viernes, 23 de febrero de 2018

Summoned Slaughterer. Capítulo 63


Autor: Ido Masayoshi
Traductor ingles: Infinite Novels Translations
Traductor español: Errdex

Tan solo

La información de que Hifumi invadió Horant ha sido llevada no al rey sino a Belldore. Para que eso sucediera, Yugu realizo algunas maniobras dentro del castillo. Pero eso es algo que Belldore no sabe.

『¿Dices que entraron en nuestro país? 』 (Yugu)

『Al parecer aniquilaron a nuestros guardias fronterizos. 』 (Mensajero)

Yugu, que escucho el informe que le dieron a Belldore, suspiró.

『Sin embargo, si se trata de un pequeño grupo de 10 personas, será fácil aplastarlos antes de que logren llegar a la capital. 』 (Belldore)

Al escuchar las palabras de Belldore, el soldado, que vino a informar, comentó tímidamente:

『Esto... ya han atravesado dos ciudades. Se cree que llegaran a la capital en pocos días... 』(Mensajero)

Belldore, poniéndose de pie de repente, arrojó al piso la taza de sake de porcelana que tenía en su mano.

『¿Por qué no fuimos informados de esto antes? 』 (Belldore)

El soldado, que fue completamente intimidado, se arrodilló mientras temblaba.

『Por favor, cálmese, Belldore-sama... Esta podría ser una buena oportunidad. 』(Yugu)

『¿Qué quieres decir? 』 (Belldore)

Yugu hizo que el soldado se retirara y bajó la voz para que otros no pudieran escucharlo.

『Haremos que las cosas vayan de esta forma... 』 (Yugu)

Yugu susurro el plan en los oídos de Belldore. Se trataba de un método para alcanzar de una manera espectacular y honorable la corona.
Aunque Belldore se reía ampliamente, sintió una repentina duda.

『Sin embargo, el entorno del rey está custodiado por los soldados de la Guardia Imperial. No parecen ser soldados que pueda traer a mi lado. ¿No sería imposible avanzar en el plan sin tener esos peones? 』(Belldore)

『¿Está bromeando? Hemos preparado al ejército privado más fuerte… ¿Cree que no lo son? 』(Yugu)

『... ¿Quieres usar eso, eh? 』 (Belldore)

『Es la oportunidad perfecta. Demostraremos a las personas la fortaleza de su nuevo rey. 』 (Yugu)

Belldore aun dudaba.

El ejército privado de Belldore, que menciono Yugu, son soldados solo de nombre ya que se trata de cuerpos experimentales, pero, aunque están en condiciones de ser controlados, han pasado repetidamente por varios experimentos de implantación de herramientas, medicamentos y otras cosas. De ninguna forma se puede mostrar sus caras y figuras en público, ya que de su apariencia no pude decirse nada más que "de alguna manera son capaces de mantener una forma humana".

『No hay necesidad de preocuparse. El combate solo será dentro del castillo. En el momento en que debamos mostrarlos al público, todo su cuerpo estará completamente cubierto con armaduras. 』(Yugu)

『Uh huh... 』 (Belldore)

『Por favor, déjeme los arreglos, incluyendo los de este asunto. 』 (Yugu)

Belldore pensó por un momento mientras Yugu hacía una elegante reverencia, pero ningún otro buen plan se le vino a la mente.

『Muy bien, seguiremos tu plan. 』 (Belldore)

『Por favor, déjemelo a mí. 』 (Yugu)

Yugu, que levantó su rostro, se rio mientras tocaba su bigote.


El silencio se había extendido en toda la audiencia.

Frente a la princesa, que está de pie al lado del trono, el Capitán Lotomago del Tercer cuerpo de caballeros y el Primer Ministro Adel, estaban arrodillados. En ambos lados de la sala, los guardias estaban alineados en una fila. Todos tenían miradas graves. La expresión de todos excepto la de la princesa era oscura. No estaban de luto por el príncipe. Sino que era en consideración de la princesa que se le había dicho acerca de la muerte de su hermano.

En realidad, no había nadie más que Imeraria que llorara por el príncipe.

『... ¿Después de todo, mi hermano ha sido asesinado por Hifumi...? 』 (Imeraria)

『No... hemos recibido el informe de que el príncipe fue asesinado por alguien llamado Origa, la cual es la asistente del Conde Touno. 』 (Lotomago)

Fue Lotomago el que negó la sospecha de Imeraria.
Él, que había recibido tardíamente el informe de la muerte del príncipe le dio la información a la princesa, sin tomar en cuenta la presión que Adel le estaba ejerciendo. Adel, que de mal humor estaba junto a él, intentaba apoyar a Imeraria.

『Fue Origa-san... 』 (Adel)

Imeraria recordó que Origa era la que siempre estaba al lado de Hifumi, y que era una mujer de rostro adorable y ojos que ocultaban una gran ambición, aunque tenía la misma edad que ella.
Imeraria, que estaba a punto de perder su fuerza debido a las palabras de Lotomago que contaban las circunstancias de ese momento, fortaleció frenéticamente sus pies para poder mantenerse de pie.

Lo que le sucedió a mi hermano menor no fue más que su culpa. Seguramente fue al campo de batalla pensando divertirse, después de que fuera manipulado por su entorno. Aunque todavía era un niño que no sabía nada sobre la guerra, se obsesiono por engañar y ser atendido por mujeres.

Sin importar como fue, Imeraria no sentía rencor contra Origa.
Una vez que escuchó las circunstancias supo que era obvio que su hermano menor no tenía lo necesario para ser rey. Ella pensó que él solo había cosechado lo que sembró.
Sin embargo, al final ellos eran lo que quedaba de la realeza. Y a pesar de los grandes esfuerzos que hizo para protegerlo, terminó perdiendo fácilmente a su hermano pequeño y su esperanza.
Imeraria apenas se mantiene en su lugar debido a su responsabilidad como realeza.

『... ¿Hay alguien más que haya visto la escena? 』 (Imeraria)

『¡Ah! Exceptuando al caballero que me lo informó, hay alguien más del Segundo cuerpo de caballeros, que regresó hoy. 』(Lotomago)

Lotomago, obteniendo el permiso de Imeraria, hizo que el caballero que esperaba ingresara a la sala de audiencias.
Fue Vaiya, quien entró mientras sostenía su casco bajo su brazo.
Deteniéndose un poco detrás de Lotomago y Adel, él se arrodillo silenciosamente e inclinó la cabeza.

『Te permito hablar libremente. Cuéntanos todo lo que viste. 』 (Imeraria)

『¡Entendido! 』 (Vaiya)

Habiéndosele permitido levantarse para que todos pudieran escucharlo claramente, Vaiya explicó en detalle qué sucedió para que la situación resultara de esa forma y en qué tipo de situación habían estado el Segundo cuerpo de caballeros, el Primer cuerpo de caballeros, Hifumi y Biron, mientras se aseguraba cuidadosamente de no hacer contacto visual con la princesa.
Todos los que estaban en la audiencia, escucharon atentamente el informe sin intentar interrumpirlo.
Incluso más que la aniquilación despiadada de la facción del príncipe, Imeraria se quedó sin palabras al escuchar sobre la mejora de los soldados de Horant con respecto a los de los experimentos realizados por Vichy.
Además, Vaiya informó que una parte del ejército territorial de Fukaroru, que iba de regreso al territorio, estaba acompañada por los ex soldados rescatados de Horant y que actualmente estos estaban descansando en los cobertizos que tomaron prestados de la capital.

『Y, ¿Qué paso con Hifumi-sama y la fuerza principal del ejército territorial de Fukaroru? 』 (Imeraria)

『El conde Touno y una parte de los soldados han ido a invadir el territorio de Horant. Después de haber aniquilado por completo a los guardias fronterizos del enemigo, se dirigieron a la capital de su nación. La fuerza principal fue tras el conde Touno un día después. 』(Vaiya)

Imeraria estaba en los límites de su comprensión debido a las palabras de Vaiya.

『Aunque ni siquiera hemos tenido conversaciones de paz con Vichy todavía... Pero probablemente sea inútil intentar detenerlo. 』 (Imeraria)

『En cualquier caso. 』, Imeraria miró a Vaiya parada frente a ella.

『Eres un caballero perteneciente al Segundo cuerpo de caballeros, ¿cierto? Pensé que ustedes apoyaban a mi hermano menor. ¿Si es así, por qué estás del lado del Capitán Lotomago del Tercer cuerpo de caballeros? 』(Imeraria)

『¡Ah! Solo soy un caballero. Hasta ahora seguí las políticas de mi capitán, pero quiero mantenerme alejado de cosas como tratos políticos y facciones. Sin embargo, debido a nuestro fracaso, esta vez solo hay unos pocos sobrevivientes del Segundo cuerpo de caballeros. Y como era una situación sobre la cual no podíamos hacer nada y ni teníamos ninguna autoridad, consulté acerca de nuestro futuro con el capitán del Tercer cuerpo de caballeros. 』 (Vaiya)

Lotomago, que entendió completamente las circunstancias, acepto cuidar del Segundo cuerpo de caballeros y aparentemente le ordenó que se lo informara a Imeraria.

『Ya veo... Entendido. A partir de este momento, el Segundo cuerpo de caballeros quedara disuelto. Y desde ahora, el Tercer cuerpo de caballeros será el único Cuerpo de caballeros de Orsongrande. Le encargare las demás acciones al capitán Lotomago. 』 (Imeraria)

Lotomago respondió cuando Imeraria le preguntó si estaba bien.

『Con el debido respeto... no me opondré y aceptaré gustosamente servir como capitán del Cuerpo de caballeros unificados, sin embargo, creo que usted es demasiado generosa otorgándome este puesto, especialmente en lo que respecta a la unificación de los Cuerpos de caballeros. 』 Lotomago)

『Sin embargo. 』, Lotomago levantó la cabeza.

『No es deseable que nadie, excepto Imeraria-sama, unifique el núcleo de las fuerzas militares del país. Suponiendo que la guardia imperial sea la única organización aparte del Cuerpo de caballeros, creo, en mi humilde opinión, que lo mejor sería que Imeraria-sama tomara el mando. 』(Lotomago)

El primer ministro también expresó su aprobación hacia la recomendación de Lotomago.
Si Lotomago hubiera permanecido en silencio, habría ascendido a la posición más alta con respecto a los asuntos militares nacionales, por lo que los caballeros circundantes intercambiaron miradas entre ellos.

『Entendido. Aprecio mucho el buen sentido y juicio de Lotomago. Y para la recién organizada Guardia Imperial... ¿Quieres nominar a alguien? 』(Imeraria)

『¡Si! Aunque es joven, es un caballero que posee un experto juicio. Yo nomino a Sabnak. Y como su consejero y vice capitán, a Vaiya aquí presente. 』 (Lotomago)

Debido a las palabras de Lotomago, Vaiya, quien se había arrodillado de nuevo, levantó la cabeza naturalmente. Era la primera vez que había escuchado acerca de ser recomendado.

『Déjame saber el motivo. 』 (Imeraria)

『Sabnak es un conocido del conde Touno. Él ha recibido la influencia del Conde de una buena manera. De cualquier manera, creo que él también puede manejar las cosas de manera flexible. Incluso tiene tal grado de capacidad administrativa que el mismo conde Touno le pidió ayuda para la administración de su territorio. No tiene la experiencia suficiente, pero eso no es ningún problema para empezar. 』 (Lotomago)

Después de haber dicho todo eso, Lotomago miro a Vaiya con una mirada fugaz.

『Incluso Vaiya reunió a los soldados ya dispersos y regresó con vida aun cuando su Cuerpo de caballeros fue devastado. También ha experimentado combate real y parece ser capaz de usar su ingenio con rapidez. Él incluso tiene la capacidad de mantener una relación de apoyo con el Conde Touno. ¿No es él una persona capaz y valiosa que se separó del Cuerpo de caballeros al que pertenecía? Además, me trajo sugerencias sobre cómo aumentar la fuerza de los soldados de este país gracias a sus nuevos descubrimientos. 』 (Lotomago)

『¿Sugerencias, cuáles? 』 (Imeraria)

Lotomago se sintió aliviado por el interés de Imeraria.

Es muy probable que los frentes de batalla en las cercanías del país se extiendan de ahora en adelante. Me habría preocupado si ella no fuera sensible a las sugerencias que afecten a la defensa nacional.

『Sí. Se trata del entrenamiento de los soldados territoriales de Fukaroru llevado a cabo de acuerdo con la guía del Conde Touno... 』(Lotomago)

El establecimiento del Cuerpo de caballeros imperial (Guardia imperial), siguiendo las ideas de Lotomago y Vaiya, fue reconocido el mismo día.
Vaiya sería el capitán en funciones de la guardia Imperial hasta que Sabnak regresara de Münster.
Vaiya, quien estaba listo para ser expulsado del Cuerpo de caballeros, se puso nervioso debido a que repentinamente le fue asignado un puesto importante, pero Sabnak, al enterarse de su nombramiento como capitán de la Guardia Imperial en un documento oficial que fue entregado por un mensajero, estaba confundido mientras leía el documento que le fue entregado a través de Biron, dejando salir un grito silencioso.

Llegando incluso a pensar que se trataba de una cruel broma, no salió de su habitación por un tiempo.


『Oh, he encontrado algunos magos. 』 (Hifumi)

Hifumi, quien avanzaba por la carretera de Horant de muy buen humor, se rio cuando vio a varias personas con túnicas mezcladas entre el grupo que se acercaba desde el frente.
Dentro del grupo, el cual es una unidad militar con aproximadamente 30 miembros, incluyendo a los soldados, hay 5 personas con la apariencia de magos. Estos estaban ubicados convenientemente en medio de los soldados.

Debido a que Hifumi se seguía acercando, los soldados, listos para el combate, le dijeron que se detuviera.
Pero Hifumi no hizo más que ignorarlos.
Mientras tanto el grupo de Origa lo estaba esperando un poco más atrás de su posición, poniendo cuidado a posibles emboscadas en las proximidades, este comportamiento era debido a la orden de Hifumi.

『¿Supongo que ustedes son magos? Quiero preguntarles acerca de las instituciones de la capital. 』 (Hifumi)

Los magos miraron al hombre, que de repente apareció frente a ellos, con miradas malhumoradas.

『¡Bastardo! ¡Somos una unidad especial bajo el mando directo de Yugu-sama! 』(Soldado A)

El soldado que fue ignorado se acercó para amenazar a Hifumi.

『Eres molesto.』 (Hifumi)

La mano izquierda de Hifumi golpeó la cara del soldado, que se puso frente a él, con una bofetada.
Pero, aunque nadie fue capaz de verlo, con ese ataque Hifumi apuñalo uno de los ojos del soldado con su dedo índice.

『Ugigi... 』 (Soldado A)

Ignorando de nuevo al soldado, que se agachó y sostuvo su rostro debido al repentino dolor, Hifumi se giró hacia los magos.

『La institución a cargo de investigar herramientas mágicas probablemente esté cerca del castillo, ¿verdad? Díganme la ubicación. 』(Hifumi)

『¿Qui-Quién te crees que eres…? 』 (Mago A)

El mago, desconcertado por el comportamiento de poca indulgencia de Hifumi, apenas pudo pronunciar esas palabras.

『Ah, todavía no me he presentado. 』 (Hifumi)

『Lo siento, fue mi culpa. 』, Hifumi se burló.

『Soy un conde de Orsongrande, mi nombre es Hifumi. 』 (Hifumi)

『Entonces, ¿Cuál es la ubicación? 』

Los soldados tomaron una breve distancia de Hifumi, quien repitió su pregunta.

Mientras los soldados sacaban sus armas a toda prisa, Hifumi demostró su descontento.

『¡De qué se trata esto! Aunque comencé una conversación pacífica, obtengo este tratamiento. 』 (Hifumi)

Cuando los miro de nuevo, los magos tomaron sus dagas y comenzaron a cantar algo.
Incluso el soldado, que sostenía su rostro por el dolor, se levantó y desenvainó su espada furiosamente con su ojo izquierdo profundamente rojo.
Al confirmar que había sido rodeado, Hifumi dio un gran paso.

『Gue. 』 (Mago)

Un mago fue lanzado al aire con una patada frontal en el estómago, separándose del grupo.
Después de rebotar dos veces en el suelo, el mago se desmayó quedando completamente quieto.

『Está bien si solo él queda. 』 (Hifumi)

Mientras decía eso, Hifumi saco un sansetsukon de su almacenamiento.

『Bien, hagámoslo. 』 (Hifumi)

『¡No te burles de nosotros! 』 (Soldado A)

Cuando Hifumi evitó al soldado que se acercaba con un ligero movimiento de su cuerpo, los magos lanzaron hechizos de fuego y viento.

Los soldados evitaron hábilmente los ataques de los magos, demostrando su considerable cooperación.

『Ven aquí ho. 』 (Hifumi)

Hifumi, acercándose rápidamente al hombre que venía atacando con su espada, lo agarró del cuello y cambió de lugar con él.

『¡Ugiyaaaa! 』 (Soldado A)

El hombre, herido por las hojas de viento y con su cuerpo cubierto de llamas, rodó por un momento, pero luego dejó de moverse.

『Apesta. 』 (Hifumi)

Frunciendo el ceño debido al hedor de la carne quemada, Hifumi fue atacado por soldados uno tras otro.
Aunque eran bastante expertos en sus métodos de ataque cambiando las vanguardias, Hifumi encontró el defecto de su formación.
Acercándose a la persona que intentaba retirarse, Hifumi le apuñalo la garganta con la punta de su bastón, matándolo en él acto.
Cuando ese soldado fue arrojado entre los demás soldados, el caos se extendió por un instante.

『Al parecer han estado practicando con oponentes que no sé mueven. Pero los seres vivos son diferentes de los muñecos de madera. 』(Hifumi)

Puede ser una buena opción si el objetivo esta escoltando a alguien o es un grupo, ya que pueden hacer que el oponente se agote cambiando los atacantes en un intervalo fijo, pero es diferente si se trata de un grupo pequeño o aun mas si es uno solo, ya que el oponente no tiene nada que le impida dejar de moverse.

Cuando Hifumi entro por completo en el grupo de soldados preparados para balancear sus espadas, antes de que alguien lo notara guardo el incomodo sansetsukon, y tomo un suntetsu en su mano derecha.

『Están demasiado cerca como para poder balancear sus espadas largas ~』 (Hifumi)

Hifumi enterró y apuñalo el suntetsu en los globos oculares, cabezas, y cienes, produciendo masivamente cadáveres y soldados heridos.

『Ocasionalmente, este tipo de combate cuerpo a cuerpo es divertido. 』 (Hifumi)

Después de guardar el suntetsu, Hifumi se rio alegremente mientras sostenía con un agarre inverso un kodachi, el cual no había sido producido en ese mundo.

Cortando suavemente a través de la arteria carótida, apuñalo a un oponente diferente mientras se deslizaba evitando el chorro de sangre.
Luego, agarrando el cuello del soldado mas próximo, lo atrae cerca de él y desliza la hoja del kodachi en la exila, ya que ahí no hay armadura.
Hifumi no le puso atención a todos los enemigos que intentaban escapar silenciosamente después de que la carretera había sido llenada de sangre.

Como uno de los soldados que se retiraban trato de rescatar al mago, que había sido tirado al suelo al inicio de la pelea, Hifumi le lanzo una pequeña pieza de hierro que impacto en la parte posterior de su cuello.

『Tengo asuntos con ese tipo. Eviten llevárselo. 』(Hifumi)

En el momento en que Hifumi dijo eso, más de la mitad de los soldados de Horant habían caído.
Los otros soldados, notando había algunos tratando de escapar, entendieron la situación y se alejaron de Hifumi.

『Tsk... 』 (Soldado)

Una persona de los que se retiraban hizo un ruido con su lengua.

『Desde el principio ustedes no tenían intención de pelear. Tu reacción fue como si ya conocieras mí apariencia. 』(Hifumi)

Cuando Hifumi dijo eso, algunos soldados dejaron salir un gemido.

『Un objetivo, ¿eh? Parece que será necesario escuchar la historia que este tipo tiene que contar, ¿cierto? 』(Hifumi)

Girando el kodachi para tomar un agarre por encima de la cabeza, Hifumi sostuvo las cuchillas tomando una postura con una pierna doblada al frente y la otra extendida hacia atrás. Y manteniendo una piedra en la mano izquierda, jugaba con ella con sus dedos.

『Bueno, entonces, ¿quieres intentar escapar? ¿O quieres probar si puedes ganar? 』(Hifumi)

『No permitiré más opciones que esas dos. 』, Hifumi dijo mientras balanceaba el kodachi.




Anterior    | Indice |    Siguiente

Comentarios (3)
-
  1. Gracias por el capitulo :D

    Vi un pequeño error, unos dialogos duplicados cerca del final Mientras decía eso, Hifumi saco un sansetsukon de su almacenamiento.

    『Bien, hagámoslo. 』 (Hifumi)

    『¡No te burles de nosotros! 』 (Soldado A)

    『Bien, hagámoslo. 』 (Hifumi)

    『¡No te burles de nosotros! 』 (Soldado A)

    ResponderEliminar