martes, 3 de octubre de 2017

Summoned Slaughterer. Capítulo 47


Autor: Ido Masayoshi
Traductor ingles: Infinite Novel Translations
Traductor español: Errdex - HunterStars Translation

Not Meant For Me

Habiendo asesinado a 10 caballeros con su espada, Hifumi estaba poniendo la katana en su funda muy satisfecho. Entonces, Imeraria apareció tímidamente desde las sombras.
Aunque sintió sus movimientos, Hifumi ni siquiera volteo a verla, era como si no se preocupara por su existencia.

Cuando Imeraria dirigió su vista a la esquina de la habitación, donde Hifumi había lanzado a su madre, vio el cadáver de la reina.
Observando que su madre había muerto mostrando una expresión de reproche, Imeraria estaba confundida sobre si estaba bien llorar o alegrarse.
Mirando su propia habitación adornada con salpicaduras de sangre, ella estaba reconsiderando cómo es que llegaron a eso.


En compañía de Hifumi, Imeraria terminó anunciando su intención de heredar la corona frente a la población. El mismo día, después de terminar su trabajo, volvió rápidamente a su dormitorio.

"¿Por qué quiere tal cosa...?" (Imeraria)

Después de ponerse un camisón rojo claro, Imeraria se sentó en la cama y soltó un largo suspiro.
Con un estado de ánimo terriblemente agotado, Imeraria sentía sus hombros pesados.

"¿Me pregunto qué demonios está pensando?" (Imeraria)

Imeraria todavía no podía comprender la forma de pensar de Hifumi.

Obviamente la razón no es que quiera convertirse en el rey. Según la información del Cuerpo de caballeros, al parecer le ha confiado la administración de su territorio, estableciendo solo unas pocas políticas, a los funcionarios civiles. Además, debido a que redujo la tasa de impuestos global y llego hasta el punto en que los soldados territoriales están cerca de las masas, su reputación entre la mayoría de la población parece ser muy buena.
Y aunque está utilizando una gran cantidad de fondos para el desarrollo de armas y cosas como esas, no es como si él viva en el lujo. Si tiene tiempo libre, saldrá a pasear alrededor de la ciudad. Muchas personas lo han visto hacer cosas tales como practicar su esgrima.


"Es un señor feudal que es justo y bondadoso con la gente y no pierde el tiempo en lo que respecta a hacer esfuerzos para protegernos".

Esa parece ser la impresión de muchas personas acerca de Hifumi.
Como esas opiniones son totalmente diferentes de lo que ella ha visto y escuchado, Imeraria no puede creer que están hablando de la misma persona.

"¿Odia a la realeza y a los nobles?" (Imeraria)

A pesar de que ella pensó en eso, anteriormente había recibido un informe que decía que Hifumi había matado a un número considerable de personas de los barrios bajos. En pocas palabras, él no se preocupa por el estatus social ni la posición, es decir que no hay ningún factor decisivo, todo se reduce a si uno lo está obstaculizando o no.

Ella ya estaba al límite de su ingenio cuando pensó en ello.
Con el apoyo de las masas, no hay nadie tan difícil de tratar como ese lunático. Si ella lo elimina despreocupadamente, terminaría siendo vista como villana.
Mientras Imeraria estaba perdida en sus pensamientos, escucho el sonido de unos golpes.

"¿Qué pasa?" (Imeraria)

Había una sirvienta esperando órdenes afuera del dormitorio, pero ella entró nerviosamente.

"Es... el Conde Touno ha llegado..." (Criada)

Hacia la desconcertada sirvienta, Imeraria suspiró por enésima vez hoy.

"Visitar la habitación de una chica soltera durante la noche... No importa, por favor, déjalo pasar." (Imeraria)

"Sin embargo..." (Sirvienta)

La sirvienta parecía estar preocupada por el peligro y por los rumores de que un hombre entrara en el dormitorio de la princesa durante la noche, pero Imeraria no se preocupaba por la falta de sentido común de Hifumi.

"No hay ningún problema. Ya es lo suficientemente bueno que él no entrara por la fuerza." (Imeraria)

"Esa es una manera cuestionable de hablar de alguien." (Hifumi)

Apartando a la sirvienta hacia un lado, Hifumi entró.
Traía un paquete grande en los hombros.

"Recibir mis malos modales es algo que podría llamarse mi resistencia mínima. ¿Y? ¿Qué podría ser eso?" (Imeraria)

"Antes de eso." (Hifumi)

Interrumpiendo las palabras de Imeraria, Hifumi se giró hacia la sirvienta.

"Ponte en contacto con el Tercer cuerpo de caballeros y diles que vengan aquí. Veamos... Llama a Midas y dile que venga aquí armado con el objetivo de vigilar." (Hifumi)

Cuando la sirvienta aparto su vista de Hifumi al recibir órdenes repentinamente, Imeraria le ordenó que hiciera lo que le dijo.
Después de que la sirvienta saliera del lugar con una reverencia, Hifumi arrojo el paquete, que llevaba encima, sobre la cama. El paquete largo y estrecho se agitaba sobre ella.

"¡...!"

"Oh, se despertó." (Hifumi)

"Esto... ¿Es una criatura viviente?" (Imeraria)

Imeraria instintivamente saltó de la cama y se escondió detrás de Hifumi.

"No hay necesidad de estar tan asustada. Es tu madre después de todo." (Hifumi)

Aunque el cabello de la reina estaba desaliñado y se encontraba desnuda, ella miraba a Hifumi mientras tenía las manos atadas a la espalda y una mordaza en su boca.

"¡¿M-madre?!" (Imeraria)

Cuando Hifumi le quito la mordaza, un grito salió de ella.

"Comportándote de esa manera hacia mí, ¿De verdad crees que esto terminará pacíficamente?" (Reina)

"Hi-Hifumi-sama, ¿Por qué hiciste tal...?" (Imeraria)

Imeraria agarró el brazo de Hifumi. En ese momento, la reina cambió el objetivo de su ataque verbal, sobre lo que pensaba de ese tratamiento, hacia su hija.

“¡Imeraria! ¡Nunca espere que usaras semejantes métodos! Seducir a un hombre para que hiciera algo como forzar a tu madre... Finalmente has mostrado tus verdaderos sentimientos porque estás apuntando a la corona." (Reina)

"Madre..." (Imeraria)

Debido a que su madre le frunció el ceño con una horrible expresión, Imeraria se quedó sin palabras.

"Así es como es. De cualquier manera, ella quiere que el príncipe obtenga la corona de un modo u otro en vez de ti." (Hifumi)

La reina se dirigió una vez más hacia Hifumi, diciendo esto como si fuera el problema de otra persona.

"¡Silencio! ¡Tú, asesino del rey, en verdad eres un criminal! ¡Eres un tonto que pretende ser un noble sin siquiera haber recibido oficialmente el título por parte del rey!" (Reina)

"¿Es eso así?" (Hifumi)

"... Si se trata de la ley del reino, entonces no hay ningún problema con ser nombrado un noble territorial. En cuanto al procedimiento habitual, sólo el rey sería capaz de hacerlo, pero..." (Imeraria)

"En otras palabras, su crítica es irrelevante." (Hifumi)

Aunque Imeraria pensaba “La parte sobre ser el asesino del rey, no es incorrecta.”, como para Hifumi eso era simplemente “Venganza”, el no creía que fuera malo.
Pues bien, la historia que Hifumi conto fue la siguiente: Después de considerar cómo tratar el problema actual de la sucesión del trono, la facción del príncipe decidió realizar una emboscada dentro del castillo. Hifumi se enteró que la reina había ordenado al Primer cuerpo de caballeros asesinar a Imeraria. Por lo tanto, una vez que todo el Cuerpo de caballeros salió de la habitación, el amarro a la reina.
Sin creer en esta historia, Imeraria miró a la reina, pero la reina no lo negó.

"Lo correcto es que Ayperos obtenga el trono. ¡Imeraria, si no fuera poco invitar al castillo a alguien que hundió al país en una crisis, también estas intentando algo tan imperdonable como usurpar el país!" (Reina)

Imeraria se sintió como si estuviera sumida en la oscuridad.
Por el bien de proteger la paz de este país, ella está en desesperación. Para que el país no se separe debido a la pérdida de su rey, ella está pensando frenéticamente. Aunque debería haber actuado.
Después de que su madre se desmayara, por el bien de su aún joven e indefenso hermano, de alguna manera ella llegó hasta aquí, mientras luchaba.

"Entonces, ¿Qué vas a hacer?" (Hifumi)

Imeraria recuperó sus sentidos debido a la pregunta de Hifumi.

"¿Qué? ¿Cómo...?" (Imeraria)

"En estos momentos se siente como si ella fuera tu enemiga más que la mía. Ya que sería molesto si ella siguiera quejándose sobre la usurpación, la traje aquí." (Hifumi)

En lugar de enfadarse, Imeraria se asombró de que Hifumi estuviera preocupado por ella.

"Tal cosa como ser una enemiga..." (Imeraria)

“Ella quiere matarte. ¿Cómo no puedes llamarla enemiga?" (Hifumi)

"Eso es..." (Imeraria)

Imeraria no pudo seguir hablando.

“Además, si la mantienes viva, estoy seguro de que causara un conflicto interno entre tú y la facción del príncipe. La confrontación continuará en la superficie y detrás de las escenas. Los que recibirán el peso de eso serán los sirvientes y los vasallos, en otras palabras, la población." (Hifumi)

En cuanto a las conveniencias de Hifumi, resumiéndolo en una línea, si hay menos movimientos en el país, también será más fácil controlar la ley. Pero él no dijo esto intencionalmente.

"Si ella sobrevive, se pondrá de parte del príncipe de una manera u otra y será un obstáculo para mí, estoy seguro. Si ella no está, también es posible que el príncipe se vuelva obediente. En esa situación, estoy seguro de que serás capaz de establecer el sistema político estable que tanto deseas." (Hifumi)

Imeraria reflexionó sobre ello mientras se mordía el labio inferior hasta el punto en que la sangre salía. Se concentro por un momento y después de consolidar sus pensamientos, ella forzó su voz a salir.

"Es imposible para mí..." (Imeraria)

La expresión de la reina mostró que eso era algo natural, pero en poco tiempo su rostro palideció debido a las siguientes palabras.

"Por lo tanto, quiero dejar la decisión a Hifumi, pero..." (Imeraria)

"¿E-estás abandonando a tu madre?" (Reina)

¿Quién fue la que apuntó a mi vida primero? Pensó Imeraria. Fue una decisión mortificante, pero fue capaz de aceptarlo.

"Entonces no me contendré." (Hifumi)

Hifumi sacó su katana y golpeó el delgado cuello de la reina, que estaba acostada en la cama, con la parte de atrás de su katana.
Al romperle el cuello, la reina murió con los ojos muy abiertos.

"¿Me pregunto si eso realmente fue algo bueno...?" (Imeraria)

"Creo que todavía es demasiado pronto para que puedas decidir eso." (Hifumi)

Hifumi agarro a Imeraria de su cintura y la arrojó al otro lado de la cama.

"¡Kyaa!" (Imeraria)

Ocultando el cadáver de la reina dentro del futón, Hifumi cerro las cortinas del dosel.

“Mantente escondida por un tiempo. Hay varias personas que vienen hacia acá. Probablemente sea el Primer cuerpo de caballeros, que viene a matarte." (Hifumi)

"El grupo de Midas no vino a tiempo, ¿eh?" Hifumi se quejó.

"Tal cosa..." (Imeraria)

Por lo general, el Primer cuerpo de caballeros está obligado a protegerla, que le dijeran que venían a matarla era algo que todavía no podía comprender.

"Como por ahora voy a estar protegiéndote, piensa desesperadamente en cómo quieres cambiar tu entorno y lo que estaría bien hacer después de eso. El asunto de incitar a Pajou; La intención era buena, pero el plan para ejecutarla era incompetente." (Hifumi)

Siendo elogiada repentinamente, Imeraria mostro una expresión de sospecha.

"Sin ese grado de carácter, será imposible que sobrevivas a las guerras que comenzaran después de esto. ¿Me pregunto si querrás exigir tu venganza sobre mí algún día? Si ese es el caso, no mueras en este lugar. Quiero que me muestres tu desesperada voluntad de vivir hasta que tu espada me alcance." (Hifumi)

Apretando los dientes, Imeraria fijo su vista en Hifumi.

"Si, está bien. Cualquier cosa está bien, incluso la ira. Una persona de la misma mentalidad, y con una fuerte voluntad, ciertamente chocará conmigo. Tiene que haber un significado en matarse mutuamente. Tiene que ser agradable." (Hifumi)

Hifumi, fingiendo no ver a Imeraria, balanceo su katana y miró extáticamente al hamon[1].
Después de un momento, los pasos de varias personas se detuvieron frente a la habitación.


Cuando Midas y Sabnak llegaron al dormitorio de Imeraria, después de luchar en el camino, era el momento exacto en que Hifumi estaba saliendo de la habitación.

Hifumi, ya que al fin lucho con un enemigo que mostro algún tipo de resistencia, tenía una expresión verdaderamente refrescada, aunque era de noche.

"Demasiado tarde. Ya me hice cargo de todas las presas." (Hifumi)

"¿Y Imeraria-sama?" (Midas)

“Ella está adentro. Vigilen sus pasos ya que hay cadáveres esparcidos por todas partes." (Hifumi)

Mientras se preguntaba porque Hifumi estaba tan contento, Midas entró en la habitación. Aunque sencilla, la habitación estaba equipada con muebles de primera clase. Pero, había un gran número de cadáveres llenos de sangre extendidos sobre el suelo.
Incluso la miserable figura de la reina estaba entre ellos.

“Escucha las circunstancias de Imeraria. Ya me voy." (Hifumi)

“¿Me voy, dices? ¿A dónde?" (Sabnak)

"A mi propio trabajo.” (Hifumi)

Viendo a Hifumi, que estaba caminando por el pasillo mientras sostenía tranquilamente su katana, Sabnak sacudió la cabeza con una cara llena de asombro.

"¿Con hoy, no se han reducido aproximadamente a la mitad los miembros de los Cuerpos de caballeros? No, espera, el segundo está ausente, así que la disminución es de sólo un tercio." (Sabnak)

"¿Estás bromeando en esta situación? Por favor, lleva a Imeraria-sama a una habitación temporal. Seguiremos patrullando sin cambios hasta mañana." (Midas)

"... Aunque sería bueno si sólo estuviera bromeando." (Sabnak)

Alguien gritó desde el otro lado del pasillo.


"Muy bien, como Hifumi-sama limpiará la basura dentro del castillo real, por favor hagan rondas para que la basura no escape." (Origa)

De repente, llegando a sus oficinas e incluso deteniéndolos, a excepción de los caballeros de servicio, que querían regresar, contra su voluntad, Origa dio a los caballeros reunidos del Tercer cuerpo de caballeros una orden con el pretexto de que era una explicación.
Como todos ellos sabían la posición que tenía la chica delante de ellos, soportaron obedientemente, y como resistirse sería imprudente, no expresaron sus pensamientos de descontento.

"Que... ya es hora de que me vaya a casa..." (Mujer Caballero)

"No está permitido." (Origa)

"No se permite dice..." (Mujer Caballero)

Ya que sus colegas la convencieron de que se rindiera, la caballera se sentó resignada.

"En estos momentos, el castillo está dividido en la facción del príncipe y la facción de la princesa. Y al parecer el Primer cuerpo de caballeros se ha puesto de parte de la facción del príncipe. Ahora, según la explicación de Hifumi-sama, parece muy probable el Primer cuerpo de caballeros se mueva esta noche para asesinar a la princesa." (Origa)

“¿Qué?”

“Nunca creería esa estupidez. Ni siquiera como una broma. Ellos tienen el deber de proteger el castillo real."

Origa palmeo las manos para calmar a los desorientados caballeros.

"En cualquier caso, ya que Hifumi-sama decidió hacer de Imeraria-sama la reina, simplemente morirán los que se vuelvan hostiles. En cuanto al Tercer cuerpo de caballeros, se le dio el deber de detener a aquellos que traten de huir del castillo. Se ubicarán un poco más allá de la puerta del castillo, que está custodiada por el Primer cuerpo de caballeros." (Origa)

Abriendo el abanico plegable, que había sacado desde adentro de su pecho, Origa lo balanceo lentamente para soplarse la cara mientras hablaba.

"P-Pero..."

"Incluso si por órdenes de Lord Touno, comportarnos de manera hostil hacia otro Cuerpo de caballeros..."

Origa interrumpió esas palabras murmurantes, cerrando bruscamente el abanico plegable.

"No es como si fueras hostil, ya eres hostil a ellos. ¿O es que perteneces a la facción del príncipe? Si es así, en lo que respecta a Hifumi-sama, ya eres un enemigo..." (Origa)

Al ver que la mano que sostenía el abanico de hierro comenzaba a llenarse de fuerza, los caballeros mayores salieron adelante.

"¡Por favor espere! Seguiremos la voluntad de Imeraria-sama. ¿No has llamado también al grupo de Midas por ese motivo?

"Muy bien. Además, no hay necesidad de que luchen. Durante el tiempo que Hifumi-sama este limpiando el interior del castillo, estará bien siempre y cuando ninguna persona entre o salga del castillo. También, por favor, ordenen el desorden mañana por la mañana." (Origa)

Cualquier dulzura que salga de su alegre sonrisa será terrible
, pensaron los caballeros.

"Gracias a Hifumi-sama, el Tercer cuerpo de caballeros se ocupará de Imeraria muy de cerca en el castillo real. Probablemente llegaran hasta el punto de ser tratados como un potencial de guerra muy influyente." (Origa)

"Además," Origa continuo.

"Si ustedes son capaces de esforzarse y realizar este trabajo correctamente con una mentalidad de cooperación, entonces Hifumi-sama con gentileza pasará por alto las anteriores acciones del Tercer cuerpo de caballeros, ¿Entienden?" (Origa)

«Aunque yo no los perdonaré», dijeron los ojos de Origa.


De esta manera, el Tercer cuerpo de caballeros se quedó patrullando el castillo real sin dormir hasta la mañana siguiente.




Anterior    | Indice |    Siguiente


[1] Nota Errdex:  La hamon es un dibujo que se forma a lo largo de la hoja, cuando la espada samurái se enfría durante el proceso de temple (yaki-ire). Durante el enfriamiento los cristales martensíticos que se forman en el acero a lo largo del filo se fijan, dando origen a la hamon. Estas partículas duras, llamadas “nie”, se concentran sobre todo en el área inmediatamente inferior a la hamon, llamada ha-saki, y de este modo la convierten en la parte más dura de la katana, capaz de mantener un filo muy cortante durante largo tiempo.  Imagen
Comentarios (3)
-