miércoles, 25 de abril de 2018

Summoned Slaughterer. Capítulo 71

Tambien patrocinado por:
Luis Minaya

Autor: Ido Masayoshi
Traductor ingles: Ido Masayoshi
Traductor español: Errdex

Débil

Temprano en la mañana.
En el campo de práctica excesivamente espacioso de los soldados, ubicado a las afueras de la capital, los caballeros, con excepción de aquellos que estaban en servicio, se habían reunido. El capitán de la guardia real, Sabnak, el capitán de la orden de caballeros, Lotomago, y el vice capitán de la misma orden, Midas, también estaban ahí.

Entre todos los asistentes había en total 60, incluyendo a los recién llegados. Este número no era más que la tercera parte de lo que eran antes, pero a pesar de que no había muchos veteranos, el hecho de que todos estos caballeros se reunieran en un mismo lugar no era algo que pasara frecuentemente.

Frente a ellos, sin saber cuándo se había construido, estaba una sencilla cabaña, aunque solamente se trataba de las paredes de una casa de un piso con sus respectivas puertas.

El conde Touno, cuyo nombre y rostro era conocido por cualquiera de las ordenes de caballeros, estaba saliendo de esa cabaña.

『Buenos días. 』 (Hifumi)

『¡Buenos días, señor! 』

Una vez que los saludos fueron completados, Hifumi ordeno a los miembros del personal del castillo que distribuyeran las armas que habían traído.

Se trataba de lanzas cortas elaboradas de madera, con una longitud aproximada del suelo hasta el pecho de un adulto.

『Estas armas fueron hechas de madera, con el objetivo de practicar el uso de lanzas en los patrullajes por los interiores del castillo. No pesan nada, sin embargo, son lo suficientemente buenas para aprender el estilo básico. Todos ustedes se llevarán una lanza a casa y la traerán cada vez que entrenemos. 』 (Hifumi)

Una vez que todos habían obtenido un arma, Hifumi señaló al edificio de una sola planta.

『Por ahora solamente hemos podido construir una de ellas, pero el plan es construir dos más. 』 (Hifumi)

『¿Para qué demonios las usaras? 』 (Sabnak)

Al escuchar la pregunta de Sabnak, Hifumi dijo 『Será más rápido si te lo muestro. 』 e hizo que tres personas ingresaran a la cabaña.
Luego el también entro, sosteniendo una lanza corta.

『Por ahora, ustedes tres me atacaran al mismo tiempo. No se preocupen, me contendré. 』(Hifumi)

Debido a esas palabras, los caballeros, que se enorgullecían de ser la elite, prepararon sus lanzas enfadados.

『Gracias. Había pensado que su experiencia luchando en interiores era pequeña. Por lo que sería más rápido mostrarles que responder a la pregunta. 』 (Hifumi)

Mientras sostenía su lanza en su mano derecha, Hifumi estaba esperando que los tres caballeros lo atacaran.

Cuando uno de ellos se abalanzo con la lanza, el lo evito ligeramente y luego de tomar un poco de distancia lo pateo diciendo:

『Elegí a tres de ustedes por una razón. Sincronicen sus ataques. 』(Hifumi)

Mientras decía esto, Hifumi se movió lentamente hacia el centro de la habitación.

『En primer lugar, al permitirme hacer esto ya han fallado. ¿Sabes por qué? 』(Hifumi)

『¿Yo? 』 (Caballero)

El caballero escogido, que observaba desde el exterior, respondió nerviosamente.

『Umm... ¿Es debido a que el conde Touno se movió al centro de la habitación? 』 (Caballero)

『Ya que al parecer no entendiste completamente el motivo, tu respuesta solo es medio correcta. 』 (Hifumi)

Mientras aun explicaba, los tres caballeros lo rodearon.

Entonces, apuñalaron con sus lanzas en el lugar en donde creían que podrían alcanzar a Hifumi, pero aun así no lo lograron.

Después de evitarlo, Hifumi atravesó un espacio entre los caballeros, y golpeo suavemente a uno de ellos con el borde de la lanza de madera.

『Miren, con este movimiento, uno de ustedes fue eliminado. 』 (Hifumi)

『Como se esperaba, si solo son tres caballeros... 』

『¡Qué estás diciendo! Si hubiera 5 o 6 de ellos en este espacio tan pequeño, perderían la capacidad de moverse. 』 (Hifumi)

『Uh... 』

Después de eso, Hifumi los instruyó en cosas como la defensa y construcción de un cerco utilizando muebles, paredes y los pilares del edificio.
Al principio, los caballeros, especialmente los que pertenecían al Segundo cuerpo de caballeros, se quejaban de sus movimientos sigilosos y de su actitud de esperar y ver, sin embargo, después de repetidas batallas de tres en tres, su insatisfacción desapareció al ver la clara efectividad de esos movimientos.

『Durante un tiempo usaran esta cabaña para entrenar por turnos. Mientras tanto los grupos que no estén utilizándola practicaran sus lecciones sobre cómo usar la lanza. 』(Hifumi)

Durante las lecciones Hifumi mostro muchas técnicas. Además de las técnicas de empuje comunes en el entrenamiento de los caballeros, les enseño ataques técnicos que consistían en utilizar la lanza para enredar al oponente y golpearlo aprovechando la oportunidad, y por último, incluso les enseño como lanzar a alguien por los aires utilizando la lanza.

Como todo ese conocimiento les fue enseñado de repente a tempranas horas de la mañana, lo máximo que los caballeros podían hacer era poner atención a las lecciones sin saber si podrían aplicar esas técnicas o no.

『Estos son los conceptos básicos. Deben aprovechar la práctica de combate en interiores para memorizar estos movimientos en tres días. 』 (Hifumi)

Los caballeros se sentaron y comenzaron a hablar mientras Hifumi decía esto y se marchaba rápidamente hacia el castillo. En ese momento, el entusiasta Lotomago estaba tirado en el suelo ya que su cuerpo no podía seguir en movimiento. Él mostraba una expresión extremadamente aliviada.

『... Si no lo hacemos, será malo, ¿verdad? 』 (Lotomago)

Sabnak niega con la cabeza al escuchar las palabras de su colega.

『No creo que este bien no hacerlo. Al menos, como personas a cargo, es necesario hacerlo por el bien de terminar la ceremonia de coronación sin problemas. Además, si queremos asegurar la vida de nuestros subordinados, probablemente no haya otra forma más que seguir adelante con esto. 』 (Sabnak)

『Por eso no tenemos más remedio que tomar la iniciativa. 』, dijo Sabnak mientras ponía la fuerza en sus rodillas y se ponía de pie.


Comenzando desde la capital de Horant, Adolamelk, todo el país cayó en un gran caos temporal.

Eso es debido a que un enemigo invadió el castillo real y provoco un daño significativo en las fuerzas militares, sin mencionar que las tropas de ese mismo enemigo fueron estacionadas en la capital. Y, además, esas mismas tropas extranjeras comenzaron a entrenar a los soldados de la capital de Horant.

Incluso las instituciones de investigación de herramientas mágicas, que eran administradas por el estado, fueron afectadas. Por otro lado, la cantidad de dinero que tuvieron que pagar como compensación al territorio Touno, ubicado dentro de Orsongrande, de ninguna manera fue una cantidad pequeña.
Naturalmente, todo eso causó insatisfacción entre los nobles dedicados a su país. Por lo que los movimientos de oposición contra la realeza que había quedado bastante debilitada comenzaron a surgir, pero por alguna razón justo en ese momento... aumentaron los informes de monstruos feroces. Eso y el hecho de que personas que no parecían sentir dolor comenzaron a aparecer, hizo que los nobles tuvieran las manos ocupadas encargándose de sus territorios.

Y mientras los nobles tenían que quedarse confinados en sus territorios, el ejército nacional de Horant, cuyas unidades principales estaban estacionadas en Adolamelk, fueron entrenados y enseñados sobre técnicas y tecnologías por los soldados territoriales de Fukaroru, dirigidos por Alyssa, para aumentar sus fuerzas como compensación por la disminución del número de soldados.
Por lo que incluso si algún noble tratara de revelarse, no podría rivalizar con las fuerzas militares de la capital.

『... Creo que estaría bien decir que perdimos por completo. 』 (Suprangel)

Mientras miraba los informes, Suprangel suspiró profundamente.
Aunque se tratara del mismo rey, el hecho de permitir que los soldados de una nación enemiga fueran estacionados en el país provocaría una gran reacción negativa. Suprangel ya se había preparado para las protestas que ocurrirían, sin embargo, en vez de eso su autoridad se fortaleció, el poder de los nobles se debilito y la capital floreció, solo esto eran grandes resultados.
Para aumentar la eficiencia de la distribución de herramientas mágicas, el rey aumento el número de comerciantes que entraban y salían de Orsongrande, por lo que los rendimientos tributarios también aumentaron. Hasta cierto punto, incluso pudieron recuperar la cantidad que tuvieron que pagar como compensación.

『¿Qué ha pasado con los invitados de Fukaroru? 』 (Suprangel)

『¡Haa! Los soldados de Orsongrande no han causado ningún problema en particular... Mas bien, parecen estar siendo aceptados por los ciudadanos que rodean el castillo, eso se debe a que todos los días reparten las partes comestibles de los monstruos que atrapan y no les importa pagar por los productos que consumen. 』

El joven, que reportó esto desagradablemente, era un pariente lejano del rey, llamado Nelgal.

Cuando se descubrió que muchos miembros de la realeza habían estado cooperando con mi nieto Belldore, muchos de ellos fueron exiliados o eliminados. Por esa razón llame a este joven para nombrarlo mi nuevo heredero, incluso si su sangre real es delgada, todavía tiene un largo entrenamiento por delante, pensó Suprangel.

『No solo hay cosas malas sobre esta situación. Si la población se siente encantada y está prosperando, eso se convertirá en la riqueza del país. Más bien, lo que debería preocuparnos es que los soldados de Fukaroru se vayan de aquí. 』(Suprangel)

『¿Qué quieres decir? 』 (Nelgal)

『Si el estado y el orden público de la capital decaen una vez que se hayan ido, la gente y los nobles pensaran que nosotros los miembros de la realeza somos incompetentes. Incluso si tratamos de volver a nuestro anterior modo de gobierno, la gente ya ha aprendido lo que es un buen estado, por lo que ya no permitirán nada por debajo de eso. 』(Suprangel)

Después de que Nelgal asintió con la cabeza, pareciendo haber entendido, comenzó a reflexionar sobre algo, y bajo su mirada un poco.
El rey espero tranquilamente a que terminara.

『Mi rey, hay una sola cosa que quiero pedirle, pero... 』 (Nelgal)

『Lo permitiré. Puedes decírmelo. 』 (Suprangel)

『Me gustaría que me envíe a Fukaroru. He escuchado que muchas personas se reúnen en el territorio de Fukaroru para estudiar sobre diversas cosas, incluso sobre la administración de un territorio. Si considera que vale la pena aprobar mi petición, humildemente le digo que me gustaría estudiar sobre esos temas lo más pronto posible. 』 (Nelgal)

Al escuchar esa sugerencia Suprangel involuntariamente mostró una sonrisa.

『Ya veo. Escuché que la tierra, gobernada por ese hombre, estaba creciendo rápidamente. Supongo que no sería inútil de ninguna manera. 』(Suprangel)

『¡Entonces! 』 (Nelgal)

『Hmm... 』 (Suprangel)

Suprangel reflexiono sobre las circunstancias del hombre llamado Hifumi.

El hombre que vino a un mundo desconocido. ¿Qué destruirá? ¿Qué creara? ¿A dónde irá?

Luego abrió la carta que había sido colocada junto a él. Esta contenía información sobre la coronación de un nuevo rey en Orsongrande.

『Muy bien. Te enviaré a Fukaroru, Nelgal. 』(Suprangel)

『¡Muchas gracias! 』 (Nelgal)

『Además, te acompañaré hasta la capital de Orsongrande. Una vez allí me reuniré directamente con el nuevo rey y les pediré por tu seguridad. 』 (Suprangel)

『Y-yendo tan lejos por mí... 』 (Nelgal)

Que el rey dejara su país era algo que nunca había ocurrido en Horant. Incluso en países extranjeros era algo que casi nunca sucedía.
Después de escuchar eso, Nelgal comenzó a inquietarse ya que esto se había convertido en un asunto bastante serio.

『Está bien. Ahora que recuerdo, se podría decir que yo también tomé lecciones de mi predecesor. 』 (Suprangel)

Suprangel movió la carta, causando un sonido de aleteo.

『Además, si solo tomo en cuenta lo que dice este trozo de papel, no entenderé nada. Es necesario verificar las cosas con mis propios ojos para poder comprenderlas. Si hubiera tenido una visión y un discernimiento más amplios, las cosas podrían no haber llevado a la muerte de Belldore… 』(Suprangel)

『Mi rey... 』 (Nelgal)

『Las tropas de ese hombre parecen estar siendo dirigidas por un oficial de un rango considerablemente alto. Pediremos su cooperación para entrar en Orsongrande. 』 (Suprangel)

『Aprendamos muchas cosas mirando juntos este vasto mundo. 』, Suprangel se rio.


Aproximadamente en el mismo momento en que los caballeros de las ordenes de caballeros, estaban bañados en sudor debido al agotador entrenamiento con Hifumi, Vaiya, que había estado entrenando en el campo de pruebas del taller de los enanos en Fukaroru, se revolcaba en el suelo.



『También existen ese tipo de movimientos... 』 (Vaiya)

『Ya que no ha pasado mucho desde la primera vez que use esta arma, no puedo explicar claramente cómo usarla. 』 (Kaimu)

Mientras respiraba ligeramente, Kaimu respondió inexpresivamente, como de costumbre.

『La primera vez... ¿eh? 』 (Vaiya)

『Sí. Después de recibir las enseñanzas del Señor, he estado entrenando todos los días. 』(Kaimu)

Kaimu sostenía un Kusarigama en sus manos. Sosteniendo el contrapeso, tomo una postura en donde mantenía la hoz frente a él.

『... ¿Es también parte de las enseñanzas del conde Touno el no bajar el arma incluso si tu oponente ha sido derrotado? 』 (Vaiya)

『Sí. Incluso si el oponente parece estar indefenso, se me dijo que lo básico es enfrentarlo sin ser negligente. 』 (Kaimu)

『No soy rival para ti. 』, Después de decir eso, Vaiya se levantó del suelo desempolvando su ropa. Y agarró la espada que estaba cerca de él.

『Has roto espléndidamente mi orgullo como caballero. 』 (Vaiya)

Después de envainar la espada, Vaiya tomó el kusarigama, que había recibido, en sus manos.

『Es un arma extraña. Sin embargo, además de enredar mi espada con la cadena, me lanzaste al suelo tirando de mis pies. 』 (Vaiya)

Aunque era la primera vez que la otra parte usaba esta arma, Vaiya no pensó que sería así de impotente.
Para empeorar las cosas, su oponente, lejos de ser un soldado, es un funcionario civil. Ni siquiera parece que Kaimu haya estado entrenando tanto tampoco.

『Una vez más, por favor, quiero que me enseñes a usar esta arma. He entendido que esto será algo extremadamente útil para nosotros. 』 (Vaiya)

『... ¿Puedo preguntar la razón? 』 (Kaimu)

『Para mantener el orden en el castillo, no hay más opción que matar al enemigo utilizando espadas o lanzas. Sin embargo, si somos capaces de utilizar eficientemente este kusarigama y el shuriken, podremos capturarlo sin dejar que se escape o tener que matarlo. Eso también nos permitirá obtener información del enemigo. 』(Vaiya)

『Si somos capaces de hacer eso, no será imposible lidiar con una situación antes de que se vuelva peligrosa』, Vaiya habló sobre sus propios pensamientos.

Kaimu termino avergonzado al haberse mostrado tan apasionado sobre ello, pero aún así quería transmitir su entusiasmo.
La expresión de Kaimu, que vio de forma fugaz, aún era inexpresiva, pero este estaba asintiendo.

『Entiendo. Te enseñaré todas las técnicas que se. 』(Kaimu)

『B-Bueno, luego después de esto... 』 (Vaiya)

Kaimu entrecerró ligeramente los ojos al ver al impaciente Vaiya.

『Así es, por el bien de tu objetivo, probablemente no sea suficiente con un entrenamiento individual solamente conmigo. 』 (Kaimu)

Tan pronto como dijo eso, más de 30 soldados se presentaron en el campo de pruebas.

『¡Buenos días! 』

『Sí, buenos días. 』 (Kaimu)

Los soldados, que formaron rápidamente una línea, estaban sosteniendo cada uno su propio kusarigama. Y estaban firmes frente a Kaimu.
Kaimu estaba de pie frente a ellos como si fuera natural.
Además, Kaimu siguió hablando con su habitual voz sin emoción, causando que Vaiya no comprendiera lo que estaba sucediendo.

『Estos son los que recibieron las enseñanzas de Señor-sama junto a mí. Para empezar, haremos que aprenda usted mismo las técnicas que conocemos. 』(Kaimu)

『¿Eh? Aprender yo mismo significa... 』(Vaiya)

Para Vaiya, parecía que los ojos de Kaimu brillaban.

『A partir de hoy le impartiremos toda la "guía", que recibimos de Señor-sama, con todo nuestro poder... Tenga cuidado de no morir. 』 (Kaimu)

『Jaja... por favor no seas demasiado duro conmigo... 』 (Vaiya)

Podría haber cometido un error acerca de a quién pedirle ayuda, consideró Vaiya.




Anterior    | Indice |    Siguiente

5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Por supuesto, solamente estoy en medio de mis vacaciones de mitad de año y no he tenido motivacion para dejar de ver Anime y traducir.

      Tenia muchos animes pendientes.

      Pero a mas tardar la proxima semana tendran nuevas publicaciones.

      Eliminar
    2. Esas son buenas noticias, ya me estaba asustando y gracias por responder

      Eliminar

Escribe tu opinion, sugerencia o queja del contenido para ayudarme a mejorar en las proximas publicaciones.