viernes, 21 de abril de 2017

Summoned Slaughterer. Capítulo 31


Autor: Ido Masayoshi
Traductor ingles: Infinite Novels Translation
Traductor español: Errdex - HunterStars Translation

Este amor

Hifumi recibió una notificación para regresar a la capital por una ceremonia informal de conferimiento de nobleza.

Tal simplicidad está bien, ¿eh? Según el mensajero, esto era normal durante las guerras. Se podría decir que en este caso era una razón oficial.

“Creo que no hay necesidad de regresar del frente. Usted podría considerar esto como nada más que una regulación.” En realidad, esta parece ser la primera vez que Hifumi recibe un titulo nobiliario por este método.

"Maa, en estos momentos Pajou se dirige hacia el castillo, dudo que ella quiera que la acompañe." (Hifumi)

Aunque Hifumi pudo adivinar vagamente el motivo de Pajou, no planeo actuar de ninguna manera especial.

Ya que no consideraba a Orsongrande como un enemigo o como un aliado, no le importaba particularmente el camino que eligieran.

El estado siendo él mismo, Hifumi se había convertido oficialmente en el señor feudal del territorio central del vizconde de Fukaroru. La mansión del anterior señor feudal de Fukaroru se había vuelto su residencia desde ese momento.

Ya que Hifumi no se preocupaba tanto por el lugar donde vivía, decidió usar todas las habitaciones sin remodelarlas, por lo que las nuevas sirvientas que había contratado sólo tuvieron que hacerse cargo de limpiarlas.

A pesar de que Hifumi dijo que para el sería suficiente usar una habitación como la de los sirvientes, Sabnak lo convenció de que si el señor feudal se encontraba en tal situación, los cuartos de los sirvientes terminarían reduciéndose aún más. De esa forma, el resultado fue que Hifumi utilizaría la habitación que Hagenti usada.

Además, Origa y Alyssa también recibieron una habitación en la misma mansión del anterior señor feudal.

Las dos obtuvieron las habitaciones que originalmente fueron usadas por los familiares del anterior señor feudal. Alyssa eligió rápidamente una extravagante habitación, pero estaba extrañamente sorprendida de que aun con sus circunstancias estuviera siendo atendida por las sirvientas.

Por otra parte, desde que Origa regresó a Fukaroru, se ha mantenido tan cerca de Hifumi que podría parecer que fuera su secretaria. Ella deseaba poder obtener la habitación que esta al lado de la de el. Por eso realizaba sus trabajos enérgicamente.

Aunque una parte de la fuerza expedicionaria regresó a la capital, la mayoría de las más de 80 personas se quedaron atrás.

Al realizar una revisión de la organización que tendrían durante la guerra, se decidió que se dividirían en cuatro grupos los cuales serian los encargados de proteger el territorio, mantener el orden público y realizar todo tipo de actividades. También idearon una manera sencilla de realizar una rotación de personal para dejarlos descansar y además, decidieron reclutar nuevos soldados dentro del territorio.

Alyssa fue asignada como la encargada del ejército mientras que Origa fue contratada para manejar los asuntos civiles. Por el bien de las cosas Hifumi decidió implementar este sistema, al menos por el momento.

Por cierto, debido a que Alyssa no estaba segura de si podría manejar a las tropas ella sola, una chica llamada Miyukare, que originalmente era una funcionaria civil en la capital y que era parte de los esclavos que fueron comprados para ser oficiales civiles, fue asignada como su asistente.

Todas estas decisiones fueron tomadas y notificadas antes de salir de Fukaroru. Por lo que después de llegar, estas fueron realizadas inmediatamente.

Y ahora, delante de Hifumi, cuatro esclavos estaban sentados en un escritorio realizando con entusiasmo una prueba escrita.

El objetivo de esto era ver los resultados para determinar si podían ser asignados.

Dado que Miyukare ya había sido nombrada la asistente de Alyssa, sólo los cuatro restantes tuvieron que someterse a esta evaluación.
Si fallaban esto afectaría sus futuros, todos ellos estaban desesperados.

"Muy bien, ya es hora. Todos suelten sus plumas." (Hifumi)

El sonido de las plumas escribiendo se detuvo y aunque no se sabía quién era, el sonido de una desesperada respiración podía ser oído.

Como solo eran cuatro personas, Hifumi recogió las hojas de papel y las reviso rápidamente.

"Está bien, maa, supongo que está bien. Todos ustedes trabajaran como funcionarios civiles y estarán bajo mi control directo." (Hifumi)

Después de revisar las respuestas de la prueba, Hifumi arrojó los papeles encima del escritorio y los miró a todos mientras hablaba.

"Estoy tan contenta..." (Esclava)

Una sola chica murmuró eso mientras los demás se mostraban aliviados.

“Pues bien, ahora les explicaré sobre la forma de administración de esta ciudad. Como no es una ciudad de escala significativa, no es viable hacer algo que no sea una estructura simple. Los cuatro ustedes y Miyukare, tendrán una posición de liderazgo en la administración de esta ciudad con Origa como su superior. Como ustedes saben, Miyukare será asignada a la administración de las tropas. Dependiendo de la situación, ella tendrá el deber de mediar con ustedes la administración. Kaimu y Burokura se ocuparan de la administración del presupuesto así como de la recaudación de impuestos. Paryu se encargara de crear un registro familiar. El lado de la administración relacionado con el comercio y la industria será realizado por Doelgar. Estaré contratando personal de manera constante, así que los dividiré apropiadamente y se los asignaré." (Hifumi)

"Esto... ¿Qué es un registro familiar?" (Paryu)

La chica más joven de entre los esclavos, Paryu, levantó la mano.

"Ah, ahora que lo dices, aun no te lo he explicado." (Hifumi)

Hifumi había escuchado de Sabnak sobre el sistema tributario de este mundo.

De cada agricultor en una aldea se recolectaría alrededor de la mitad de su cosecha anual.

De los comerciantes se recaudaría anualmente una cantidad fija de dinero dependiendo de la escala de su negocio y la mercancía con que trate.

Y en cuanto a la población en general, un miembro del personal recaudaría anualmente un impuesto de capitación dependiendo de la ciudad.

Hifumi dijo que de esa manera se dejaban muchos agujeros, ya que había pocas personas que supieran calcular, pero Sabnak expresó con confianza que este nivel de recolección de impuestos estaba en el límite de lo posible.

"Ese trabajo consiste en investigar dónde vive una persona y recopila esta información. En realidad, debido a que obviamente no hay ningún concepto de las direcciones, la mayor parte del personal será enviado por primera vez y estarán bajo tu supervisión. Después te explicare los detalles, pero básicamente tendrán que enumerar todas las parcelas de tierra y las casas de la ciudad. Además comprobarán quiénes viven allí y qué clase de ocupación tienen. Y luego tendrás que entregarle esta información al grupo de Kaimu. Esta será la información básica que utilizaran para recaudar los impuestos." (Hifumi)

También les explicó que la eficacia de los servicios de administración estaba basaba en la información obtenida de los informes sobre el nacimiento y la muerte de los ciudadanos.

Aunque Paryu tenía un rostro que mostraba que lo entendía o que tal vez no, después de escuchar su explicación asintió con la cabeza.

"Se me ha dado el trabajo de 'Administrador del comercio y la industria', pero, ¿Qué tendría que hacer?" (Doelgar)

La siguiente pregunta vino de Doelgar, un hombre de mediana edad con un barbudo rostro.

"Generalmente se hace un gremio para cada tipo de industria. Cada artesano y establecimiento debe ser coordinado a través de ellos, estos gremios les darán instrucciones en función de la situación en que se encuentre esa industria y organizaran la administración. Además, las personas que estén desempleadas serian enviadas a los lugares apropiados, que no tienen suficientes manos, y funcionaran como mano de obra administrada por los gremios. "(Hifumi)

"Ya veo." (Doelgar)

Doelgar parece haberlo entendido rápidamente.

"En poco tiempo llegarán varios esclavos enanos a Fukaroru. Como ellos son capaces de producir algunas cosas, podremos distribuir los bienes que se convertirán en nuestra especialidad, a través de los gremios hacia los mercados del país. Te dejare a cargo de todo lo que respecta a eso.” (Hifumi)

"Lo he entendido." (Doelgar)

Además de las cosas como la recaudación de impuestos y la tasa de dichos impuestos, les explicó en detalle todo lo que planeo poner en práctica durante la guerra. Tan pronto como se obtuviera la información del registro familiar, se anunciaría el cambio del sistema tributario (Sistema de recaudación de impuestos).

Con el fin de darles reconocimiento, cada uno de ellos tendrá una habitación privada en la mansión del señor feudal para que la utilicen como su oficina y se les asignara una sirvienta exclusiva.

Todos estaban sorprendidos por el tratamiento que no era diferente al de un noble.

"Pueden interpretarlo como que sus trabajos tienen este nivel de exigencia e intensidad." (Hifumi)

Después de estas palabras algunos se asustaron mientras otros mostraron determinación.

Ese día los enanos llegaron a la ciudad, prepararon sus herramientas para participar en la construcción y observaron los planos que les fueron entregados mientras recibían todas las explicaciones necesarias. Las instrucciones que recibieron eran sobre la construcción de nuevos edificios como las casetas de policía, en las que a diferencia de las estaciones de policía se podía asignar una pequeña cantidad de guardias para así mejorar la seguridad de la ciudad.

Hifumi normalmente caminaba por toda la ciudad enérgicamente.

Aunque el es el nuevo señor feudal, aun caminaba por la ciudad a pie. Al principio los habitantes de la ciudad estaban desconcertados, pero después llegaron al punto en que lo saludaban mientras gradualmente memorizaban su rostro.

Aunque Hifumi pensaba sinceramente que eso era molesto, al considerar que fue él el que proporciono el dinero y los suministros para la guerra, era inevitable que su posición en lo que respecta a los asuntos gubernamentales mejorara.

"De alguna manera su actitud se ha vuelto un poco más suave." (Origa)

Origa sonrió mientras preparaba té negro para Hifumi.

Excepto durante el trabajo, Origa siempre está a mi lado, Hifumi pensó esto al darse cuenta de ello.

"¿Es eso así? Maa, como me he convertido en el señor feudal, no hay ningún tipo que quiera ir contra mí. Además, Vichy tampoco ha hecho nada. Aunque sería irritante que todo continuara tan pacifico como ahora, muy pronto habrá una gran guerra de todos modos. Creo que es divertido prepararse para eso." (Hifumi)

Sin embargo, es un hecho que ya se había cansado de todos esos días de paz.

Mientras pasaba su tiempo dentro de la mansión dirigiendo los asuntos del gobierno aunque no estaba acostumbrado a ello, Hifumi sintió que el olor de la batalla desaparecía gradualmente.

Una vez más sintió esa sensación similar a la angustia de no poder matar que tuvo cuando vivió en la tierra durante diez años.

"Esto... Alyssa me conto algo." (Origa)

Al escuchar la voz de Origa su conciencia regreso de su profundo pensamiento.

"¿Qué?" (Hifumi)

"Fue sobre el asunto en que Hifumi-sama le envió una carta al gobierno central de Vichy pidiendo que le entregue a Beirevura. Muchas gracias." (Origa)

Últimamente Alyssa conversa frecuentemente con Origa, supongo que ella se lo dijo.

Aunque tampoco estaba planeando ocultarlo.

"Todavía no sabemos qué tipo de efecto tendrá. No hay garantía de que Vichy actué obedientemente. Por lo que no hay necesidad de agradecerme por algo así." (Hifumi)

"Incluso si no hay resultados, aceptaré con mucho gusto la situación. Por eso, um..." (Origa)

Con una cara profundamente sonrojada, Origa trató de decir algo aunque estaba inquieta, pero no era capaz de convertirlo en palabras.

Cuando la veo así, aunque es apropiado para una chica de su edad, por alguna razón recientemente término agotado, Hifumi no consideró en absoluto su propio género.

"Será mejor que no continúes con ese asunto." (Hifumi)

"¿Eh?" (Origa)

"Soy un hombre. Estoy feliz por tus sentimientos. "(Hifumi)

Hifumi instó a Origa a sentarse en el sofá de la recepción y se sentó frente a ella.

"Pero, te compré, cuando eras una esclava, te volví mi esclava. Además, tampoco he podido cumplir tu venganza. Maa, supongo que para Kasha todo eso ya estaba bien. Aunque no diré que estoy cerca de cumplir con tu venganza, ¿No es esta la parte donde frecuentemente se obtiene la impresión equivocada sobre algo? "(Hifumi)

"¡No hay tal cosa!" (Origa)

Origa, pensando que sus sentimientos eran negados, comenzó a derramar lágrimas.

"Cálmate. Como todavía no me he acostumbrado a este mundo, se puede decir que no he pensado en querer tener una relación así. Es por mi propia conveniencia. Lo siento." (Hifumi)

Cuando vio a Hifumi disculpándose, Origa rápidamente suprimió sus sentimientos.

"T-Tal grado de disculpa hacia mí, ¡Hifumi-sama, por favor, deténgase!" (Origa)

“No me desagradas. Pero, en la situación actual, no pienso ir más allá de eso. Es cierto... una vez que el caso de Vichy haya sido resuelto, tendré tiempo para que hablemos tranquilamente. Sin embargo, eso solo será si para ese momento tus sentimientos no han cambiado." (Hifumi)

Aunque la forma en que Hifumi lo dijo mostraba señales de que fuera una broma, Origa lo tomó en serio.

"Entiendo. Como mis sentimientos no cambiarán, le probaré que soy una mujer adecuada para estar al lado de Hifumi-sama. Por lo tanto, ¿Podría por favor mirarme? "(Origa)

"... Entendido" (Hifumi)

¿La respuesta de Hifumi por el momento era suficiente para ella? Después de recuperar su sonrisa, Origa se inclinó y salió de la habitación para volver a su trabajo.

Hifumi, que se quedo solo, desenvainó su Katana y comprobó la hoja de la espada.

Entonces observo que no había ningún rasguño en la hoja. Esto se había convertido en su rutina diaria.

Amante, matrimonio, ¿eh? Aunque no pensé en estas cosas cuando estaba allá, ahora que me he convertido en un noble, ¿Me pregunto si en alguna parte hay una joven mujer que se este acercando para acurrucarse conmigo como en los libros que he leído? Como se trata de una historia que se escucha frecuentemente, ¿Me pregunto si mi propio personaje se sentirá amigable al casarse con Origa o alguna otra compañera? ¿Dejaría de matar a la gente? (Hifumi)
Vivir de otra forma que no sea matar o ser asesinado, si termino cambiando de tal manera, eso seria aterrador.

Cuando llegué a este mundo, pensé que llegaría a sentir miedo por primera vez.

Pero ciertamente no esperaba que mi primer temor fuera sobre las relaciones con las mujeres
, Hifumi se estaba burlando de si mismo.

Actualmente Hifumi no poseía nada que fuera importante para él.

Ya fuera la nación o su ciudad, era capaz de abandonarlas en cualquier momento. Si tuviera que sacrificar a la población, dependiendo de la situación, no tendría ninguna duda en hacerlo.

Cuando Kasha se fue, sólo pensó que las personas utilizables habían disminuido en uno sin demostrar ningún sentimiento afectivo.

Con Pajou y Sabnak era lo mismo, aunque estuvieran cerca de él tenía la intención de matarlos si hacían preguntas innecesarias o se volvían sus enemigos.

¿Me pregunto si de verdad existe una chica que quiera convertirse en la novia de un tipo como yo...? (Hifumi)

O, me pregunto, si que se vuelva mi esposa no es posible, ¿Se convertiría en una apreciada compañera?

Quisiera tener un hijo si es posible...


"Detente, vamos a parar. Seguir sólo me hará sentir deprimido. "(Hifumi)

Como era inevitable que se preocupara de esas cosas sin tomar ninguna decisión, continuó sumergiéndose en su trabajo.

Aparentemente no sólo Thorn es capaz de trabajar rápidamente, sino que es algo que se puede decir a toda la raza de enanos.

Los esclavos enanos que Hifumi le compro a Uraru comenzaron a realizar el trabajo que les fue asignado desde el primer día que llegaron a Fukaroru.

Uno de los miembros del equipo de desarrollo exclusivo del territorio, el líder de los esclavos enanos, Pruflas, dividió a 10 enanos en varios grupos y los hizo trabajar duramente en la fabricación.

Como 15 enanos son los que fueron comprados, el resto estaba trabajando en la construcción de la ciudad.

El área de fabricación era un taller extenso que fue comprado para utilizarlo en eso.

Al ver la figura de Hifumi llegando, Pruflas corrió hacia él.

"Oh, señor feudal-sama." (Pruflas)

"Parece que el trabajo está progresando." (Hifumi)

A pesar de que sólo había pasado un día desde que el trabajo había comenzado, ya había varios productos alineados en el taller.

"No, en absoluto. Desde que aceptamos la asignación de tan agradable trabajo, estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo. Después de convertirnos en esclavos, aunque nos preguntábamos si trabajaríamos en las minas hasta la muerte, ahora podemos producir cosas que no hemos visto hasta ahora, ni esto ni aquello. Todos hacemos esto para agradecer al señor feudal. Ahora, por favor, ¡Confirme si hemos podido seguir sus instrucciones adecuadamente!" (Pruflas)

Siendo guiado por Pruflas, Hifumi comprobó los productos en turnos.

Producidas de acuerdo a las instrucciones de Hifumi, allí había ballestas y armas parecidas a grandes armas de proa[1]. Estas se hicieron con el objetivo de que fueran capases de disparar simples lanzas de madera en lugar de flechas.

Para que se pudieran producir grandes cantidades en poco tiempo, en lugar de hacer flechas, la mejor opción eran las lanzas ya que estas podían hacerse rápidamente simplemente cortando madera.

Además, también había vagones del mismo tamaño de un automóvil de tamaño estándar.

Aunque era problemático explicarlo adecuadamente para que pudieran producirlo, juzgó que la máxima prioridad era dar instrucciones para aumentar los medios de transporte, ya que era indispensable para impulsar la industria.

El mecanismo para mover el extremo superior e inferior del mango era simple. También tenía una sola barra instalada para controlar los frenos.

"Aunque puedo entender sobre las armas, ¿Qué quiere hacer con este carro llamado "Vagón"? Ciertamente, es fácil moverlo solo con dos personas aunque este tenga una carga pesada, pero de acuerdo con los planos este no proporciona una función para doblar." (Pruflas)

"Elaboraremos un tren exclusivo. Para decirlo con precisión, colocaremos dos barras una al lado de la otra y lo colocaremos encima de ellas. De esa forma hará las curvas de acuerdo con la curvatura de las barras. "(Hifumi)

"Ya veo" (Pruflas)

"¿No has terminado ya la prueba de movimiento? Enviaré un poco de personal como apoyo, así que construye dos carriles alrededor de toda la ciudad." (Hifumi)

Hifumi le entregó un dibujo de toda la ciudad. Este mostraba unas líneas trazadas cerca de las partes dibujadas de las carreteras.

"¿Hay dos?" (Pruflas)

"Es conveniente tener uno en sentido contrario. Será una forma popular de viajar barato. Estimulará el movimiento de personas y bienes en toda la ciudad." (Hifumi)

"Qué inesperado, esta considerando a la población de la ciudad." (Pruflas)

Ante la exagerada aceptación de Pruflas, Hifumi rió refrescantemente.

"Es diferente. Después de esto, tendremos que hacer más carriles con segmentos separados que se dirijan de esta ciudad a otros lugares. En dirección a la frontera nacional. "(Hifumi)

"¿En la dirección de la capital real, no?" (Pruflas)

"Obviamente no. ¿No se utilizarán éstos para transportar rápidamente materiales para la guerra? Bienes y personas también. Solo eso ya es ventajoso para prepararse rápidamente”. (Hifumi)

El joven señor feudal habló de cosas peligrosas mientras sonreía alegremente. Pruflas se quedo sin palabras.

¿Este es el rumoreado héroe que llaman "Caballero de la espada delgada"? (Pruflas)

En cuanto a Pruflas, en vez de un héroe, sintió algo más terrible.

Pero, pensando en su propia posición, no había nada que pudiera hacer sino mostrar su habilidad. Por lo que actuó como si no hubiera escuchado las ultimas indicaciones de Hifumi y renovó su actitud.

Aunque tenía el presentimiento de que esta ciudad se convertiría en un campo de batalla algún día.



Anterior    | Indice |    Siguiente

[1] Nota Errdex: Al parecer es una ballesta parecida a las romanas. Muchas gracias a la alma generosa que me dijo esto

5 comentarios:

  1. Hey! Primero es la reforma agraria luego la primera revolución industrial y luego la segunda revolución industrial no alteres el orden >:v

    ResponderEliminar
  2. La nota 1 se refiere a las balistas similares a las romanas

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el capitulo :D

    Es diabolico.XD

    ResponderEliminar

Escribe tu opinion, sugerencia o queja del contenido para ayudarme a mejorar en las proximas publicaciones.