lunes, 20 de noviembre de 2017

Seiun wo Kakeru. Capítulo 4

Autor: Hizen Fumitoshi
Traductor ingles: Hachidori108
Traductor español: Olixx 9999 - HunterStars Translation


El Inicio de la fabricación


Delante de sus ojos, encontró una gran cantidad de arcilla. Tomó unos veinte minutos caminar desde la colina para llegar. En el lugar, que era bastante inclinado, había varias capas expuestas. Por su textura tierna, se podría decir que era arcilla.

En el camino, Eiji usó una nata [1] para cortar las ramas de los árboles, a fin de dejar marcas. Despejó el arbusto con cuidado, aunque torpemente, y logró marcar el camino. Gracias a esto, de ahora en adelante, no debería haber ningún problema para llegar al lugar de recolección de materiales.

- Hablando de eso, sé que esto puede sonar grosero, pero me gustaría que me dieras algo de madera prestada, al menos al principio.

- E-entendido.

Cortar y suministrar madera a la gente, esto es lo que debe hacer un leñador. Naturalmente, se debe pagar un valor equivalente a cambio, sin embargo, Eiji no tenía nada que ofrecer.

Para un herrero, se necesita una gran cantidad de materiales inflamables. Se podría decir que más de la mitad del costo de producción generalmente consistiría en estos. Sin embargo, antes de comenzar la fabricación de hierro, se requeriría una gran cantidad de fuego para fabricar los ladrillos resistentes al calor para un horno. Pensando de esa manera, de hecho, se necesita una gran cantidad de madera. Mientras consideraba ese hecho, Eiji siguió trabajando. Desenterrando la arcilla expuesta, la pone en una cesta.

- Es más difícil de lo que pensé. Philip-san, ¿puedo hacerte esperar un poco?

- Hm, te ayudaré.

Comparando con el lecho de roca, la arcilla es mucho más suave. Pero a pesar de usar una pala de bronce, reunirla parece bastante difícil.

Sin decir una sola palabra, Philip ayudó a Eiji. Como su cuerpo era mucho más fuerte que el de Eiji, podía hacer el trabajo mucho más rápido. Para él, usar una pala sería lo mismo que usar una rama.

Obviamente, su deber era guiar. Él no tiene la obligación de ayudar en absoluto.

Philip, que no le importaba en particular al humilde Eiji, le sonrió.

A pesar de no ser muy hablador, por dentro, él es realmente amable, o eso pensaba.

Después de pasar treinta minutos, la canasta se llenó de arcilla. Si uno lo pusiera sobre su hombro, pesaría alrededor de diez kilos. Una vez que Eiji lo hizo, se escuchó un sonido pesado.

Se sentía doloroso, como si la clavícula se estuviera rompiendo. Si fuera una mochila de nylon, le reduciría su carga, ya que esta está hecha para que el peso se distribuya equitativamente. En cambio, podía sentir la delgada cuerda incrustándose en su cuerpo, ya que apenas podía sostener la canasta.

- ¿Regresaremos a la cabaña forestal?

- L-la mina de hierro, se supone que está en esta vecindad ... ¿no sería mejor dejar el equipaje aquí e ir allí?

- Te dejaré la decisión.

Una vez que se hayan reunido ambos materiales, se necesitará un algo similar a una carreta de bueyes. Debido a que los caminos alrededor de este lugar son principalmente senderos de animales, si se trata de una carreta grande, podría ser problemático usarla en el transporte.

Tal vez debería hacer una carretilla. Además, debería haber un carpintero en este pueblo, así que deberíamos intentar con un transporte de dos ruedas, en lugar de cuatro. - pensó Eiji. Como el camino debajo de sus pies no es plano, es necesario hacer ruedas grandes. Cuanto más pensaba Eiji, aparecían más herramientas indispensables, lo que le producía dolor de cabeza.

Cuando Eiji exhaló un suspiro de cansancio, siguió siguiendo a Philip. Como Philip está acostumbrado a este camino de montaña, a pesar de su mal estado, podría progresar fácilmente. Hubo muchos baches y barro; sin embargo, no todo se puede evitar. A pesar de eso, ambos tuvieron que progresar sin mirar atrás.

Philip intentó igualar el ritmo de Eiji. Estaría bien incluso sin eso, pero para alguien como Eiji, es imposible alcanzarlo a este ritmo. Además, mientras progresaba, Philip siguió cortando arbustos y ramas que parecían peligrosos. Para una persona tan silenciosa como él, es bastante considerado.

- Philip-san, ¿cuántos años tienes?

- Creo que alrededor de los veinte más o menos.

Los agricultores generalmente son particulares acerca del calendario, ya que sembrar y cosechar depende en gran medida de las estaciones. Sin embargo, para un leñador como Philip, tenía poca importancia. Pensé que sería mayor que yo, ya que es bastante confiable, pensó Eiji.

- Hemos llegado.

- ¿Así que es aquí? Ciertamente, puedes ver minerales de hierro crudo sobresaliendo. Esta es la primera vez que los veo.

Rojos y oxidados terrones de mineral de hierro se podían ver diseminados por todo el lugar. Probablemente haya alrededor de varios cientos de kilos de ellos. Incluso si la mitad de eso se convirtiera en desperdicio durante el proceso de forjado, aún sería suficiente. Con todo esto, sería posible hacer tantas herramientas agrícolas como desee.

- ¿Conoces el camino más corto desde aquí hasta el pueblo?

- Aquí ... si sigues así ...

Parece que esta ubicación está al oeste-noroeste de la aldea. En cuanto a la arcilla, el lugar estaría ubicado en el norte-noroeste. Una vez que Eiji subió un poco más alto, pudo ver la punta de la casa del jefe de la aldea.

Ya veo ... a juzgar por la distancia de vista, tomaría alrededor de quince minutos, pero debido a que el equilibrio es irregular, tal vez veinte o treinta minutos, pensó Eiji.

Hay un gran río que fluye, y puedes obtener tanto arcilla como mineral de hierro. Eiji entendió que este pueblo está bendecido con abundantes recursos.

- Pronto va a oscurecer, por lo que debemos volver rápidamente.

- Ya veo, ¿entonces debemos regresar?

A pesar de que Eiji logró llegar a este lugar, se sintió decepcionado al no poder recuperar los minerales de hierro. Por lo tanto, tuvo que contentarse solo con arcilla. Como Felipe también tenía que hacer su trabajo, no había forma de confiarle materiales para carga.

Ya fue un gran éxito para Eiji, teniendo en cuenta que pudo encontrar una buena fuente de materiales. El primer paso sería hacer un pequeño horno y las herramientas de forjado.

-----------

- ¿Qué piensas hacer al usar esto?

- Es una pequeña estufa. Aunque no podrá alcanzar la alta temperatura deseada, puede usarse para hacer carbón.

Esa era una pregunta bastante rara proveniente de Tanya. Supongo que sería natural pensar así al ver a alguien cargando un montón de tierra dentro de su casa.

Sin embargo, hay un método para producir carbón al colocar madera directamente en el fuego sin tener que quitar sus partes podridas, para alguien que no sea un especialista, como Eiji, hacerlo causaría, en el peor de los casos, un riesgo de incendio. Por esa razón, era necesario hacer una estufa para producir carbón. A pesar de que la leña se utiliza para vivir en el invierno, en las aldeas, el uso de carbón no se conocía [2].

La pequeña estufa al lado de Eiji, que normalmente usaba, era una shichirin [3]. Sin embargo, su temperatura no es algo fija. Cada vez que las partes calentadas se derriten, tienen que ser reforzadas, lo que es bastante inconveniente.

No parecía que Eiji lo usaría en el futuro, pero aun así, era una prueba de que hacer algo tan fundamental y simple como esto no era imposible.

Al lado de la casa, Eiji amasa y forma la arcilla que se volvió más suave al remojarla.

- Te ayudare.

- En ese caso, haré la base. ¿Puedo hacer que apiles esta arcilla encima?

- Yo me encargo. Estoy acostumbrada al trabajo manual, ya que lo hago todos los días.

Tanya sonrió con una sonrisa, extendió sus manos sobre la arcilla sin ninguna preocupación. Esto es lo que hace todos los días, un trabajo manual difícil.

Cuando ambos comenzaron a amasar con entusiasmo, las puntas de sus dedos se mancharon con arcilla.

- Ahaha. Te ves bastante preocupado Eiji.

- Gracias. Es más difícil de lo que creía.

Una vez terminaron, tanto Tanya como Eiji estaban cubiertos de sudor y barro. Mientras se limpiaba el sudor, la cara limpia de Tanya se llenaba de lodo.

A fin de crear ventilación para el calor, Eiji tuvo que hacer un techo redondo y agregarle con una chimenea.

Usando una piedra plana, Eiji alisa el lado exterior de la arcilla mientras se ajusta la forma de la estufa.

Al terminar el día termina, el hermoso cielo despejado se ha vuelto rojo.

La arcilla tardará alrededor de tres días en secarse completamente. Mientras tanto, Eiji decide concentrarse en la carretilla y los ladrillos.

Y una vez que se las arregle para hacer los ladrillos, la construcción del horno comenzará.

Cuando se quiere hacer algo bueno, se necesitan herramientas de una calidad excelente.

Eiji entendía este hecho más que nadie.




Anterior    | Indice |    Siguiente


Notas de referencia

[1]: herramienta de filo japoneses con una hoja ancha y mango corto.

[2]: Creo que antes mencioné algo sobre que personas que usan carbón, pero probablemente fue un subproducto de la leña.

[3]: parrilla de carbón japonesa. Para más información: https://en.wikipedia.org/wiki/Shichirin
Comentarios (4)
-
  1. Muy interesante son los avances de poco a poco

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el apoyo. A pesar de no poder actualizar tan seguido voy a procurar subiendo capitulos siempre que pueda.

    ResponderEliminar
  3. Tomate tu tiempo, está interesante de como la novela avance con cada invento del protagonista hasta que llama la atención de la gente. Me gusta estos isekai que no son de un protagonista poderoso, sino uno normal. Así como risou no hime, que es más político y que el prota no es alguien poderoso.

    ResponderEliminar