportunidad donde Sabnak y el grupo del antiguo Tercer cuerpo de caballeros no estuvieran presentes. Los nobles no son más que unos tontos. Eran incompetentes que no servían ni como señuelos para actuar con el grupo de Vichy. 』 (Balzephon)

『Tu nombre es Balzephon, ¿cierto? ¿Cuál es tu meta? 』(Imeraria)

Con esta, es la segunda vez que tengo una espada en frente de mí. En comparación con la sed de sangre que recibí de Hifumi en ese momento, lo de ahora no es nada, de esa forma se convenció a sí misma. Habiéndose calmado, Imeraria hizo una pregunta.

『Honor. 』 (Balzephon)

『¿Eh? 』 (Imeraria)

『Para nosotros, los caballeros, es honorable ganar luchando contra nuestros enemigos de forma justa y cuadrada. No estamos contentos de no saber cómo manejar un arma como Vaiya y tampoco por escuchar conversaciones inútiles mientras se mueven en las sombras como el Tercer cuerpo de caballeros. Todo se volvió ridículo cuando Su Alteza le concedió a ese hombre un puesto de responsabilidad. Solo queremos corregir eso. 』(Balzephon)

Los otros caballeros, que estaban presentes en la habitación, también sacaron sus espadas. Las sirvientas asustadas se reunieron en un solo lugar.

『En este momento, es probable que nuestros otros compañeros se estén deshaciendo de Sabnak y de Lotomago. Una vez que eliminemos al grupo del antiguo Tercer cuerpo de caballeros, haremos que Su Alteza anuncie esta gran hazaña a los ciudadanos. 』 (Balzephon)

Balzephon está satisfecho de sí mismo, juzgó Imeraria.

『El conde Touno será expulsado de este país. Con respecto a Vichy y Horant, quienes causaron una guerra sin sentido, recibirán un castigo por parte de la orden de caballeros además de tener que pagar compensaciones. 』 (Balzephon)

『¿Puedes conservar tu honor como caballero con esa acción sin sentido? 』 (Imeraria)

Una vez que Imeraria preguntó, Balzephon disgustado se acercó rápidamente a ella y le golpeó la mejilla.
Incluso el caballero que la apuntaba con su espada estaba sorprendido por eso, pero mantuvo la boca cerrada mientras lo miraba.

『Es por culpa de esos países que nuestros números de caballeros disminuyeron en gran medida, ¿no está de acuerdo? Esto también servirá como servicio conmemorativo para los miembros del primer y segundo cuerpo de caballeros que murieron en la lucha contra Horant. No permitiré que insulte eso. 』 (Balzephon)

Mientras soportaba el dolor de su mejilla, Imeraria estaba más preocupaba por Hifumi que por el hombre frente a ella.

No sé qué desastres causara ese hombre aprovechándose de las circunstancias.

De esa forma, la silenciosa rebelión de los caballeros comenzó antes de la ceremonia de coronación




Anterior    | Indice |    Siguiente

Comentarios: 3

lunes, 3 de septiembre de 2018

Summoned Slaughterer. Capítulo 73


Autor: Ido Masayoshi
Traductor ingles: Infinite Novels Translations
Traductor español: Errdex

En mi lugar

Aunque el personal que trabaja dentro del castillo está formado por nobles, el trabajo de las sirvientas comienza muy temprano en la mañana.
Tanto así que incluso hay algunas que desayunan en las oficinas de los nobles a los cuales han sido asignadas. Cada una de ellas está ocupada preparándose, ya que dichos nobles se quejan si sus bebidas matutinas aún no han sido preparadas.

De la misma forma, también hay muchas que desayunan en los dormitorios de criadas antes de que salga el sol, y luego se dirigen a realizar sus labores asignadas. El amanecer está lleno de sirvientas que se reportan para trabajar.
En cuanto a Sibylla, que había sido asignada a Sabnak, se podría decir que ella estaría bien, incluso si se tardaba en ir a trabajar.

Eso es debido a que Sabnak había vivido durante mucho tiempo ocupándose de si mismo, por lo que por lo menos haría una limpieza rápida y prepararía un poco de té antes de comenzar a trabajar. Y ya que él no estaba acostumbrado a tener a una persona a su servicio, como los demás nobles, rara vez le pedía que hiciera esto o aquello.

Sin mencionar que el dejaba su oficina desde la mañana. El día de hoy este también era el caso.

『Bueno, entonces comencemos.』 (Sibylla)

Ya que la limpieza se había convertido en su segundo trabajo principal, Sibylla repetía hoy como todos los días su rutina de limpieza. Ella estaba orgullosa de ser capaz de poner en orden todos los lugares, incluso los menos utilizados.

『... Me molesta. 』 (Sibylla)

Pero desde la mañana, incluso ella no podía evitar preocuparse por cierto lugar de la habitación.
Ayer, Sabnak había aparecido de repente cerca del armario.
El termino evitando mencionar como entro en la habitación sin que lo notara, pero aun así ella sabia que había algo extraño en ese armario.
Rindiéndose ante esa sensación de molestia y curiosidad, había dejado de limpiar y se había quedado de pie, viendo hacia ese lugar durante aproximadamente una hora.

『Revisare un poco. 』 (Sibylla)

Y una vez que empujó firmemente la pared justo al lado del armario, esta se abrió.

『Esto es... 』 (Sibylla)

Se trataba de una entrada por la cual un caballero que llevara su armadura puesta apenas entraría, pero para Sibylla que no era muy alta, esta tenía el tamaño apropiado. Cuando vio adentro, pudo ver el pasadizo oscuro que se extendía hacia adelante.

Ese era aún más sombrío que los pasillos utilizados por los sirvientes y las criadas, que Sibylla conoce. Con solo verlo daba la impresión de que ese pasaje era estrecho, sin mencionar que a cada cierta distancia tenía instaladas cosas parecidas a estantes.

Después de que entro cautelosamente al oscuro pasillo, la puerta se cerró automáticamente.

Pero cuanto la empujo de nuevo, esta se abrió igual que antes, permitiendo que Sibylla se sintiera aliviada.

(No sabía que existía un pasillo como este.) (Sibylla)

Los pasillos utilizados por los sirvientes eran solamente para permitirles correr por los pasillos sin ser vistos por ningún noble y que los pudieran utilizar como atajos para traer y llevar cosas apresuradamente, por lo que estos no estaban conectados directamente con ninguna habitación.

Si fuera posible tomar un mejor atajo hacia el comedor, entonces sería aún más fácil preparar las comidas de Sabnak, con ese pensamiento Sibylla avanzo a través del oscuro pasillo.

『No te muevas. 』

Sibylla salto de la sorpresa al ser llamada de repente.

『No grites. Y gira lentamente hacia mi dirección. 』

Una vez que se giró tal y como le ordenaron, vio a una persona, que creía haber visto en alguna parte, apuntado una cuchilla delgada hacia ella.

『Dime tu nombre y afiliación. 』 (Hifumi)

『... Soy Sibylla Vinya. Trabajo como criada en el castillo. 』(Sibylla)

Al ser apuntada con un arma por primera vez en su vida, su voz temblaba, aun cuando ella trataba de parecer calmada.

『Usted es el conde Touno, ¿cierto...? 』 (Sibylla)

Cuando Sibylla le preguntó eso, Hifumi bajó su katana.

『Está bien. Si no estoy equivocado, eres la sirvienta de Sabnak. ¿Por qué estás aquí? 』(Hifumi)

A pesar de que había bajado su arma, la mirada de Hifumi aún continuaba siendo aguda, como si analizara las intenciones de Sibylla.
Aunque dudó por un momento, ella le dijo honestamente que estaba investigando el lugar por donde Sabnak entraba y salía, ya que mientras hablaba con él en su oficina se pudo dar cuenta de que había algo extraño.

『Ese tipo es... 』 (Hifumi)

No es como si fuera información altamente clasificada, aunque pensó eso, al ver a Hifumi enojarse lo observo nuevamente, preguntándose: ¿Esta es la persona a la que todos dentro del castillo temen?

No sé de qué país son sus ropas, sin embargo, él tiene pupilas negras y cabellos negros que no había visto en ninguna otra parte. Pero, aunque tiene una apariencia joven, casi de mí misma edad, tiene un aura más opresiva que la de mi padre.


『De todos modos, vete de aquí de inmediato. Si te confundieran con un invasor, ni siquiera podrías quejarte de que te maten. 』 (Hifumi)

『Que... ¿Acaso no estamos dentro del castillo...? 』 (Sibylla)

Hifumi de nuevo dirige su atención hacia Sibylla, quien levantó su voz involuntariamente, como si notase algo extraño.

『El lugar es irrelevante. Cosas, gente, fe, todo está bien. Si consideras proteger algo, tendrás que deshacerte de todos los obstáculos sin dudarlo. Aquellos, que son engañados por las desventajas y temen impotentemente eso, son... idiotas. 』(Hifumi)

『Y, como voy a enseñarle a Sabnak sobre la importancia de la información, está bien que le digas que espere en su oficina por la noche. 』, después de decir eso Hifumi desapareció al otro lado del sombrío pasadizo.


Mientras Hifumi aún se mantenía merodeando por los pasadizos secretos para confirmar la estructura del castillo, inesperadamente llego un mensajero de Vichy.

El hombre, que decía ser un mensajero del comité central, había venido a la capital real junto con 10 asistentes. Y aunque su visita había sido descortés, ya que no envió ninguna notificación o realizo un acuerdo previo, a este se le permitió reunirse con el primer ministro.

De acuerdo a eso, en una habitación que era utilizada como sala de recepción del castillo, había dos caballeros parados detrás del primer ministro. Y dos soldados, quienes acompañaban al mensajero de Vichy.

『 Esta es la primera vez que nos encontramos. Mi nombre es Roshi y fui enviado como mensajero del comité central de Vichy. Una vez que me fue informado que en Orsongrande seria coronado un nuevo rey, como representante de Vichy, me apresure a extenderles mis felicitaciones. 』 (Roshi)

Mientras decía, 『Por favor, acepte este pequeño presente. 』, el mensajero le entrego al primer ministro un papel en el cual se listaban varias artesanías, telas nativas de Vichy y herramientas mágicas que aparentemente provenían de Horant

Al ver eso, el primer ministro pensó:

Probablemente este mensajero que esta sentado frente a mi no tiene conocimiento de que el conflicto entre Orsongrande y Horant ya ha sido resuelto, ¿Cierto?

『Muchas gracias por el presente. Aun así, nosotros no promocionamos de gran forma la ceremonia de coronación, por lo que el comité central de Vichy debe tener unos oídos bastantes buenos como para haber sabido de ella. 』 (Adel)

La sonrisa de Roshi no se vio perturbada de ninguna forma ante las palabras del primer ministro, por lo que respondio 『No, no. 』 negando lo que se le había dicho.

『Se trato solamente de una casualidad. Lo escuché de cierto noble de su país cuando realizaba conversaciones comerciales con él, por lo que procedí inmediatamente a informarle a mi país. Lamento que el mensajero enviado sea alguien de mi categoría, pero se me informo que sería más rápido si me encargaba de transmitir nuestras felicitaciones. 』 (Roshi)

『Oh, Dios mío. Por lo visto ha experimentado un viaje bastante problemático, así que, por favor relájese hasta la ceremonia de coronación. Le prepararemos alojamiento. 』(Adel)

『Con mucho gusto aceptare su amable oferta. Por otro lado, ¿Sería posible solicitar una audiencia con su majestad la nueva reina? Tengo que enviar un informe al comité central, pero… 』 (Roshi)

Al fin, ¿eh? Adel pensó. Si es posible quiero evitar que Imeraria-sama se reúna con el hasta conocer el verdadero objetivo de Vichy.

『La princesa está ocupada con los preparativos para la ceremonia de coronación. Podría tener un poco de tiempo cuando esta finalice, pero en este momento no es posible… 』 (Adel)

『Con que así es. Qué lamentable. 』(Roshi)

『Si le parece bien, me gustaría que me dijera el motivo de su visita.』 (Adel)

Aunque lo pensó por un momento, Roshi asintió fácilmente.

『Está bien. Es posible que sea mejor transmitirlo de antemano mediante su excelencia, el primer ministro, que, bajo la presión de estar directamente frente a su majestad, la reina. 』 (Roshi)

Mientras decía esto, Roshi corrigió su postura, reviso los alrededores y comenzó a hablar en voz baja.

『El asunto es relacionado con nuestro anterior conflicto con Orsongrande, mi país quiere proponer oficialmente la paz. Si es posible, el comité central esta dispuesto a firmar un tratado de paz entre su país y el nuestro… 』(Roshi)

Aunque aún mantenía una sonrisa en su rostro, Roshi estaba mirando fuertemente al primer ministro.

『Por supuesto que sabemos que somos el lado que fue derrotado. Por lo que, en cuanto a las compensaciones, se me dio el privilegio de ofrecerles todo lo que sea posible. Además, con respecto al flujo de bienes como las herramientas magicas, estamos dispuestos a adaptarnos a las circunstancias de los comerciantes de su país. 』 (Roshi)

Cuando escucharon la palabra “derrotado”, los guardias que acompañaban a Roshi mostraron una leve reacción, pero el primer ministro los ignoro deliberadamente ya que ellos no eran importantes.

En primer lugar,

Debido a la palabra "derrotado", los guardias, que Roshi trajo, reaccionaron con un tic, pero el primer ministro deliberadamente ignoró eso. Ellos no son importantes. 

Está claro que ellos no saben que Orsongrande ha comenzado un intercambio directo con Horant. Tomando eso en cuenta el objetivo del comité central es evidente.

『He entendido completamente su oferta. Llevaremos a cabo una conferencia una vez que nuestro lado se haya preparado. En ese momento hablaremos con más detalles. 』(Adel)

『Oh muchas gracias. Por favor, transmita mis mejores deseos a Su Majestad. 』 (Roshi)

Roshi sale de la habitación mientras hace una reverencia muchas veces.
El primer ministro, que lo despedía, inhaló lentamente el aroma del té recién hecho.

『El parece estar entre la espada y la pared… 』 (Hifumi)

『Conde Touno… 』 (Adel)

Desde una dirección contraria a la puerta por la que el grupo de Roshi se fue, aunque en ese lugar no debería haber nada parecido a una puerta, Hifumi entro en la habitación y se sentó frente a Adel. Aunque Adel se sorprendió cuando Hifumi entro sin hacer notar su presencia, después de las acciones del Shinigami y de Hifumi, el ya había llegado al punto en que podía elegir a quien debía aplicar su sentido común.

『Contra la espada y la pared... probablemente sea así. Vichy aún no se ha recuperado del daño que recibió en su enfrentamiento contigo. En este momento su país está dividido. 』 (Adel)

『Ya que Pursang está tratando de obtener su independencia, una vez que sea aprobada su solicitud para formar un acuerdo de cooperación con Orsongrande, si les es posible ellos sin duda nos pedirán apoyo. Además… 』(Hifumi)

『¿Te has dado cuenta de algo?』 (Adel)

Hifumi, que reía ampliamente, solamente respondió, 『De aquí en adelante es trabajo de la Orden de caballeros real. 』, y se puso de pie.
El primer ministro dijo lo siguiente, pensando que debería confirmarlo.

『¿Qué piensas de la actual Vichy, Conde Touno? 』 (Adel)

『No me importa. No tengo intención de apoyar ni al comité central ni a Pursang... Bueno, sería genial, si hicieran todo lo posible para competir entre ellos aún más. 』 (Hifumi)

『... Quiero hacerte una solicitud, Conde Touno. 』 (Adel)

Sin responder, Hifumi miró a Adel los ojos.

『¿Aceptarías estar presente en la conferencia entre el mensajero de Vichy e Imeraria-sama? 』 (Adel)

Hifumi, quien por un instante mostró una expresión de sorpresa, se rio como si lo estuviera disfrutando.

『Eso es genial. Suena interesante. 』(Hifumi)


La unidad de caballeros de Vaiya, aunque venían montados sobre sus caballos, llegaron sin aliento a la capital dos días antes de la ceremonia de coronación.

Fueron llamados a último momento.

『Hemos vuelto.』 (Vaiya)

Vaiya, que fue a informar de su regreso, miró a Sabnak sentado en su escritorio con una expresión de extremo cansancio.

『A-Ah... Vaiya, ¿eh? Gracias por tu trabajo. 』(Sabnak)

『¿E-Estás bien? 』 (Vaiya)

『Sí, he estado un poco ocupado con las preparaciones... Y ya que quiero que a partir de ahora tu también participes, analiza el contenido de estos documentos. Hare que tú y tu unidad se unan a las labores de protección. 』(Sabnak)

『Entendido, señor. 』 (Vaiya)

Una vez que le dio los documentos, Sabnak instó a Vaiya a sentarse. Y Sibylla fue rápidamente a preparar té negro.

『Entonces, ¿Has obtenido resultados durante tu estadía en Fukaroru…? Exceptuando el hecho de que encontraste una esposa… 』 (Sabnak)

『Por favor para. Aunque logre obtener el permiso del vizconde Amazerto, ya que la conversación paso a ser sobre ser adoptado en su familia, nuestro matrimonio todavía está lejos…』(Vaiya)

『Sí. Y ya que dañaras mis sentimientos si sigues hablando tan felizmente, vamos a dejar este tema aquí. 』 (Sabnak)

『... Aunque podrías hacer algo si lo quisieras. 』 (Sibylla)

Sibylla murmuro esas palabras al ver a Sabnak con ojos llorosos.

『Oye, ¿Podrías irte hasta que te llame de nuevo? 』 (Sabnak)

『Entendido.』 (Sibylla)

『Umm... 』 (Vaiya)

『Ah, está bien, no le des importancia. 』 (Sabnak)

『Haa. 』 (Vaiya)

Aunque estaba desconcertado al ver la extraña interacción entre maestro y sirviente, que contenía un extraño estado de ánimo, Vaiya informo sobre el Shuriken y el Kusarigama. Y le entrego un informe que había preparado con anticipación.

『Escuché que estas armas fueron inventadas por el Conde Touno, pero ya que estas ofrecen la posibilidad de causar daño y capturar sin matar a un oponente a distancia, me pregunto si tendría valor considerarlos como equipamiento oficial. 』 (Vaiya)

『Sin embargo, ya que hasta ahora nadie más que Hifumi las ha usado, ¿No sería necesario que al menos tu grupo tenga la suficiente destreza para enseñar a otros? 』 (Sabnak)

『Con respecto al entrenamiento, si podemos obtener el permiso final del Conde Touno, será posible incluso traer personal de Fukaroru para entrenar a nuestros miembros. 』 (Vaiya)

『Te has preparado bastante bien. 』 (Sabnak)

『Pude obtener la cooperación de Kaimu-dono. 』 (Vaiya)

『Él, ¿eh?... Entonces puedo estar de acuerdo. 』(Sabnak)

Sabnak y Vaiya que nunca pudieron ver a Kaimu sonriendo ampliamente, solamente lo recordaban como el esclavo civil que tenía una atmosfera de arrogancia alrededor de él.

『Si ese es el caso, Hifumi-san está ahora en el castillo... ya que podría estar en cualquier parte, tendrás que buscarlo para obtener el permiso. Nuestros miembros ya están siendo entrenados por Hifumi-san. Es probable que incluso sea necesario que te enseñe continuamente. 』 (Sabnak)

『Además…』, Sabnak mostró una amarga sonrisa al mostrar un documento que tenía sobre la mesa.

『Podríamos tener la oportunidad de probar esta “Kusarigama” tan pronto como sea mañana.』(Sabnak)

El documento estaba título “Instrucciones para crear una trampa para ratones”.

『Es un plan escrito por Hifumi-san. Mañana por la mañana, Imeraria-sama se encontrará con el mensajero de Vichy. Escuché que Hifumi-san estará presente, pero... los movimientos de los asistentes de Vichy son sospechosos, según me ha dicho Hifumi-san, quien los ha estado vigilando. 』 (Sabnak)

Mientras escuchaba a Sabnak, Vaiya seguía leyendo los documentos. Era la primera vez que leía sobre los caminos ocultos, pero aparentemente estos estaban siendo usados para el monitoreo y prácticas de combate.

『Por favor, prepárate para buscar personalmente a Hifumi-san. Serás la persona a cargo de esta operación, Vaiya. 』(Sabnak)

『Entendido. Por favor déjamelo a mí. 』(Vaiya)

Siendo esta la primera operación militar de la Orden de Caballeros Real, ambos pusieron espíritu de lucha en ella.
Comentarios: 0

miércoles, 20 de junio de 2018

miércoles, 9 de mayo de 2018

Seiun wo Kakeru. Capítulo 9


Autor: Hizen Fumitoshi
Traductor español: Olixx 9999 - HunterStars Translation

Capítulo 9 - El debut y el hacha

Comentarios: 2

miércoles, 11 de abril de 2018

viernes, 6 de abril de 2018

jueves, 5 de abril de 2018