miércoles, 31 de enero de 2018

Seiun wo Kakeru. Capítulo 6



Autor: Hizen Fumitoshi
Traductor ingles: Hachidori108
Traductor español: Olixx 9999 - HunterStars Translation


Capítulo 6 - El comienzo del trabajo



Al unir los ladrillos resistentes al calor, y luego llenar los agujeros restantes con los restos de arcilla, se hizo un horno fuerte y sólido que puede resistir las altas temperaturas. Tenía 3,6 metros de altura, 40 centímetros de ancho y 80 centímetros de largo.

La forma especial del horno se hizo para que pudiera usar el reflejo del calor radiante para aumentar de manera prominente su temperatura. La chimenea se hizo larga y estrecha, para mejorar la efectividad del calor. También se fabricó para que cada vez que dejara de funcionar, se pudiera usar de inmediato sin pausa.

Finalmente - pensó Eiji.

En el taller del herrero había toneladas de leña apiladas, y al lado, en la misma cantidad, óxido de hierro. Esto solo tomó dos meses de preparación.

Por supuesto, si no fuera por la ayuda proveniente de la aldea, como la excavación de minerales de hierro, la obtención de leña y la construcción del horno y el taller, Eiji no sería capaz de hacer todo esto. Se podría decir que no fue una ayuda cualquiera.

Mientras Eiji miraba alrededor de su taller, todavía faltaban muchas herramientas, como un yunque, un martillo de hierro y pinzas. Estaba claro que, a partir de ahora, él tiene que concentrarse en hacerlos.

A cambio, ya había una plataforma de trabajo esperándolo. Si fuera el taller de un herrero durante la antigüedad japonesa, el proceso de trabajo se llevaría a cabo en un piso muy bajo. Sin embargo, en la actualidad, los talleres se modernizaron, lo que posibilitó que el proceso se realizara de pie.

Tanya, que vino a celebrar la finalización del horno, lanzó un suspiro de admiración. El taller fue amplio, lo cual fue crucial para mantener la resistencia al calor cuando se usa fuego.

Debido a las paredes hechas con ladrillos nuevos y profundos, el taller se veía excepcionalmente hermoso. Además, el techo utilizado para protegerse de la lluvia estaba firmemente construido. Eiji podía entender que el trabajo de Fernando estaba bien realizado.

- Felicitaciones por la finalización, Eiji-kun.

- Tanya-san ... ahora puedo finalmente comenzar mi trabajo y comprometerme con el deber. Por favor, perdóname por haber vivido a tu cuidado todos los días.

- ¿No estabas haciendo tu mejor esfuerzo para la preparación? Incluso hacer lo mejor para prepararse es una parte del trabajo. Creo que estabas haciendo tu trabajo diligentemente.

- Tanya-san ... gracias.

- ¿Huh? ¿No estás tratando de presumir allí?

- Fernando-san ... por favor no te metas.

- No, parece que me ignoraron, así que al menos déjame hablar, jajaja.

Mientras Fernando se reía, tanto Eiji como Tanya, cuyos rostros se pusieron rojos como una remolacha, se dieron cuenta de que estaban cerrados dentro de su propio mundo.

Tanya, que se sentía particularmente avergonzada, se cubrió la cara con las manos. Podrías notar que sus orejas estaban enrojecidas.

Eiji se inclinó. Él entendió que Fernando no recibirá ninguna recompensa por construir la casa. [4]

- Gracias, por el magnífico trabajo que has hecho aquí.

- No te preocupes. ¿No era una petición procedente del pueblo? Además, el trabajo fue realmente divertido, gracias a la ayuda de los otros muchachos. Fue una experiencia agradable, considerando que rara vez construimos algo usando ladrillos. Estaba realmente emocionado de ver el fruto de nuestra labor.

- Sería diferente si fuera una solicitud hecha por un herrero de otras aldeas, pero ya que eres uno de nosotros, no nos importa en absoluto. Sin embargo, hace mucho calor, así que es mejor verlo desde la distancia. [5]

- Bueno, entonces haz lo que quieras. Más tarde, Mike y Jane se unirán a nosotros también.

- Aunque estamos a tu lado, gracias por tu consideración.

Cuando Eiji dirigió su mirada hacia la entrada, se pudo ver a la pareja. Una vez que sus ojos se encontraron, ambos lados intercambiaron reverencias.

Mike sostenía una canasta llena de carne seca y frutas. Una vez que se lo transmitió a Eiji, podías sentirlo descontento. Cuando Eiji tomó la canasta, Jane rió con picardía.

- Felicitaciones por su taller, Eiji.

- Mike-san, Jane-san, muchas gracias. Le he estado causando problemas todos los días, pero ahora, me gustaría devolverle el favor, así que estoy ansioso por trabajar con usted.

- Mi esposo dijo que quería venir y celebrar, no importa qué.

- ¿Eh? ¿No fuiste tú quien auuie?

- Lo siento por mi esposo, pero por favor trátalo bien.

- Grr ...

- E-estoy a su cuidado.

Eiji, estupefacto por la situación, se despidió de Mike, que aún gruñia de desagrado. Finalmente, el jefe de la aldea vino a visitarlos.

Aunque la población del pueblo rondaba los 250 y tantos, mucha gente vino a saludar a Eiji, ya que era el primer taller de herrero en esta área. Como propietario del taller recientemente inaugurado, Eiji probablemente sintió que aumentaba la tensión.

- Oh, ¿este lugar no es agradable? Fernando, seguro que eres bueno.

- Te lo agradezco.

- Y Eiji, espero tu contribución.

- Sí, por favor déjamelo a mí.

- Bueno, entonces, te veré haciendo tu trabajo.

- ¿Jefe de la aldea?

- ¿Hay algún problema?

- No, no dude en mirar, ya que lo esperaba después de dos meses. Por otra parte, si espera un mes más, podré aprovechar al máximo mis habilidades para poder satisfacerla.

Tanya, el jefe de la aldea, y Fernando vieron como Eiji se movía.

Una vez que el horno se enciende, requiere tiempo para alcanzar la temperatura deseada.

Era la extraña visión de muchas personas del pasado que observaban a Eiji, que venía del futuro, encendiendo el horno.

Mientras arroja un poco de leña al horno, se escucha el sonido del crepitar de la madera, y el fuego comienza a hacerse más grande. Él usa un par de fuelles para soplar más viento.

Una vez que el interior del horno recibiera suficiente oxígeno, la madera comenzó a brillar de color rojo carmesí. Debido a la cantidad de radiación de calor, el cuerpo y la cara de Eiji comenzaron a producir sudor. La extensión del calor era tan increíble que su sudor se vaporizó en un abrir y cerrar de ojos.

Pasó un largo tiempo antes de que el horno se calentara. Sin embargo, la temperatura alcanzó un nivel absurdo.

- Me disculpo por hacerte esperar. Ahora que los preparativos están listos, permítanme explicar. Cuando se determina la temperatura del horno, arrojamos algo de hierro oxidado. Entonces esta vez, a diferencia de antes, les echamos carbón.

- Eso es rápido.

- Las acciones que tomas están bien planificadas.

Los movimientos de Eiji fueron rápidos. Una vez que agrega óxido de hierro dentro del horno a través de la boca, lo agita y luego pone un poco de carbón.

- A continuación, dejamos de usar fuelles y cerramos la boca con ladrillos.

Dentro de la boca del horno, los ladrillos comenzaron a acumularse. Para observar el interior, se deben hacer agujeros, incluso si son pocos. Sin embargo, no tuvo efecto sobre las llamas en el interior.

Cuando el horno comenzó a bloquearse, la temperatura bajó. Al mismo tiempo, la habitación se oscureció.

La luz que brillaba a través de la boca del horno iluminaba suavemente el lugar de trabajo. Fernando, que estaba observando todo el proceso, inclinó el cuello con curiosidad. Debido a que las personas en esta aldea comúnmente usan una estufa para encender el fuego, sería normal que se vuelva más fuerte cuando se sopla con el viento y más débil cuando se bloquea.

- Si bloquea el horno, ¿no desaparecerá el fuego?

- Sí, ese sería el conocimiento común. Como puede ver, ya hay suficiente componente llamado oxígeno para que este hierro rojo continúe brillando. Si corta su suministro, que proviene de la atmósfera, sería natural que la llama desaparezca. Sin embargo, esta llama usa oxígeno proveniente del dióxido de hierro, por lo tanto, la llama que ves se quema más intensamente.

- Es como dices ...

Y la luz que viene de la llama sigue rezumando a través de los agujeros.

- La temperatura del horno oscila entre 900 grados Celsius y 1200 grados Celsius. A alrededor de 900 Celsius, el oxígeno comienza a reducirse, y en 1200 Celsius, la materia extraña llamada escoria comienza a fluir. Puedes decir qué tan caliente está de la llama. La llama a bajas temperaturas es roja. A temperaturas más altas, cambia de color desde una naranja amarga a amarilla y, finalmente, se vuelve blanca. Bueno, debería ser el momento adecuado pronto. Sacamos el hierro desoxidado, junto con la escoria que sale del horno.

- Alrededor de 900 Celsius, ¿qué es eso?

- Te dice qué tan caliente es.

Eiji se mueve rápidamente de nuevo. Una vez que se retiran los ladrillos, planea sacar la plancha con una pala. Primero, la materia extraña se sale. Una cosa similar a una lava cae lentamente en el agua que se colocó delante del horno, y una gran cantidad de vapor se comienza a producir, enfriando la escoria.


Dentro del horno, el hierro seguía ardiendo rojo carmesí.

- Woah, está ardiendo rojo carmesí.

- ¿No te quemarás? ... Estoy preocupado.

- Tengo guantes de cuero, por lo que debería hacer mi trabajo más fácil, pero, si no lo hago lo suficientemente rápido, me voy a quemar.

- Este es un trabajo peligroso.

- No será un gran problema, siempre que me mueva rápido. Mi objetivo es hacer un martillo de hierro, pero por el momento, me quedaré con el de bronce. El siguiente paso es expulsar la escoria restante dentro de la plancha.



Como no hay yunque, Eiji coloca el trozo de hierro sobre la gran piedra y golpea. Las chispas y la escoria comienzan a dispersarse, iluminando la cara de Eiji.

- La materia extraña se eliminará al terminar de golpear el hierro encendido. Entonces podemos comenzar darle una forma. Porque me centraré en la velocidad, en lugar de la calidad, esta vez, una vez que se elimine la escoria, no tendremos que pasar por el proceso de plegado.

El plegado sirve para tapar los orificios irregulares causados ​​por los componentes.

Debido a que la distribución irregular de los componentes crea orificios, el hierro que acaba de extraer tiene un nivel de dureza inestable.

Pero como la intención de Eiji no era crear el martillo de hierro inmediatamente, omitió este procedimiento. A medida que el trozo de hierro se enfría, lo vuelve a introducir en el horno y repite el mismo procedimiento para golpearlo. Luego usa una punta de bronce de una lanza, como sustituto de un cincel, para dar forma a la figura del hierro.

- Aumentamos su dureza mediante aspersión y enfriamiento con agua [1] . En otras palabras, rociar agua como golpear con el martillo después de sumergirlo en agua.

Se escuchó un sonido claro de metal en cada golpe. Cuando el hierro se quema, su superficie comenzó a oxidarse. Debido al nivel de dureza bajo en estos lugares, hubo una necesidad de removerlos.

Como resultado de la aspersión de agua, la temperatura cae rápidamente, causando una explosión de vapor, que se ocupa de las partes oxidadas.

La oscilación causada por la explosión hace temblar el hierro, hasta el punto de sorprender a todos.

- Mantenemos el equilibrio de los componentes de hierro atenuándolo hasta que alcanza la temperatura máxima. Entonces, podemos ponerlo en agua, aceite o, en algunos casos, miel.

Eiji pone el martillo de hierro en el cubo, que junto con el sonido del vapor, comienza a arder. En el interior, el aceite que comenzó a arder, incluso más rápido que su punto de inflamación.

Solo así, Eiji esperó por un minuto, y una vez que confirmó que había obtenido la temperatura adecuada, sacó el martillo.

- Cuanto menor es la temperatura del hierro, más duro se vuelve. Para ser sincero, quiero enfriar los artículos forjados usando hielo, pero supongo que usaré el agua del río como sustituto. Por último, una vez que el hierro se endurece, para mejorar la flexibilidad, debo realizar el procedimiento de templado [2] .

Martensite'ing [3] es una de las técnicas utilizadas en katanas.

Durante el procedimiento de templado, la temperatura depende de lo que se este elaborando. Por lo tanto, se debe tener una alta competencia durante este proceso.

Tienes que hacerlo hábilmente, de lo contrario las herramientas con bordes afilados se vuelven romas y los martillos se astillan.

Después de que Eiji terminó el procedimiento, retiró la escoria restante que se derritió dentro del horno y sopló un poco de viento para aumentar su temperatura.

- Sigo repitiendo el mismo procedimiento, por lo que podría ser aburrido ...

- Eso fue asombroso. Pensar que se necesita mucho tiempo para hacer un solo artículo.

- Sí, estaba lleno de admiración. Increíble.

- Sí, con eso puedo estar en paz.

- En realidad, lleva mucho más tiempo, ya que se han omitido muchos procedimientos. Voy a hacer más herramientas a partir de ahora, así que me gustaría que me respaldes.

Un trozo de hierro que con un brillo oscuro. Una vez que Eiji insertó la empuñadura, pudo reconocer el martillo al que estaba acostumbrado. Sin embargo, una actuación como esta fue suficiente para encantar a los espectadores, que nunca antes lo habían visto.

Debería registrar esto, la herramienta n. ° 1, pensó.



Anterior    | Indice |    Siguiente


 Notas de referencia
[1] : Tipo de tratamiento térmico (proceso) utilizado en la metalurgia basado en el calentamiento y remojado del metal, a fin de endurecerlo. Para más detalles: https://en.wikipedia.org/wiki/Quenching

[2] : Otro proceso realizado después del templado, que tiene como objetivo eliminar el exceso de dureza. Para más detalles: https://en.wikipedia.org/wiki/Tempering_%28metallurgy%29

[3] : aunque no existe un proceso llamado martensite, el autor usó el término "martensita" en su lugar. La martensita se refiere a una forma muy dura de estructura de acero obtenida a través de un enfriamiento más rigorista. Para más información: https://en.wikipedia.org/wiki/Martensite

[4] : Al menos, no por el momento.

[5] : Nuevamente Fernando está hablando.







Comentarios (1)
-
  1. lamento la espera por las vacaciones, aqui tienen un capitulo mas, a pesar de que hago lo que puedo por publicar es dificil, me tomare mi tiempo para traducir un grupo de capitulos y publicarlos, ademas de traducir una novela nueva, tratare de estar mas activo para que puedan tener mucha mas lectura amena, ya que las novelas lijeras tranquilizan el corazon y emocionan el alma. Hasta entonces.

    ResponderEliminar