lunes, 12 de junio de 2017

Summoned Slaughterer. Capítulo 35


Autor: Ido Masayoshi
Traductor ingles: HQ Roxism
Traductor español: Errdex - HunterStars Translation

Celebridad


Después de reorganizar una vez más la defensa de la frontera nacional, Hifumi se retiró a Fukaroru. Dejando descansar a los soldados mientras los lanzadores de lanzas eran reparados y mejorados

Según el pronóstico de Hifumi, si Vichy realmente planea formar un ejército, necesitaría alrededor de un mes antes de que viniera a atacarlos.

Reunir a todas las tropas encargadas de proteger todas sus ciudades llevaría una cantidad considerable de tiempo, y como el líder del estado no está claro, habría disputas sobre quién estaría al mando.

Hifumi pensó en atacar a Vichy mientras organizaba su ejército, pero estaba muy ocupado con el gobierno de Fukaroru. Un par de ciudades-estado situadas dentro de Vichy, pero cerca de Orsongrande, habían venido a demostrarle su lealtad, y era necesario llegar a un acuerdo con ellos.
"Incluso si vienen a nosotros, no podemos aceptarlos incondicionalmente. Pronto continuaremos nuestra guerra con Vichy, así que cualquier negociación tendrá que esperar hasta después de eso."

"Entendido. Se lo comunicaré a los mensajeros."

Origa fue la que interactuó con los mensajeros. Hifumi también podría haberlo hecho, pero como tenía muchas cosas en las que pensar, le dio a Origa ese papel.

Después de todo pueden decidir qué hacer después de la guerra.

"No tengo la capacidad para ser un político. Me alegro de haber decidido entrenar antes de tiempo a esos esclavos para que fueran oficiales civiles. Si ahora tratara de reunir personal, no tendría ni tiempo para dormir."

Después de que Origa se fuera, Hifumi se recostó en el sofá de la recepción.

"Hifumi."

Alyssa gritó, entrando suavemente por la puerta ligeramente abierta.

Aunque esto podría considerarse una violación de la etiqueta, no había ninguna necesidad de que se contuviera, por que Hifumi ya había sentido su presencia. Sin embargo, durante este tiempo Hifumi había estado entrenándola como a una espía, con el fin de hacerla capaz de entrar y salir a un lugar sin hacer ningún ruido.

"Escuche el sonido metálico de la puerta, así que has reprobado."

Ya que Hifumi es muy estricto al calificar, Alyssa aún no había podido recibir una calificación de aprobado.

"Dejando eso de lado, tienes un visitante."

"¿Quien?"

"Bueno... Es Kasha."

Así que ella vino. Sin dejar que Alyssa lo viera, Hifumi se burló.



"Ehh, las noticias sobre tus logros han llegado a la capital. Escuche que repeliste al ejército de Vichy sin sufrir ninguna baja."

"Aah, ya veo."

Después de pasar a la recepción, Kasha estaba sentada frente a Hifumi, pero la conversación no progresaba.

Dentro de la pesada atmósfera, Hifumi observaba a la tranquila Kasha como si pudiera ver a través de ella.

"…… ¿Así que?"

"Bien... Em..."

Cuando se estaba poniendo nerviosa, la puerta se abrió y Origa entró.

"Alyssa me dijo que había un visitante..."

Al ver a Kasha, Origa se detuvo instintivamente, e inmediatamente perdió la sonrisa en su rostro.

"Así que estás aquí. Toma asiento."

Hifumi deliberadamente no mencionó en qué asiento debía sentarse, ni hizo ningún gesto con las manos.

Como Origa eligió sin dudar sentarse al lado de Hifumi, Kasha mostró un poco de tristeza.

"Entonces, ¿Qué asunto tienes aquí?"

"B-bueno, ya ves... Como una aventurera estoy bastante limitada trabajando sola, y asociarme con alguien más ahora se siente un poco..."

"Después de recibir un gran favor y abandonar egoístamente, ¿Crees que Hifumi te dejará volver?"

"Uuu..."

Hifumi estaba en silencio escuchando la conversación. Pero si continuaba, Origa seguiría lanzando acusaciones unilateralmente contra Kasha, y esta acabaría siendo echada. Por lo que decidió que ya era hora de ayudarla.

"Bueno, "Acepta a los que vienen a ti, y no persigas a los que se van", eso dicen. Realmente no me importa contratarte de nuevo. Después de todo, nos falta mano de obra."

"¡Hifumi!"

Al ver que Hifumi la aceptaba como si nada hubiera pasado, Origa se enfrentó a él para protestar, pero Hifumi puso su mano sobre la suya para calmarla.

"Tus responsabilidades han aumentado considerablemente. Si es un conocido cuyas habilidades conoces, debería ser más fácil dividir el trabajo, ¿no? Además, también tenemos la próxima batalla. No quiero que trabajes demasiado."

"Hifumi..."

Como Hifumi se estaba preocupando por ella, y le estaba sosteniendo la mano, Origa se sonrojó.

Es una persona fácil de entender, pensó Hifumi, mientras Kasha sospechaba de él, por decir esas amables palabras.

"Bueno, no te reintegraré en el ejército territorial. Tener a alguien que abandonó su puesto dándoles órdenes sería amargo para ellos, ¿Verdad?"

"Incluso si no es así, tenemos que tener en cuenta la moral de las tropas", Hifumi dijo eso mientras sonreía.

"Por el momento, haré que seas mi guardia y mi secretaria, así que, por favor, dame una mano. Te prepararemos una habitación en la mansión."

"Gra-gracias. Haré todo lo posible, así que por favor cuídame."

"Bien. Hay mucho trabajo por hacer, así que trabaja duro."

Antes de salir de la habitación con Origa, Hifumi llamo a una sirvienta y le pidió que le mostrara a Kasha su habitación.

"Es importante satisfacer las expectativas de la otra parte, al menos en cierta medida."

Aunque Origa no entendía lo que Hifumi quería decir, comprendió que sus acciones estaban respaldadas por su confianza en algo, así que no dijo nada más.



Las noticias sobre la aniquilación de la unidad de persecución de Vichy fueron transmitidas rápidamente al comité central por uno de los soldados que huyeron.

Al escuchar la noticia, los miembros del comité que se reunieron para hacer frente a la situación se mantuvieron tranquilos.

Tomando en cuenta la información que han obtenido acerca de Hifumi, no era un misterio que haya podido repeler a tan solo 300 soldados perseguidores. Sin embargo, estaban descontentos por perder soldados debido a una idiotez.

"Fue un error de cálculo por parte del comandante designado. Pero no tiene sentido culpar a un hombre muerto."

"Aunque ahora sabemos qué armas están usando, así que, ¿No estaría bien pensar en esto como un reconocimiento para la operación de recaptura total?"

"Después de todo, sólo eran algunas tropas que obtuvimos de pequeñas ciudades. Ese tipo de soldados son capaces de perseguir, pero no son lo suficientemente buenos como para utilizarlos en un campo de batalla real."

Incluso antes de que Debordo llegara como mensajero, Vichy ya había decidido resistirse, por eso todos aceptaron con calma que iban a pelear.

"En todo caso, ese nuevo vizconde... Hifumi, ¿Verdad? Ese hombre es peligroso."

"Si lo miras desde otro punto de vista, si ese Hifumi muere, ¿No pararíamos a Orsongrande?"

"Pero la carta fue firmada por la princesa Imeraria, ¿verdad?"

Entre ellos, había dos que habían visto antes a la princesa Imeraria. En ese entonces les había dado la impresión de que era una chica que no estaba relacionada con la política y que era amable con el pueblo. Pero estos últimos acontecimientos en Orsongrande les han estado enviando señales mezcladas.

No sabían si era porque se había dado cuenta de algo después de la muerte del rey, o porque encontró a Hifumi, pero ella ha estado ignorando al príncipe que se supone heredaría el trono, y moviendo el país proactivamente.

"De cualquier manera, como dijo el anciano, si podemos detener a Hifumi, podríamos terminar esto sin una reconciliación mutua"

"Como el objetivo es alcanzar una cierta cantidad de ganancias militares, necesitamos planear cuándo solicitar un diálogo."

"¿Y cuántos soldados enviaremos?"

En respuesta a esa pregunta, el sirviente que tomaba notas distribuyó un documento a todos los miembros.

"15,000, ¿eh? Los soldados de Orsongrande que detuvieron nuestro avance en Ródano son los soldados territoriales del vizconde, con la seguridad fronteriza, serían unos 200 en total. ¿15,000 no es muy excesivo?"

"100 de ellos aplastaron a nuestros 300 soldados y salieron ilesos. También tenemos que dejar personal en las ciudades recapturadas, así que no diría que es excesivo."

"Es mejor tener cierta flexibilidad, pero... ¿No estamos simplemente desperdiciando dinero?"

Cuando se dijo eso, las dudas comenzaron a aparecer en la cabeza de los miembros del comité.

(¿Qué es lo que quiere conseguir Orsongrande atacando a Vichy? ¿Para expandir su territorio?, su razón oficial es la retribución, pero esto es demasiado severo como para ser una cuestión de honor.)

De ninguna manera podrían imaginar que fue a causa de un irreparable conflicto existente entre Imeraria y Hifumi.

"No importa cuánto nos apresuremos, reunir a las tropas tomará alrededor de 3 semanas. Después de eso, habrá que organizarlas en unidades, por lo que necesitaremos alrededor de un mes antes de que la operación de recaptura se pueda iniciar."

"Hmm. Hasta entonces, será necesario seguir recaudando información. Que molesto."

Frente a la mayor reunión de tropas desde la fundación de Vichy, el comité estaba en un estado de ánimo apasionado. En ese lugar en el que normalmente se movían buscando beneficios, maldiciéndose unos a otros, sus deseos de victoria por encima de los beneficios irónicamente fue lo que los unió.

Hasta ahora, las discusiones de la comisión nunca se habían realizado suavemente, así que tenían una extraña sensación de satisfacción.

"Bueno, pues, lo único que queda es depositar nuestras esperanzas en nuestros soldados."

Todos asintieron y la reunión terminó.



La habitación que le mostraron a Kasha estaba en el mismo piso que las de Origa y Alyssa.

La habitación estaba equipada con una espléndida cama, y un pequeño escritorio. El tamaño de la habitación era al menos tres veces mayor que la habitación en la que vivía en la posada de la capital real.

"De alguna manera, es como si estuviéramos viviendo en mundos diferentes."

Después de que se sentó en la cama y murmuro eso, la sirvienta que le había mostrado la habitación la llevo a un recorrido por la mansión, según las instrucciones de Hifumi.

Debido a que la mansión sufrió una completa reestructuración, el primer piso ahora tenía un par de salas de conferencias y oficinas, y, además, para facilitar el paso a través de la entrada, esta también recibió una expansión.

El interior era ahora una recepción, con cinco miembros del personal trabajando uno al lado del otro.

"Parece un gremio, cuando trabajan de esa manera, pero ¿Qué están haciendo?"

"Según las instrucciones de Hifumi, estamos registrando a todos los ciudadanos y estamos obligando a reportar nacimientos, muertes y matrimonios. El mostrador de recepción está ahí para hacerse cargo de eso."

La sirvienta respondió en voz baja, pero por su manera de hablar se podía ver el respeto que tenía por Hifumi.

"¿No es difícil hacer todo eso?"

"Si informan que alguien nació, o se casó, les damos un poco de dinero de felicitación, y en caso de que sea una muerte, reciben algunas condolencias monetarias. Al principio, todo el mundo tenía dudas al respecto, pero después de haber vendido generosamente las obras de arte de la mansión y de que los miembros del personal mejoraran su recepción, escuche que la mayoría de los ciudadanos lo recibieron favorablemente."

"Ya veo…"

A aquellos que no entendían de que servía todo eso, los miembros del personal les explicaban con una sonrisa en sus caras. Para la vieja que vino a reportar la muerte de un pariente, un miembro del personal le estaba expresando sus condolencias con una sonrisa, mientras derramaba lágrimas.

Kasha no podía verlo, pero detrás del mostrador estaban los escritorios de Kaimu, Burokura y Paryu, comprobando que trabajaran duro. Por eso, incluso si eran torpes, los miembros del personal hacían todo lo posible.

Al ver que Hifumi era amable con la gente, Kasha observo un lado de él que no había visto antes.

Pero, ¿No es esto sólo un camuflaje de algún tipo? Ella cambió su atención hacia sus dudas llena de expectativas.

Si Hifumi no era una mala persona, Kasha no sería capaz de hacerlo.

"Bueno, entonces te mostrare el segundo piso."

Después de que le mostraron las oficinas y los espacios de almacenamiento, Kasha regresó a su habitación, y se tiró sobre la cama.

El nivel de injusticia ha caído drásticamente, y sin provocar caos, un sistema imparcial, pero exhaustivo, fue impuesto de manera bien organizada. Incluso Kasha entendió todo eso.

Aunque eso es lo que parece, Hifumi podría tener algún objetivo aterrador en mente, pero después de hablarle cara a cara, en ese momento Kasha no pudo encontrar nada para criticarlo.

Como Pajou estaba segura de que sólo la existencia de Hifumi sería el principal factor causante de guerras, ella buscó la cooperación de Kasha.

En aquel entonces, después de escuchar a Pajou, y por la conmoción que recibió cuando Origa optó por quedarse al lado de Hifumi en lugar de volver con ella, aceptó.

Pero en realidad, ella pensaba que el gobierno que Hifumi estaba haciendo era bueno.

Sacudiendo la cabeza, Kasha disipó sus dudas.

"A menos que Hifumi haga algo irrazonable, no actuare. Si pienso en demasiadas cosas innecesarias y soy expulsada, todo habrá sido para nada. También debería hablar con Origa, y tratar de reconciliarme con ella."

Además, ella tenía que comenzar a trabajar al lado de Hifumi desde mañana. Conseguir una oportunidad mejor que la esperada para observar a Hifumi fue un golpe de suerte. Ahora, lo único que tenía que hacer era trabajar duro para que no sospecharan de ella.

Tratando de deshacerse rápidamente de la fatiga del viaje, Kasha durmió hasta que fue llamada para la cena.



"¿Los barrios pobres?"

"Sí. La creación del registro familiar está casi terminada, pero hay un problema con el orden público en los barrios bajos, por lo que es difícil para los funcionarios civiles entrar."

Origa explicó a Hifumi la información que recibió de Paryu, el oficial civil a cargo del registro familiar, mientras se sentaba junto a su escritorio. Pero no dirigió su mirada a Kasha que estaba junto a él.

Kasha había estado tratando de ponerse en contacto con Origa varias veces, pero fue rechazada bruscamente.

"Así que hay un área como esa."

"Mientras la ciudad sea de cierto tamaño, siempre habrá barrios bajos. Incluso la capital real los tiene."

El sistema político, aparte de no haber creado un registro familiar, tenía un montón de gente que se veía obligada a salir del entorno de una vida cotidiana normal, debido a la delincuencia y la pobreza. Especialmente en este mundo donde si salen de la ciudad y se alejan un poco de la carretera, la posibilidad de ser atacado por un monstruo aumenta considerablemente.

Esclavos y personas sin dinero huyen de cosas como la delincuencia, entrando en el bajo mundo, que, en sí, emplearía a sus habitantes.

Cada día, la gente se está muriendo, pero la misma cantidad de gente nueva está llegando.

"Hay muchos aspirantes a aventureros, por lo que habrá personas realizando trabajos sombríos que el gremio no aceptaría. Al igual que los chicos de "Serpiente escondida" que mataste en la capital real. Esa clase de gente viene en su mayoría de los barrios bajos."

"Según la información recopilada por personas de toda la ciudad, parece que hay un grupo que gestiona esos barrios. No sabemos cuáles son sus números, pero están involucrados en cosas como robos y secuestros."

Por ahora, parece que están actuando con un perfil bajo para poder captar la actitud del nuevo señor.

Había habido patrullas de un par de soldados antes, pero cuando los habitantes de esos barrios vieron a los soldados, entraron en sus chozas y, al parecer, no salieron.

No sabían cuán grande era la población allí, pero si los barrios bajos se quedaran solos, ¿No volverían a surgir en la ciudad y cometerían crímenes?

"Si recibo tu permiso, iré a resolver ese problema."

"¿No es un poco peligroso...?"

La mirada de Origa hizo que Kasha se callara.

"Origa, acércate un poco a Kasha. Podría darles trabajos en donde necesiten trabajar juntas. En cuanto a la limpieza de los barrios bajos, yo lo haré."

"No puedo estar causándote problemas..."

"Origa."

Después de interrumpir a Origa diciendo su nombre, Hifumi la miró directamente y sonrió.

"Este es mi trabajo, y es algo que quiero hacer."

"… Entendido."

Poniéndose de pie, Hifumi ató su katana a su cintura, y se puso un manto encima de su ropa habitual.

Esto fue algo enviado desde el castillo real, y demuestra que eres el señor de un territorio. En el hombro izquierdo tiene el escudo de la familia real, y en el hombro derecho está el escudo recién diseñado de la familia de Hifumi. Este es un símbolo con los dibujos de una katana y una kusarigama.

"Me voy a los barrios pobres. Las veré después"

Después de ver a Kasha, y la reverencia de Origa, Hifumi salió de su oficina con un movimiento de su manto.

Mientras revisaba en su mente el sistema para poner rápidamente el territorio en orden, Hifumi pensó en el probable contraataque de Vichy. Si sus estimaciones eran correctas, sólo tenían un mes.

"... Debo empezar a hacer los preparativos en serio."

Mientras Hifumi se preparaba cuidadosamente, sintió la misma excitación que en la lucha en Ródano.

Esta vez, ¿Serán 10,000? o ¿20,000? Por lo menos, no me aburriré. Además, debido a la influencia de Pajou, las tropas de Imeraria también podrían unirse.

Eso sería bueno, así que vamos a darles una oportunidad.


Hifumi sonrió mientras caminaba con pasos ligeros, como una hermosa chica que no podía calmarse antes de una cita. Los miembros del personal en el primer piso que vieron salir a Hifumi, tuvieron el agradable pensamiento de que, que el este de buen humor era algo agradable.



Anterior    | Indice |    Siguiente

1 comentario:

  1. Que este de buen humor es agradable?dependiendo de que lado estes claro........

    ResponderEliminar

Escribe tu opinion, sugerencia o queja del contenido para ayudarme a mejorar en las proximas publicaciones.