viernes, 23 de febrero de 2018

Summoned Slaughterer. Capítulo 64

Patrocinado por:
Luis Minaya

Autor: Ido Masayoshi
Traductor ingles: Infinite Novels Translations
Traductor español: Errdex

Sonrisa de profanación

El cadáver de Ayperos fue puesto dentro de un imponente ataúd y vestido con hermosas ropas de seda.
Lo hicieron de forma que los puntos en su cabeza no se destacaran, pero aun así la sensación de que algo estaba fuera de lugar no desapareció por completo.
Sentada inmóvil junto al cadáver, estaba Imeraria la cual miraba el cadáver de su hermano sin dejar escapar ninguna lagrima.

El ataúd que fue colocado encima de un pedestal con ruedas para su fácil movilidad estaba ubicado en el centro de la habitación que esta al lado de la sala de audiencia, la cual era usada para conversaciones secretas. Imeraria era la única persona sentada ahí, ya que solo una silla había sido preparada en los alrededores del ataúd.
En ese momento, el ministro Adel entro silenciosamente a la sala.

『... Disculpe. 』 (Adel)

Después de inclinarse ante Imeraria, que no mostro ninguna reacción, Adel bajo la cabeza y coloco su mano derecha sobre su pecho, mirando al cadáver del príncipe.
Mientras Adel se retiraba después de dar las amables condolencias, Imeraria se levantó silenciosamente y se inclinó ligeramente hacia él.
Adel, que vio esto desde la esquina de sus ojos, salió rápidamente de la habitación al no poder soportar estar ahí por más tiempo.
Una vez que salió de la habitación, aunque de alguna manera tenía una apariencia calmada, dejo salir un silencioso suspiro.

『Se nota su sufrimiento, ¿no es así? 』 (Adel)

Antes de darse cuenta, el rostro del shinigami estaba junto a Adel.

『No aparezcas sin permiso. ¿Qué haremos si alguien te ve? 』(Adel)

Incluso cuando le fue dicho eso, el shinigami no respondió y simplemente se rio.

『¿No estaría bien decirle pronto sobre el hechizo de retorno a la princesa? 』 ( Shinigami )

『No seas tonto. Ya que aún no he encontrado un solo documento, no hay razón para informarle a la princesa lo que me dijo un espíritu malvado. 』 (Adel)

El shinigami persiguió a Adel, quien comenzó a caminar, aunque sus piernas temblaban y tambaleaban.

『Ofrécele esperanza a la princesa herida. ¿No sería problemático para ti y para la nación si la princesa estuviera desanimada? 』( Shinigami )

Mirándolo con ojos llenos de fastidio, Adel entró en la biblioteca.

『Deja de pretender estar preocupado por este país cuando no eres más que un espíritu maligno. Es desagradable. 』(Adel)

『¡Oh! Aunque no lo parezca, soy un dios que ayuda seriamente a la gente que quiere sobrevivir. 』 (Shinigami)

『... ¿Qué dices a pesar de ser un shinigami? 』 (Adel)

Sin quitar su vista, Adel siguió buscando litografías que contuvieran información sobre el hechizo de retorno y documentos relacionados con alguna magia similar. Después de haber hecho lo mismo por quien sabe cuántos días, ya se había acostumbrado por completo a tratar con ellas.

『Las almas de aquellos que mueren después de haber luchado desesperadamente por sobrevivir brillan intensamente. 』 (Shinigami)

Deteniéndose por un instante al escuchar las palabras del dios de la muerte, Adel murmuro 『qué mal gusto. 』 y luego continuó buscando.

Pero, de cualquier manera, Adel no pudo evitar pensar:

¿Qué pasará con este país después de que hayamos regresado a la persona llamada Hifumi?

Aunque Orsongrande esté tratando frenéticamente de sobrevivir con sus actuales avances militares, solo por el hecho de que esa persona llamada Hifumi sea nuestro aliado, aunque sea superficialmente, lo mas probable es que el país se mantenga en pie, incluso si muchas vidas se pierden en el proceso.
Sin embargo, Adel se detuvo bruscamente.

Incluso si Hifumi desapareciera de repente, eso no significaría que las guerras comenzarían de inmediato. Pero ya que la mayor parte de la fuerza militar de Orsongrande desapareció, su posición será agónica.
Si considero esto y presto atención para prepararme con antelación...

Aunque aún no he tenido ningún progreso, por lo que pensar en eso podría ser apresurado, Adel continuo su búsqueda.


『¡Felicidades, Sabnak! 』 (Biron)

Biron levantó su copa de sake hacia Sabnak, quien se sentó en el asiento de honor durante la cena organizada por el Conde Biron.

『De verdad, nunca pensé que un caballero así surgiría de la casa de mi familia. 』 (Hermana)

Sabnak dirigió su cansada vista hacia su hermana mayor que estaba riendo a carcajadas.

『Nee-san, ¿Acaso no sabes que no estoy hecho para esa posición oficial? 』 (Sabnak)

『Ara, desde que eras pequeño siempre fuiste muy inteligente. ¿No es mejor para ti tener esa posición en lugar de estar en el campo de batalla? Después de todo eres un novato en el manejo de la espada. 』(Hermana)

Biron mostró simpatía por esos crueles comentarios, pero Sabnak ya estaba acostumbrado a que su hermana mayor se expresara sin guardarse nada.

『De todos modos, debido a esto, es necesario que regrese al castillo real antes de lo que había planeado. En resumen, el objetivo de la Guardia imperial es cuidar a la realeza... aunque Imeraria-sama sea la única. 』(Sabnak)

『No te preocupes por nosotros. Está bien que regreses junto con los demás miembros de tu cuerpo de caballeros. Con el apoyo del Conde Touno, mis tropas estarán bien, ya que probablemente no habrá una gran batalla pronto. 』 (Biron)

Biron, consciente de la situación en la frontera, considero el tiempo que le tomaría a Horant crear un ejército a gran escala, incluso si lo formaran apresuradamente.

『Sabnak, antes de volver al castillo real escríbele una carta a nuestro padre. La enviare junto con la mía. 』 (Hermana)

『Está bien. También le enviare una carta de felicitación al impopular suegro-sama, así que enviémoslas juntas. 』 (Biron)

Sabnak terminó avergonzado por las palabras de la pareja casada.

『Muchas gracias. 』 (Sabnak)

La pareja casada sonrió al ver al tímido Sabnak.
Sabnak recordó el momento en que fue felicitado por enlistarse en el cuerpo de caballeros.
Incluso en ese momento se sintió bien ser felicitado. Por lo que después de eso, se esforzó seriamente en hacer su trabajo. Incluso después de esta promoción, está preparado para enfrentar la situación y seguir adelante.

『Sin embargo, como es la primera vez que trabajare en el castillo, de seguro me pondré nervioso. 』 (Sabnak)

Saboreando lentamente el licor que fue servido después de la comida, Sabnak murmuro.

『Probablemente esta se volverá una conversación entre hombres.』, la hermana mayor de Sabnak se fue después de decir eso.

『En lugar de ser un guardia, es probable que también tengas que prestar tu asesoramiento a Imeraria-sama. 』 (Biron)

Al escuchar las palabras de Biron, Sabnak inclinó la cabeza hacia un lado.

『¿En lo que respecta a asesoramiento, no está ahí el primer ministro, Adel? 』 (Sabnak)

『Eso puede ser cierto. Pero, si Imeraria-sama escuchara solamente su opinión, su punto de vista seria limitado. No es que este bien o mal. Es solo que, al pensar en varias posibilidades, según las hipótesis que ya hayan sido formuladas, podrás expresar tu propia opinión que seguramente será diferente a la del primer ministro e Imeraria-sama. Creo que podrás ayudar como estadista, incluso si es solo eso. 』(Biron)

『Debido a que Imeraria es demasiado obediente para ser de la realeza, probablemente escuche sus opiniones con bastante frecuencia. 』, dice Biron.

¿No fue eso lo que causó la muerte de Pajou? Aunque esa pregunta cruzó por la mente de Sabnak, aun así, pudo estar de acuerdo con la idea.

『Creo que no es la única tarea de un guardia ofrecerlo todo como un escudo. Alguien llamado un guardia realmente excelente no permite que nadie, que sea peligroso, se acerque a la persona que debe ser protegida, creo. 』(Biron)

Sabnak asintió lentamente debido a las palabras de Biron.


Justo ahora, el mago, que había perdido la conciencia debido a la patada de Hifumi, se despertó y notó que su cuerpo estaba amarrado, mientras se quejaba del dolor.

『O-Ouch... 』 (Mago)

『¡Oh! Te despertaste. 』(Hifumi)

Se pudo escuchar una voz desde atrás del mago.

『Diablos... 』 (Mago)

『Me deshice de tus otros compañeros. Te mantuve vivo porque hay cosas que quiero escuchar de ti. 』 (Hifumi)

『Fácil de entender, ¿no? 』, Dijo la voz desde atrás de él.

Cuando su tenue visión se recuperó, se dio cuenta de que estaba atado abrazado al tronco de un árbol.
Y también recordó la voz del que le estaba hablando.
Se trataba de Hifumi, el hombre que lo mando a volar con una patada anteriormente.
Incluso cuando intento girar su rostro para ver hacia atrás, no pudo hacerlo lo suficiente como para ver el rostro de la otra parte.

『¿No te dolerá el cuello si tratas de mirar hacia atrás estando de esa manera? 』 (Hifumi)

『... ¿Cuál es tu objetivo? 』 (Mago)

Aunque disimulaba lo mejor posible estar en calma, al momento de hacer esa pregunta su voz tembló un poco.

Al ser incapaz de ver a la otra parte, su ansiedad aumentaba cada vez más.

『Te dije que tengo preguntas. ¿Dejarías de perder el tiempo y darte prisa en responder? 』(Hifumi)

A pesar de que el mago no era capaz de verlo, había otra persona más amarrada. Pero estaba lo suficientemente alejada como para que no pudiera escuchar la conversación.

『No me jodas. Sé que eres un enemigo... 』

Debido a que estaba tratando desesperadamente de ver el rostro de Hifumi, la vista del mago se volvió borrosa. En ese momento una pequeña pieza de metal se incrusto en el tronco del árbol, justo frente a sus ojos bloqueando su campo de visión.

¿Mi vista se rompió? Se siente caliente de repente.

『Tienes dos opciones. Habla y vive o guarda silencio y muere. 』 (Hifumi)

Debido a que el mago soportaba el dolor sin responder, Hifumi se rio.

『Antes que nada, la primera pregunta es: ¿Cuál es la ubicación del instituto de investigación de herramientas mágicas de la capital? 』 (Hifumi)

Un dolor agudo se clavó en el hombro derecho del mago que permaneció en silencio ante la pregunta de Hifumi.
Aunque no fue capaz de verlo por sí mismo, le pusieron una pieza de metal caliente en el hombro.

『¡Gyaaaaa! 』 (Mago)

『Te dije que no me hicieras perder el tiempo, ¿no? 』 (Hifumi)

Al final, tomó 30 minutos hacer lo mismo varias veces hasta que el mago cedió y confeso toda la información.
Hifumi, que había escuchado la ubicación del instituto de investigación, y el estado de sus defensas, cortó con su katana la cuerda que estaba atando al mago mientras le decía 『Buen trabajo. 』.
El mago, exhausto hasta el punto de no poder ponerse de pie, se deslizo lentamente agarrándose al árbol hasta quedar de rodillas.

『Hubiera sido mejor si hubieras dicho todo de inmediato. 』 (Hifumi)

Hifumi, quien dijo esto indiferentemente, sintió algo de repente.

『¡Guaa! 』

Era el grito del mago.
Hifumi, corriendo sin ver eso, chasqueó la lengua al ver al soldado de Horant, que debería estar atado, poniéndose de rodillas.

『¿Eres un idiota? Si lo vas a matar porque tienen prohibido hablar, entonces hazlo antes de que lo haga. 』(Hifumi)

Diciendo esto, Hifumi pateo la barbilla del soldado.

『Ubyuu. 』 (Soldado)

Mientras el soldado esparcía saliva y dientes, Hifumi pisoteo su pecho inclinado hacia atrás. Empuñando su katana frente a él.

『Bien, entonces es tu turno. 』 (Hifumi)

『Fufu, no hay forma de que hable fácilmente. 』 (Soldado)

El soldado sonriendo audazmente intento empuñar una espada, sosteniéndola en su mano derecha y apuntándola a su cuello. Pero falló.
Tan pronto como el sonido de un corte fue audible, la mano derecha del soldado, desde el codo cayó al suelo.

『¿Eh...? 』 (Soldado)

『¿Pensaste que podrías suicidarte tan fácilmente? 』 (Hifumi)

Presionando completamente el cuerpo del soldado contra el suelo, la katana fue apuñalada en su hombro izquierdo.

『¡Uguu! 』 (Soldado)

『Ahora bien, es hora de preguntar. ... ¿Sabías algo de mí? 』(Hifumi)

Hifumi miro al soldado con una mirada congelante.

『Cuando me vieron varias personas comenzaron a moverse de manera extraña, ¿no estás de acuerdo? O más bien, ¿Acaso no estaban intentando hacer que los persiguiera? 』(Hifumi)

『Si tenían magos lo mas probable era que se quedarían a seguir peleando, pero como estaban siendo anormalmente cuidadosos, pude notar que tenían planeado escapar junto con sus magos cuando sus números hubieran disminuido. 』, explico Hifumi.

El soldado abrió los ojos sorprendido por lo que Hifumi acababa de decir.
Aunque lo negó a toda prisa, Hifumi creyó más lo que vio que lo que dijo.

『Ya veo... 』 (Hifumi)

Hifumi, considerando algo por un momento, extrajo su katana del hombro del soldado.
Ignorando al soldado que se desmayó en agonía, Hifumi se dirigió hacia un lugar separado, en donde el grupo de Origa lo estaba esperando.
En algún momento durante ese tiempo, Hifumi dirigió su vista al mago, pero este ya había muerto.

『Origa. 』 (Hifumi)

『Sí. 』 (Origa)

『¿Escuchaste la ubicación del instituto de investigación? Ya que iré solo al castillo real, toma todas las herramientas mágicas y regresa a Orsongrande mientras causo una perturbación. 』(Hifumi)

『Está bien si haces lo mencionado anteriormente mientras estás regresando a Fukaroru. 』, dijo Hifumi.

『Entendido. Por favor, ten cuidado... 』(Origa)

Hifumi sonrió suavemente debido a las ansiosas palabras de Origa.

『Todavía no he jugado lo suficiente con este mundo. No puedo morir todavía. 』 (Hifumi)

Dándose la vuelta y dirigiéndose hacia el soldado, Hifumi, mientras lo miraba inmóvil y adolorido, de repente saco una poción mágica de su almacenamiento oscuro y la rocío sobre él.

El brazo cortado no se reconectó, sin embargo, el soldado, cuyas heridas se cerraron por completo, fue liberado por Hifumi sin darle tiempo de entender cuál es la izquierda o derecha.
Manchado de suciedad, el soldado, levantando finalmente la cabeza, presto atención a la fría voz de Hifumi.

『Bueno, entonces, jugaremos a perseguirnos hasta llegar al castillo real. Competiremos para ver si tú serás más rápido en llegar a donde tu jefe o si yo seré más rápido en alcanzarte. 』 (Hifumi)

El soldado no comprendió lo que Hifumi estaba diciendo, pero inmediatamente recuperó el sentido, se levantó sosteniendo su cuerpo con la mano izquierda que le quedaba y comenzó a correr tambaleándose por la imposibilidad de alcanzar el equilibrio.

『¡Luce bien! ¡Ha pasado un tiempo desde que corrí! 』(Hifumi)

Después de guardar la katana en su almacenamiento, Hifumi, atando el borde de su Hakama, comenzó a correr una vez que la distancia del soldado de Horant había aumentado lo suficiente.




Anterior    | Indice |    Siguiente

Comentarios (2)
-